3 Mentiras sobre el colesterol


Hoy quiero traerte a la luz 3 mentiras que nos han estado vendiendo sobre el colesterol. Cosas que son falsas; MetabolismoTV existe para traerte la verdad, así que vamos hablarte con detalle de las 3 mentiras principales que nos han estado tratando de vender por todos los medios de publicidad para que necesitemos los medicamentos para el colesterol.

El conocimiento general es que el colesterol es malo, tener el colesterol alto es malo; nos han vendido 3 mentiras. La primera mentira es, vamos a desenmascararla así, lo primero que hay que saber es que realmente el cerebro, que es la parte suya más importante porque digamos que de ahí se dirige todo lo que pasa en el cuerpo, todo lo que funciona. El cerebro está hecho principalmente de colesterol; si usted tiene poco colesterol usted no va tener cerebro, pero para colmo el colesterol también es la sustancia con la que se fabrican todas las células. Todas las células de su cuerpo, la pared de las células, lo que llaman la membrana está construida de colesterol, sino toda el agua del cuerpo se desparramaba en el piso. Así que no se puede construir una célula sin colesterol. No hay ninguna parte de su cuerpo que se pueda construir, excepto los huesos, sin colesterol, todo menos los huesos usan colesterol.

Lo otro que hay que saber es que el colesterol es la base de construcción para las hormonas más importantes como el estrógeno. La hormona que hace que la mujer sea femenina, se hace del colesterol, pero los hombres, el hombre es hombre, macho, no pueden ser machos si no tienen testosterona. La testosterona, la que los hace bien machos está hecha de colesterol, y para colmo el cortisol, la cortisona que fabrica el cuerpo para la inflamación está hecha de colesterol y así prácticamente todas las otras hormonas que son esteroides, están hechos de colesterol; o sea que usted no podría ni siquiera tener hormonas en el cuerpo, ni tampoco tendría ninguna sexualidad si no fuera por el colesterol.

Nos han estado vendiendo desde el año 1970, nos han estado vendiendo todo el tiempo la idea de que el colesterol es malo, el colesterol es malo, el colesterol es malo; entonces nos venden un montón de medicamentos; estatinas que son Simvastatin, Lipitor, Statin, todas terminan con estatinas, estatin. Todos esos medicamentos nos han estado vendiendo con la idea de bajar el colesterol.

Hay 3 mentiras asociadas a este tema del colesterol que ya salieron a la luz.

La primera mentira es, que el colesterol daña el corazón. Está comprobado que el colesterol no daña el corazón. Definitivamente no le hace daño al corazón, de hecho no consumir suficiente colesterol sí le hace daño a su corazón; el hígado, ya se descubrió que el hígado, que es el órgano más importante para mantener el balance hormonal, la glucosa, la desintoxicación del cuerpo, el hígado, para el hígado es tan importante el colesterol que si usted come poco colesterol, el hígado produce más y si usted consume mucho, el hígado produce menos. O sea que el hígado siempre está regulando el colesterol, porque sabe, el cuerpo sabe que si no tiene suficiente colesterol, no puede producir ni siquiera las hormonas, así que el colesterol definitivamente que no daña el corazón.

Se nos ha vendido la idea que el colesterol tapa las arterias, ¡No es verdad tampoco!, es verdad que si una persona se muere y hacen una autopsia, se van a encontrar dentro de la arteria, ¡Colesterol!!!. ¿Por qué está ahí?, no está ahí porque lo esté tapando, está ahí, porque una arteria es como un tubo y eso tiene una pared que se llama el endotelio, endotelio es la pared de adentro.

Cuando esa pared se inflama, hay inflamación, el cuerpo lo que hace es que empieza a traer colesterol y el cuerpo empieza a acumularlo para tratar de reparar esa pared rota y que no se rompa; o sea el cuerpo utiliza el colesterol como un tipo de cemento para corregir la inflamación y llega un momento que la inflamación es tal que empieza a tapar y entonces se tapa, pero se tapa por la inflamación, nos tapa porque el colesterol vino ahí a taparlo, está tratando el cuerpo con ese colesterol de corregir la inflamación que usted le está causando por tener los niveles de glucosa muy altos por comer demasiado pan, harina, arroz, papa, dulce, helados, todo ese tipo de alimentos que les dispara la glucosa para arriba y causa inflamación. Cuando causa inflamación daña la pared y cuando daña la pared, el cuerpo no tiene más remedio que usar el colesterol para tratar de reconstruir el área y por eso es que después lo encuentran ahí.

Y el último es que nos han dicho que el colesterol acorta la vida, ¡es falso!, ya hay estudios que demuestran que las personas que menos duran son los que tienen el colesterol más bajo y los que más duran son los que tienen el colesterol más alto, está al revés.

Entonces, ¿de dónde salió esta información?. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, hizo un pronunciamiento oficial en el 2015, es un documento que se llama la “Evidencia DGAC”, lo puede usted buscar en internet, la Evidencia DGAC es la evidencia de la decisión que tomó el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, de finalmente declarar inocente al colesterol. Después de 40 años de que nos están vendiendo la idea de que el colesterol es peligrosísimo, finalmente admiten que no es dañino.

Esta evidencia que promulgó el departamento de agricultura de Estados Unidos, contradijo totalmente a la Asociación Americana del Corazón, el American Heart Association, los contradijo totalmente. Contradijo también al Colegio Americano de Cardiología, que es el American College of Cardiology, y lo hizo el pronunciamiento, el Comité Asesor de Guías Alimentarias. Principalmente el que dirige ese comité es el Dr. Steven Nissen, cardiólogo, que es especialista en el corazón y llegó al pronunciamiento oficial del Departamento de Agricultura de Estados Unidos de decir ¡El colesterol no es peligroso!, estábamos equivocados, llevamos 40 años diciéndole a usted una cosa que no es correcta. Claro, eso ha dado excusa para vender estatinas y medicamentos que hacen daño al cerebro, que dañan el corazón, que son realmente peligrosos de verdad.

Para colmo el Dr. George V. Mann que es el doctor que dirige el estudio Framingham. ¿Qué es el estudio Framingham?, el estudio Framingham es el estudio más importante, de más duración que está en la historia de los Estados Unidos. Este estudio corre en el pueblo de Framingham en Massachusetts, y ese estudio básicamente viene corriendo desde el año 1948, hasta todavía en el 2017 está corriendo y ese estudio tiene 5200 y pico, 5200 personas que viven en ese pueblo, que los revisan con su estado de salud, del corazón, desde 1948. Han pasado ya por 3 generaciones, prácticamente todas las decisiones importantes que se han hecho. Por ejemplo, que si la aspirina ayuda para combatir el ataque al corazón, se hicieron en base al estudio Framingham. Que si el colesterol era malo, lo hicieron a base de ahí, todas esas decisiones importantes que se han hecho sobre el corazón, sobre evitar los ataques al corazón, se hicieron en base al estudio Framingham.

El Dr. George Mann, nos dice, ahora en el 2015, a la luz de esta evidencia nos dice: “Grasas saturadas y colesterol en la dieta no son la causa de la enfermedad coronaria”. Entonces señores, esa es la verdad. Olvídese del tema, cómase los alimentos con colesterol, lo que tiene que tener cuidado, que es lo que ha puesto en evidencia el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, es que lo que hace daño es el azúcar, es el pan, es la harina, es el arroz, es el exceso de carbohidratos refinados.

Lo que nosotros venimos diciendo de estos alimentos tipo E, esto es lo que hace daño, esto es lo que hay que controlar. Si usted hace una dieta 3×1, una dieta como esto, así donde usted dice ¾ partes del plato son alimentos tipo A y ¼ es de los tipo E, que son los que suben la glucosa, usted va a tener bajo el colesterol, alto el colesterol bueno que es el HDL, bajo el colesterol supuestamente malo que es el LDL y usted no va tener ningún tipo de problema. Y esto se los comento mis amigos, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo