Aceites que engordan y aceites que adelgazan


Hoy quiero hablarte de la diferencia, del efecto que tienen distintos aceites en el metabolismo de tu cuerpo. 

En mi libro El Poder del Metabolismo, ya venía hablando de los beneficios del aceite de coco, el aceite de coco lo llevo usando más de 10 años con unos resultados buenísimos, de hecho nosotros utilizamos en las operaciones nuestras uno que se llama COCO-10 PLUS, que lo utilizamos simple y sencillamente primero porque es orgánico y segundo porque al añadirle la enzima CoQ10 que fuerza al cuerpo a quemar la grasa metiendo oxígeno, pues tiene efectos digamos espectaculares.

Me estuvo muy interesante ver este estudio, porque este estudio refleja científicamente la diferencia entre los distintos aceites, específicamente los aceites, la diferencia entre el aceite de coco y el aceite de soyaHoy en día se ha puesto muy de moda el aceite de soya, es un aceite muy barato, muy económico y lo venden como algo muy natural, pero vamos a ver los resultados. Este estudio que me estuvo muy interesante fue publicado en el Journal of Lipids, quiere decir el Jornal de estudio clínicos de grasas, los lípidos son grasas.

Este estudio se publicó en el 2009 y era un estudio donde se seguían medidas a 40 mujeres, a esas 40 mujeres se le siguió las medidas de sus resultados usando 2 tipos de aceites distintos por un total de 28 días. El estudio compuso lo siguiente, tomaron 20 mujeres y les dieron a tomar todos los días en su dieta, 2 cucharadas de aceite de coco y a las otras 20 mujeres les dieron a tomar 2 cucharadas de aceite de soya.

Entonces, ¿Qué se descubrió?, al final de los 28 días, los resultados, lo que reflejaron fue, que las que tomaban aceite de coco, 2 cucharadas al día, habían tenido un reducción en la grasa abdominal la grasa abdominal es la grasa de la barriga, la grasa de la panza, es la grasa más difícil, así que básicamente tomar aceite de coco se ve que reduce la grasa abdominal; sin embargo las que tomaron 2 cucharadas de aceite de soya tuvieron un aumento de la grasa abdominal. El estudio reflejaba que el aumento no era muy grande, en las personas que tomaban aceite de soya, pero era un aumento, cuando que la reducción era bastante marcada en las personas que tomaban aceite de coco; así que ahí puede ver hasta la diferencia de qué efecto tiene el aceite de coco contra el aceite de soya medido en un cuerpo humano y tomando el efecto dentro de la grasa abdominal.

Ahora, lo otro que encontró el estudio, que tiene que ver mucho con la salud es que las que tomaban 2 cucharadas de aceite de coco tuvieron un aumento en el colesterol bueno, el que se llama HDL. El colesterol bueno es el que está ligado a evitar el cáncer, mientras más alto tenga su cuerpo el colesterol bueno, menos incidencia de cáncer usted va a tener. Hay estudios que reflejan eso que lo he mencionado en otros episodios de MetabolismoTV.

Así que el aceite de coco, 2 cucharadas de aceite de coco produjo un aumento en el colesterol bueno que es el que protege del cáncer, sin embargo las 2 cucharadas del aceite de soya en las personas que lo estaban utilizando, pues produjo una reducción en el colesterol bueno, en el HDL, quiere decir que aumenta el riesgo de cáncer. Esto se puede entender bastante fácil, porque el aceite de coco, ya hemos visto en episodios anteriores que quema grasa, pero no solamente quema grasa, ayuda a la función de la tiroides, limpia hongos, limpia parásitos, mata bacterias, inclusive tiene un efecto antiviral, o sea que se usa para combatir virus como el herpes, lo han utilizado con los pacientes con déficit de inmunidad como los pacientes de SIDA, por ejemplo en países como Japón, como Filipinas utilizan médicamente el aceite de coco para tratar de bajar la colonia de virus que ataca a un paciente de AIDS o de lo que llaman SIDA (Síndrome de Deficiencia Inmunológica).

Así que por otro lado el aceite de soya, la soya ya sabemos, que está en el libro El Poder del Metabolismo, que la soya afecta la tiroides, o sea que el cuerpo, todo el metabolismo se dirige desde la tiroides, la soya tiene un efecto negativo sobre la tiroides, porque la soya tiene lo que llaman goitrógenos y eso hace que se baja la producción de hormona T4, luego la hormona T3 y se afecta la tiroides.

Como la tiroides es la que controla el metabolismo, hace lógica que cuando una persona está usando aceite de soya, pues va tener más grasa abdominal y también va tener una reducción en colesterol bueno, porque toda persona que tenga hipotiroidismo que es afectada la tiroides, va tener una reducción al colesterol bueno y va tener un aumento en el colesterol malo. Así que ahí lo tienen, el aceite de coco contra el aceite de soya. ¡Ganó el de coco! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo