Antibióticos reducen el largo de vida


Quiero hablarles hoy de estudios recientes que se han publicado que demuestran que el uso de los antibióticos cuando es continuo, por más de 1 mes, 2 meses, reduce, se ha podido demostrar que reduce el largo de vida.

Esta información salió de un estudio reciente, de hecho es un estudio que lleva muchos años corriendo, es un estudio que se hizo, Nurses Health Study, el estudio de las enfermeras de Estados Unidos, es un estudio que siguió a 37,516 mujeres de 60 años a más, desde el 2004 las estuvo siguiendo hasta el 2012, tardó unos años después en lo que pudieron analizar todo eso porque era un seguimiento de muchas, muchas personas. Lo que descubrieron fue que el uso de antibióticos por 2 meses o másen las mujeres que usaron antibióticos por 2 meses o más dentro de esas 37,516 mujeres, se descubrió que 27% más de ellas tuvieron muertes por todas las causas, todos los tipos de causa de muerte aumentaron en un 27% para ese grupo que estuvo consumiendo antibióticos por 2 meses o más. Se descubrió también que el 57% era 57% más muertes por problemas cardiovasculares, o sea problemas del corazón, o sea que este estudio que lo dirigió el doctor Yoriko Heianza del Tulane University School of Public Health, pues básicamente lo que demostró es que los antibióticos reducen el largo de vida.

Ahora, fíjense que nosotros cuando pensamos en el cuerpo, pues pensamos que hay especialistas del intestino, especialistas del cerebro, especialistas del hígado, especialistas de los riñones, pero la realidad señores es que el cuerpo es uno solo, y como es uno solo trabaja al unísono y de forma integral. Observe que tenemos el estómago, le sigue el intestino empieza el intestino delgado, luego viene el intestino grueso y baja.

Por ejemplo el intestino está conectado al sistema nervioso por el cerebro, o sea que del cerebro bajan todos esos nervios bajan por lo que llaman la médula espinal, llegan al intestino y van hasta el final del ano, o sea que todo eso está conectado; de hecho se le llama al intestino el segundo cerebro; cuando usted pone antibióticos, los antibióticos han sido una bendición en el sentido que los antibióticos vinieron a sanar a personas de enfermedades, de infecciones que antes la gente se moría de nada.

Hace 70 años una persona se daba un pequeño tajo, ese tajo se infectaba, esa herida se infectaba, las bacterias atacaban y la persona se moría solamente por la infección; después salieron los antibióticos y al estar disponible los antibióticos, ahora se podía tratar las bacterias que causaban infección y esas personas se salvaban, así que los antibióticos vinieron a ser un beneficio, pero pasa que los antibióticos se han convertido en algo de uso y abuso.

Por ejemplo, se sabe que el 88% de todo el antibiótico que se fabrica se lo dan a los animales, a los mismo animales que nosotros consumimos, estamos hablando de pollo, cerdo, reses y demás para que no se enfermen, pero además han descubierto que cuando a un animal lo suplementan con antibióticos ¡Engorda!, y como el negocio es que engorde, porque entre más pese más dinero deja pues todos los animales los están llenando de antibióticos, sobre todo en países como Estados Unidos.

Los antibióticos como tal han venido a ayudar, pero hay un problema que ya ahora se han hecho tan comunes que inclusive usted va a la oficina del médico, lo más seguro usted tiene alguna infección viral, viral quiere decir un virus, los antibióticos no le hacen nada a los virus, los antibióticos solamente matan bacterias. De hecho los virus son pequeñitos, en cuanto que las bacterias son grandes. Una bacteria en promedio es de 300 a 500 veces más grande que un virus, para los virus no hay absolutamente nada.

La mayoría de las infecciones, del flu, de la influenza, del catarro, todo eso son virus; para eso si el médico le da un antibiótico, le matará una que otra bacteria pero no puede controlar el virus, porque el antibiótico no le hace absolutamente nada a un virus, los antibióticos solamente actúan sobre las bacterias. Los antifungales actúan sobre los hongos, para los virus realmente el ser humano no tiene absolutamente nada.

Cuando una persona usa antibióticos y los usa por más de 2 meses, el daño mayor es que la flora intestinal, sobre todo la flora del intestino delgado, pero también la del intestino grueso muere. Cuando la flora muere atacada por el antibiótico, porque el antibiótico, se llaman antibióticos de espectro amplio, espectro amplio quiere decir que atacan todas las bacterias, no solamente las malas, sino las buenas, por lo tanto el cuerpo se queda sin protección. Esa bacteria que vive en el intestino, se calcula que todos nosotros tenemos de 3 a 5 libras, que sería más o menos como 1 ¼ kilogramos a 2 kilogramos de bacterias.

Cada uno de nosotros anda cargado con esa cantidad de bacteria en su cuerpo, porque hay de hecho más bacteria intestinal en número que las células que tiene en su cuerpo; o sea que la colonia de bacterias que vive dentro del cuerpo, que viven en simbiosis, simbiosis quiere decir que usted le da albergue a la bacteria y la bacteria le da extracción de vitaminas, extracción de minerales, creación de hormonas, creación de neurotransmisores como la serotonina, todo eso se hace en el intestino, por eso cuando una persona usa antibióticos, está matando la flora buena que tiene. Cuando mata la flora buena que tiene se genera un problema.

Cuando una persona usa antibióticos, los antibióticos pues acaban con todas las bacterias, desgraciadamente. Le muestro aquí una imagen del intestino; el intestino delgado está en el centro y alrededor de él fluye el intestino grueso.

En el intestino grueso, el tipo de bacterias que residen ahí es una bacteria que lo que consume como alimento son las fibras; o sea los carbohidratos, los almidones de los carbohidratos, vamos a decir usted come arroz, usted come pan, la mayoría de eso se va digerir en el intestino delgado y se convierte en glucosa, energía para el cuerpo, para las células, pero todo lo que sobre de esa digestión, que sea fibra, las bacterias que viven en el intestino delgado no lo pueden digerir porque no tiene enzimas digestivas que lo puedan digerir, pero cuando eso que sobró que es la fibra que no es digerible en el intestino delgado, cuando entra al intestino grueso, ahí sí se digiere, porque las bacterias del intestino grueso son distintas a las del intestino delgado y ellas digieren la fibra.

Cuando digieren la fibra, producen, entre otras cosas, una sustancia que se llama ácido butírico. El ácido butírico es una sustancia milagrosa que es antiinflamatoria, por lo tanto evita la inflamación del corazón, por lo tanto evita esos ataques al corazón que dan los antibióticos, por lo tanto es una sustancia que inclusive ayuda a las personas a adelgazar, a subir el metabolismo y sobre todo es muy muy antiinflamatoria.

De hecho la bacteria del intestino grueso también es la que produce la serotonina, la serotonina es la que quita la depresión; por eso hay personas que cuando se arregla la bacteria del intestino grueso y se alimenta eso, el intestino grueso con fibra, con lo que llaman almidón resistente, que son fibras que puede usar la bacteria buena del intestino grueso, automáticamente a esa persona se le va la depresión.

Las personas que tienen la enfermedad de Crohn, las personas que tienen el intestino irritable cuando tratan eso, automáticamente desaparece. Por lo tanto eso todo nos explica por qué el uso de antibióticos indiscriminado definitivamente ¡Reduce la vida! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo