Aceite De Coco, ¿Dañino o Beneficioso?

Tenemos dos personas que nos han comentado en Metabolismo TV sobre el tema de el aceite de coco, reciente. Una persona que se llama Lowry nos dice: “¿El aceite de coco puede afectar tu hígado?” La pregunta es si puede afectar el hígado. Y otra persona que se llama Emelyn Vásquez dice: “¿Qué hay de cierto de que el aceite de coco puede aumentar el colesterol?” Vamos a redondear estas dos preguntas en una sola contestación.

Para efecto de aclararlo bien, bien, vamos a enseñar aquí el amigo coco; estamos hablando del aceite de coco. El aceite de coco sale del coco y entonces es un aceite que tiene unas propiedades específicas que se explican de forma extensa en el libro El Poder del Metabolismo. Hay dos capítulos específicos en el libro El Poder del Metabolismo que hablan sobre el aceite de coco. Uno del aceite de coco como tal y hay otro capítulo que habla de un producto que nosotros usamos que se llama Coco 10 Plus que es un producto hecho a base de aceite de coco y de una enzima que aumenta el oxígeno que se llama CoQ10, pero eso se explica mejor en el libro.

Contestando la pregunta número uno. Vamos a mirar un momentito la pregunta número uno de si el aceite de coco le hace daño al hígado. El hígado es un órgano que está al lado derecho del abdomen y es un órgano que es el órgano más grande que hay después de la piel. El hígado es lo que desintoxica todo en el cuerpo. Ahí se desintoxican todos los químicos, todos los colorantes, todos los preservantes, en el hígado es que inclusive se guarda la azúcar para cuando uno no ha comido para que el cuerpo pueda sobrevivir. Cuando usted pierde el hígado lo perdió todo porque es uno de los órganos más importantes que tiene el cuerpo. O sea un cáncer en el hígado es mucho más difícil de combatir que un cáncer en cualquier otra parte, porque el hígado es vital a la existencia del cuerpo.

El aceite de coco es una grasa saturada. Una grasa saturada quiere decir que la molécula de grasa pues tiene mucho hidrógeno pegado en todas las puntas. Es una molécula que está rodeada de hidrógeno y una molécula que no reacciona al oxígeno, o sea si usted coge aceite de coco es tan saturado que es como la grasa de cerdo. La grasa de cerdo usted la puede dejar ahí y no se daña, no se pudre. Usted puede tener grasa de cerdo guardada 3 años o 4 y sin refrigerar y no se daña porque está saturada. Saturada quiere decir que la molécula está tan tapada de hidrógeno que no hay por donde el oxígeno pueda entrar para dañarla, para oxidarla.

El aceite de coco es como eso, una grasa saturada, igual que la grasa de cerdo, pero ahí acaba la similitud. El aceite de coco es bien distinto a la grasa de cerdo, pero bien distinto. La molécula de grasa de cerdo es una molécula bien grande, bien larga, que tiene mucho, mucho, y tiene hasta 132 uniones. La molécula del aceite de coco es cortita, tiene 8, y es lo que llaman un triglicérido de cadena media. Es una grasa bien cortita. De hecho es tan cortita que el cuero humano no pasa ni siquiera trabajo para digerirla. O sea no es como la grasa de cerdo. A todo el mundo le cae bien el aceite de coco al punto que el aceite de coco lo utilizan para las fórmulas de bebés, para las fórmulas de darles a los bebés para mezclarles con la leche de bebé.

Entonces para contestar la pregunta. El aceite de coco tiene un efecto sobre el hígado, pero el efecto que tiene sobre el hígado es un efecto beneficioso, distinto a lo que sería la grasa de cerdo. El aceite de coco como tal lo que hace es que beneficia el hígado porque es un tipo de aceite que el cuerpo lo utiliza de energía, no lo utiliza para construir grasa; o sea cuando usted toma aceite de coco el cuerpo no puede utilizar ese tipo de grasa corta, que es el triglicérido de cadena media, el aceite de coco no lo puede utilizar para construir grasa. Usted no puede engordar, es lo que le quiero decir, tomando aceite de coco.

Muchas de las personas que tienen sobrepeso u obesidad padecen de lo que llaman hígado graso. Un hígado graso no es otra cosa que un hígado que está lleno de grasa. Está lleno de grasa, está tapado, no filtra bien y no desintoxica bien. El aceite de coco combate el hígado graso porque el aceite de coco levanta el metabolismo y cuando levanta el metabolismo lo primero que pasa es que se quema la grasa. Cuando se quema la grasa el hígado deja de estar hígado graso y entonces ese hígado funciona mejor. Así que el aceite de coco lo único que puede hacerle al hígado es mejorarlo.

Ahora, vamos a tomar el otro tema. Nos preguntó otra persona de qué hay de verdad de que el aceite de coco sube el colesterol. Pues déjeme decirle que el que piense que el aceite de coco sube el colesterol hay que empezar por decirle que no sabe qué es lo que es el colesterol. El colesterol es una sustancia que se fabrica en el hígado. El hígado humano fabrica colesterol, entre otras sustancias. Hace cientos de sustancias, pero una de las sustancias principales que fabrica el hígado es el colesterol. ¿Por qué fabrica colesterol? Porque todas las células en el cuerpo, todas, meno los huesos, todas las células del cuerpo, que son 30 trillones de ellas, necesitan colesterol para construir sus paredes. No se puede construir una célula sin colesterol. O sea que el colesterol es esencial a la vida.

De hecho, los que somos hombres somos hombres porque tenemos testosterona, que es la hormona masculina que se fabrica del colesterol. Las que son mujeres son mujeres porque tienen mucho estrógeno y el estrógeno se fabrica del colesterol; o sea que el colesterol es esencial a la vida. No existirían ni los sexos ni las diferencias de sexo si no existiera el colesterol. El colesterol es vital. Ahora, el hígado es el que produce el colesterol. El 85% del colesterol que está en la sangre es producido por el hígado, solamente el 15% de lo que nosotros comemos. En otras palabras, usted puede no comer colesterol, pero si come alimentos que crean colesterol pues entonces usted va a tener mucho colesterol aunque no coma colesterol.

Explicamos en el libro El Poder del Metabolismo hay un capítulo que se llama La Verdad Sobre el Colesterol y le está explicando de dónde sale el colesterol. Pues si usted come mucho pan, mucha harina, mucho arroz, mucha papa, mucho dulce, mucha azúcar, el colesterol le va a subir por las nubes aunque usted no coma nada con colesterol porque todos esos alimentos, carbohidratos refinados, el hígado los convierte en colesterol. Obligado, los va a convertir en esos 85% de colesterol. Entonces, el colesterol es una sustancia que es vital al cuerpo y que se produce en el cuerpo humano y en el cuerpo de los animalitos. Las plantas, los vegetales, en el reino vegetal no existe el colesterol.

Las plantas tienen clorofila, que es lo que les da el verdor, que es lo que les da el color verde. Las plantas no tienen colesterol. No existe ni una sola planta, nada que crezca en la tierra en el planeta Tierra que produzca colesterol. Por lo tanto decir que el aceite de coco, que viene de una planta, de la mata de coco, de la palma de coco, decir que sube el colesterol es falso porque tú no puedes subir el colesterol con algo que no produce el colesterol. El aceite de coco no sube el colesterol. Todo lo contrario, lo reduce.

Déjeme decirle, yo entiendo la pregunta porque yo he visto médicos, doctores que no saben esto y piensan que, como el colesterol, como el aceite de coco es una grasa saturada, pues la confunden con la grasa saturada de la grasa de cerdo, pero son dos grasas completamente distintas. De la misma forma que la gente antes pensaba que todo el colesterol era malo, pensaba que todo el colesterol era malo. Después se supo que hay un colesterol malo y hay un colesterol bueno. Pues lo mismo pasa con el aceite de coco. El aceite de coco es una grasa buena. La grasa de cerdo no necesariamente es buena si se combina con muchos carbohidratos. Así que básicamente no hay problema con aceite de coco. Lo único que le va a traer son beneficios. Y esto se los comentamos porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo