¿Agua Mineralizada o Agua Regular?

Quiero contestar otra pregunta de otro amigo que nos escribe, el amigo Daniel nos escribe en Metabolismo TV, nos encanta recibir sus preguntas porque esta pregunta nos da la oportunidad no solamente de contestarla, sino de que otras personas también se enteren de la información y de esa forma cumplimos con la misión de Metabolismo TV que es educar.

El amigo Daniel nos dice: “Me gustaría saber ¿qué hay con las aguas mineralizadas? Se restringe la ingesta de refrescos o gaseosas”, eso es obvio porque a la hora de adelgazar, hay que reducir la ingesta o eliminar la ingesta de refrescos o gaseosas, pero el agua mineralizada no contiene azúcar, ni derivados ¿se puede consumir regularmente? La contestación es sí, sin ningún tipo de problema.

Ahora, quiero explicar un momentito más para aquellos que están viendo este episodio. El agua de por sí es vital para adelgazar, no se puede adelgazar, no se puede mejorar el metabolismo, si uno no consume suficiente agua y sabemos que nosotros usamos una formula en el libro El Poder del Metabolismo, donde decimos que el peso de una persona en kilogramos por ejemplo dividido por 7 nos dice cuantos vasos le toca al día, digamos pesa 70 kilogramos, se divide por 7 le tocan 10 vasos al día. Pesa 140 kilogramos lo divide por 7 le tocan ahora 20 vasos, o sea que la cantidad de vasos de agua depende del tamaño del cuerpo, si es en libras se divide por 16, digamos la persona pesa 160 libras, se divide por 16 le tocan 10 vasos de agua, pesa 320 libras lo divide por 16 son 20 vasos de agua, o sea que la cantidad de agua es relativa al tamaño del cuerpo.

Eso hace una lógica y es lo que hemos visto que funciona porque si una persona tiene un apartamentito pequeño, pues con un cubito pequeño lo limpia, pero si una persona tiene una mansión con 6 u 8 cuartos, pues tiene que usar mucho agua para limpiarla. Con esa misma lógica de sentido común porque hay más arterias, mas capilares, mas tóxicos para sacar. Mientras mas grande es el cuerpo más agua necesita. Ahora, el agua mineralizada no tiene realmente ningún problema, porque no tiene sabor, lo que hace que el cuerpo se confunda y es lo que se explica en el libro El Poder del Metabolismo, es que cuando hay algo que se echa al cuerpo que si tiene sabor, hay unos sensores en la pared del estómago que sienten el sabor y cuando sienten el sabor, obligan a la pared del estomago a producir ácido hidroclórico por lo tanto acidifica, porque el cuerpo lo trata como si fuera un alimento.

Por ejemplo, si usted toma agua y le echa un poquito que sé yo, de Crystal light o de otro sabor, pues el cuerpo va a creer que es alimento y como es alimento va a producir ácido hidroclórico va a acidificar el proceso. Ahora, si usted toma pura agua y no tiene un sabor predominante por decir, el agua mineralizada no tienen ningún sabor predominante, pues no se produce exceso de ácido hidroclórico, por lo tanto no se acidifica y le puede beneficiar. Las personas que tienen un sistema nervioso excitado, que lo hemos hablado en otros episodios, que es un sistema nervioso acelerado, que tiene problemas para dormir, que duermen liviano, que la grasa les cae mal, que la carne roja muchas veces les cae mal, que están un poquito así como ansiosos. Ese tipo de cuerpo se beneficia mucho del agua mineral, porque el agua mineral es alcalina y como es alcalina y el cuerpo de un sistema nervioso excitado, es ácido. Se beneficia súper bien.

Así, que no tiene ningún problema, el tipo de ácido que contiene el agua mineralizada es ácido carboxílico, ácido carbónico, es un tipo de ácido que lo que ayuda es a activar los minerales que están en el agua. De la misma forma que su cuerpo produce ácido, el hecho de que se tome su agua mineralizada no tiene ningún tipo de problema, así que continua disfrutándola y siempre y cuando que no la mezcles con otro sabor y otra cosa, la va a poder disfrutar porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo