Ajo milagroso


Hoy quiero hablar sobre las propiedades del ajo; ¡Señores, el ajo es milagroso! Cuando hablamos de ajo, estamos hablando de este alimento, de esta planta, de esta especie que tiene efectos más que comprobados científicamente y a través de miles y miles de años se ha sabido que el ajo es muy, pero muy beneficioso.

En la historia, nos cuentan los historiadores que los egipcios, los antiguos egipcios les daban todos los días ajo a sus esclavos y lo hacían muy inteligentemente porque habían notado que si alimentaban a sus esclavos que eran los que utilizaron para hacer las pirámides, eran esclavos los que utilizaban, si les daban 3-4 dientes de ajo por día, los mantenían saludables y los podían seguir utilizando.

Entonces el ajo ha tenido una historia muy rica en curación, inclusive el maestro Hipócrates, el padre de la medicina, en el año 456 antes de Cristo utilizaba el ajo para tratar el cáncer uterino; o sea que el cáncer en el útero de la mujer el utilizaba el ajo para eso; es curioso que 2 mil años después se descubre que el ajo de por sí tiene unas cualidades anti cáncer en algunos tipos de cáncer y uno en los que tiene esas cualidades es precisamente en las células de cáncer uterino. 

Así que esa observación que hacía el maestro Hipócrates, el padre de la medicina, allá 456 años antes de Cristo, pues era una buena observación muy lógica; el ajo tiene antifungales, antifungal quiere decir que mata hongos.

Nosotros por ejemplo que trabajamos dentro de los sistemas NaturalSlim, en distintos países, trabajamos con suplementos para limpiar el hongo cándida que es un hongo, uno de los suplementos lleva un compuesto bien concentrado de una forma de ajo que es muy concentrado en su agente activo que se llama allium, el allium es el agente activo del ajo que es bien fungicida; entonces se usa un ajo bien concentrado en combinación con otros suplementos como orégano y demás para que de una forma natural matar el hongo cándida y que el cuerpo se limpie de hongo.

Cuando el cuerpo se limpia de hongo, pues entonces la persona tiene un buen metabolismo, adelgaza con facilidad, se le desaparece la sinusitis, las migrañas, los picores en la piel y todo eso desaparece cuando uno limpia el hongo cándida y uno de los agentes principales para eso es el ajo, el ajo de por si es antifungal.

Ahora, el ajo también tiene unas cualidades de antibiótico, antibiótico quiere decir que mata bacterias. Por ejemplo en la Primera Guerra Mundial todavía no se había descubierto la penicilina y cuando a una persona lo iban a amputar o lo amputaban, pues para evitar una gangrena o algo que se infectara, lo que hacían era que frotaban grandes cantidades de una pasta de ajo y el ajo contiene dentro un agente, el ajo es una fuente principal de azufre, el azufre es la fuente de muchos medicamentos distintos que se producen del azufre, el azufre de por si dentro del cuerpo sufre una transformación con las enzimas naturales del cuerpo y se vuelve antifungal y antibiótico.

Ahora, el ajo tiene otra acción y es que el ajo también reduce la presión, es decir que baja la presión; cualquier persona que tenga alta presión, hay estudios que se han hecho, donde la persona empieza a consumir 1, 2, 3 dientes de ajo al día y la presión de forma natural va empezar a bajar.

De hecho para las personas que padecemos de baja presión, como yo, que padezco de baja presión porque tengo un sistema nervioso pasivo, las personas del sistema nervioso pasivo padecemos de baja presión, cuando las personas del sistema nervioso excitado tienen tendencia a la alta presión, yo tengo un sistema nervioso pasivo, por lo tanto padezco de baja presión, tengo que consumir más sal, más sodio para levantar la presión de mi cuerpo, pero para mí tipo de cuerpo que es pasivo no se recomienda mucho el uso del ajo porque la baja más todavía; sin embargo yo no puedo parar de comer ajo, porque me encanta, así que compenso comiendo un poquito más de sodio para entonces compensar la presiónEl ajo tiene ese efecto que baja la presión. 

Se sabe que tiene un efecto anti cáncer, no en todas las células cancerosas sino en algunas, por ejemplo en las células de cáncer uterino, se ha visto estudios que se han hecho donde básicamente tiene un efecto que para el cáncer, así que tiene muy buena acción en ese sentido. El ajo también tiene un efecto anticoagulante, todas esas personas que tienen que estar tomando Coumadin, Warfarina, medicamentos que se usan para que la sangre no se coagule, pues el ajo tiene un efecto anticoagulante.

Cuando una persona tiene muchos coagulantes en el cuerpo, que la sangre tiene tendencia a coagularse, a hacer embolias, a producir ataques al corazón, porque esos coágulos tapan las arterias, pues si la persona empieza a consumir ajo, pues va a notar que hay un examen de sangre, hay un examen de sangre que mide lo que llaman las fibrinas, la fibrina es una proteína que produce el cuerpo para tapar las cicatrices, cuando uno tiene una cicatriz, eso está lleno de fibrina, usted se da un tajo y enseguida empieza a salir fibrina .

Esa fibrina también hace coágulos, hace coágulos en la sangre, así que una forma de medir cuánto se está coagulando la sangre es midiendo el contenido de fibrina, mientras más bajo tenga el contenido de fibrina, pues menos coagulación hay y más líquida está la sangre, se sabe que cuando una persona consume ajo, está demostrado que se reduce la fibrina, por lo tanto eso es lo que hace que la sangre se pone más líquida, penetra por más áreas y hay menos posibilidades de coágulos que puedan producir un ataque al corazón.

Ahora, hay estudios que se han hecho sobre el tema del ajo, el ajo de por si es bien medicinal. Por ejemplo hay un estudio que hizo el doctor Arun Noria de Tagor Medical College en Udaipur en India; en ese estudio se tomaron 432 personas que eran sobrevivientes de ataques al corazón y se midieron usando ajo por 3 años. De esas 432 personas, la mitad, 216 les empezaron a dar de 6 a 8 ajos por día y a los otros 216 les dieron lo que llaman un placebo, un placebo es algo que parece que es, pero no es; y es que les dieron algo para tomar que tenía el olor a ajo, pero no era ajo, es como un pequeño engaño, un placebo.

Entonces se vieron en esas 432 personas que los que consumieron ajo a través de 3 años tuvieron 32% menos ataques al corazón, o sea recurrencias de ataques al corazón y los que consumieron ajo de verdad, que usaron de 6 a 8 dientes por día tuvieron 45% menos muertes que el grupo que estaba consumiendo el placebo que era solamente con olor a ajo; o sea que definitivamente el ajo es algo milagroso, es algo muy medicinal, que reduce la posibilidad de cáncer, que baja la presión, que tiene un efecto antibiótico y es muy muy recomendable. Puede que el ajo no sea muy romántico para besitos y cosas de esas, pero en realidad es muy beneficioso. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo