3 tipos de estrés que te hacen bien


Hoy quiero compartir contigo información que tiene que ver con el hecho de que todo el estrés no es negativo hay tipos de estrés que son positivos y que te hacen bien.

Pensaríamos que todo el estrés es malo, pero la realidad es que todo el estrés ¡No es malo! Sabemos por lo que hemos aprendido del metabolismo que el sistema nervioso central autónomo está a cargo del cuerpo y que desde el cerebro se controla esto a base de que parte del sistema, es sistema nervioso pasivo y parte del sistema es excitado.

El sistema nervioso excitado tiene que ver con pelear y correr, con ponerse alerta, le quita a uno el sueño, le sube la presión, te tensa los músculos, baja la circulación, reduce el sistema inmune por lo tanto no se enferma más y luego está el sistema nervioso pasivo que tiene que ver con relajarse, dormir, ponerse romántico, poder digerir correctamente y los dos lados son igual de importantes para el cuerpo. Claro, cuando estamos viendo condiciones de severo estrés lo que se activa es el sistema nervioso excitado y eso cuando es un estrés muy, muy severo pues produce hasta cáncer.

Así que vamos a ver cuáles son los tres tipos de estrés que son positivos, que puede sacarsele provecho, que rompen la regla de que todo el estrés es malo:

  1. El primero es el estrés del ejercicio. El ejercicio pues es un estrés porque tienes que forzar al cuerpo hacer ciertas cosas que el cuerpo de momento no quiere, que no están acostumbrado, tienes que hacer más rutinas, más repeticiones, más peso, más tiempo de correr, más tiempo de ejercitarte, sudar, pero cuando ese ejercicio se hace y tú haces al cuerpo pasar por ese estrés, el cuerpo aprende de eso y se sobrepone; por lo tanto quieres desarrollar un buen cuerpo, quieres desarrollar una buena salud, quieres alargar la vida está comprobado que si haces ejercicio ¡Lo logras! Así que es un tipo de estrés que puede ser estrés en el momento que lo estás haciendo, pero tiene un efecto positivo.
  2. El otro estrés es el estrés de lo que llaman ayuno intermitente. El ayuno intermitente es el estrés de no comer las tres comidas del día, donde tú vas a tomar el reloj y dices OK, voy a estar 16 horas sin comer y solamente por 8 horas tengo una ventana para comer. Cuando uno hace ayuno intermitente uno está educando al cuerpo a que guarde suficiente glucógeno, que es glucosa en el hígado, que es una glucosa de reserva y deja una ventanilla de unas 8 horas para comer. Quiere decir que por ejemplo uno se acuesta a las 10 de la noche, ya a las 10 de la mañana tiene 12 horas, a las 2 de la tarde tiene 4 horas más; ahora tiene 14, pues uno dice ok pues voy a empezar con 14 horas que no comí y a las dos de la tarde voy a comer y tengo para comer 8 horas. Así que digo como de 2 de la tarde a 10 de la noche, ese es mi periodo de comida. Cuando estás haciendo ayuno intermitente estás forzando al cuerpo a usar sus reservas, a crear reservas y ya se descubrió porque dieron hasta un Premio Nobel basado en esto, se descubrió que el ayuno intermitente te extiende la vida. O sea que la gente que más dura son la gente que pueden hacer un ayuno intermitente, porque el intermitente afecta lo que llaman los telómeros que son esa parte que está en el DNA genético y te extiende la vida. La gente que ayuna dura más e inclusive el ayuno intermitente te aumenta el sistema inmune que es el sistema de defensa contra el cáncer y demás.
  3. Y el tercer estrés que también es beneficioso es un baño de agua fría, un baño de agua fría sobre todo cuando tú lo haces 60 grados Fahrenheit o 15 grados Centígrados o Celsius que está friito, cuando te das un baño así por la noche antes de dormir te lo das frío, que esté el agua fría así 60 grados Fahrenheit o menos o 15 Celsius o menos, cuando te das ese baño frío al cuerpo de inicio le da un shock. ¿Por qué le da un shock?, porque ahora va a activar el lado excitado, el frío lo activa; pero automáticamente el cuerpo compensa activando al lado pasivo, esa noche vas a dormir mejor, esa noche vas a tener un sueño más placentero, porque al tú activar el lado excitado obligaste al cuerpo a que el cuerpo hiciera lo contrario. Por lo tanto una de las formas más efectivas que hay de uno descansar bien es darse un baño bien frío. Pasas ese mal rato ahí pero al momento tu cuerpo dispara la acción contraria y duermes como un bebé y amaneces descansado o descansada.

Así que aquí tienes ejercicio es estrés positivo, ayuno intermitente estrés positivo, baño de agua fría estrés positivo. Las 3 te producen bienestar. Así que todo lo que causa estrés no siempre es malo y esto te lo comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo