Ayuno intermitente contra el hígado graso


Quiero explicarte cómo hemos descubierto que hacer el ayuno intermitente puede reversar y eliminar el hígado graso.

La condición de hígado graso es una condición hoy en día muy común, pero muy común porque gran parte de la población está sobrepeso, pero déjeme decirle que ya se ha descubierto que hay inclusive personas delgadas que tienen hígado graso, pero la mayoría de las personas que tienen hígado graso lo saben por una de dos formas.

  • Uno es que su doctor se lo diga, el doctor les diga: ?tiene hígado graso?, ese es uno porque eso es un diagnóstico.
  • La segunda es si usted tiene una buena panza barriga grasa abdominal de seguro ya usted tiene el hígado graso.

Hígado graso

El hígado que está en el lado derecho del cuerpo es el órgano más grande del cuerpo después de la piel y está ahí y es el que desintoxica todo y no solamente eso, en el hígado se resuelven hasta los problemas de la tiroides, porque la hormona que hace la tiroides que es T4 que luego cambia a ser T3 que es la activa, gran parte de la conversión más de 80% sucede en el hígado, por eso que con una persona logra vencer su hígado graso de momento le funcionan y la tiroides; así que es importante saber que usted puede reversar la condición del hígado graso simple y sencillamente haciendo el ayuno intermitente, pero lo que voy a explicar es el concepto de por qué es que funciona, fíjense.

Las células del cuerpo tienen receptores, los receptores son como como antenas, esa antena es para recibir la señal de la insulina, uno de los receptores, insulina, todas las células tienen receptores de insulina. Cuando la insulina llega y se posiciona frente al receptor y lo toca eso le da la señal a la célula de que abre la compuerta para que deje pasar la glucosa y así es que funciona. La insulina es una hormona mensajera que le da una señal al receptor de insulina que está alrededor de la célula y le ordena a las células de que abran las compuertas, como quien dice abre la boca que te voy a poner glucosa, y ese es el mecanismo.

Ahora, cuando una persona ha tenido problemas de sobrepeso, problemas de obesidad, pues ha tenido problemas de obesidad ¿Por qué? porque ha tenido mucha glucosa más mucha insulina, la forma segura de crear grasa segura y la única que hay es glucosa más insulina, usted combina glucosa más insulina, ¿Qué tiene? ¡Grasa! O sea que cualquier pedacito de grasa demás que usted tenga en su cuerpo de seguro solamente una sola forma de llegar hasta ahí, en algún momento hubo exceso de glucosa que es azúcar de la sangre y exceso de insulina y cuando esos 2 factores se combinan, ahora usted tiene exceso de grasa.

Ahora el hígado cuando se pone graso, lo que quiere decir es que crea una capa de grasa adicional, es un hígado gordo, eso es lo que es, de grasa. Como esa grasa aísla y empieza a tapar los conductos del hígado, la persona empieza a tener problemas de desintoxicación muchas veces problemas digestivos, empieza a tener problemas de que no puede adelgazar, pero la razón por la cual no puede adelgazar es porque cuando hay demasiada señal de insulina, insulina, insulina, insulina y ¿Por qué hay demasiada insulina? Hay demasiada insulina porque usted está comiendo demasiado carbohidratos refinados, alimentos tipo E que obliga al cuerpo a producir glucosa, cuando el cuerpo produce mucha glucosa, el páncreas crea mucha insulina cuando el cuerpo siente que hay mucha insulina para defenderse de ese exceso insulina empieza a desregularse, a desregularse quiere decir que empieza a quitar receptores de insulina; o sea se hace sorda, la célula deja de oír la insulina, deja de escucharla, deja de hacerle caso. Así que cuando una persona tiene mucha, mucha, mucha insulina corriendo en la sangre, ¿Qué hacen las células? Se desregulan, quitan los receptores de insulina y le queda muy poco, eso hace entonces que la persona ahora tiene lo que llaman resistencia a la insulina.

La resistencia a la insulina es porque aunque el cuerpo esté produciendo mucha insulina, las células no le hacen caso, la ignoran y como la ignoran y la insulina junto con la glucosa engordan, pues ahora la persona engorda más. Así que es casi imposible adelgazar cuando usted tiene resistencia a la insulina, pero siempre que usted tenga hígado graso usted va a tener resistencia a la insulina. En la medida que el hígado esté graso, en esa misma medida usted va a tener resistencia a la insulina, porque hay tanta y tanta insulina corriendo por el cuerpo que las células no tienen más remedio que desregularse y quitar todo, empezar a quitar sus receptores de insulina porque ya no toleran tanta insulina.

Ahora, ¿Cómo usted puede darle para atrás a todo este proceso?, pues se llama ayuno intermitente, el ayuno intermitente de hecho reversa la condición de hígado graso. Claro, el ayuno intermitente que se ha puesto de moda, pues se ha puesto de moda porque la gente lo usa para adelgazar, pero la realidad es que al ayuno intermitente no es para todo el mundo si la persona no sabe cómo hacerlo, lo que puede es tener un mareo en un momento porque simple y sencillamente el cuerpo no está preparado. Por ejemplo en mi libro Metabolismo Ultra poderoso tengo un capítulo especial nada más para explicarle cómo se hace el ayuno intermitente y cómo se prepara el cuerpo para un ayuno intermitente, pero en principio es esto, para usted hacer un ayuno intermitente tiene que preparar al cuerpo.

¿Cómo prepara el cuerpo?, pues usted lo prepara dándole buena hidratación antes de hacer el ayuno intermitente, porque usted quiere romper ese hígado graso para bajar la resistencia a la insulina, para adelgazar y lograr sus metas pero tiene que poner hidratación y lo otro que tiene que poner es un abasto de magnesio y potasio. Si no hace esto, si no suplementa suficientemente bien el cuerpo con magnesio y potasio se le va hacer bastante difícil que usted pueda hacer el ayuno intermitente sin pasar hambre. Ya mismo le voy a explicar ¿Por qué?, fíjense.

A la hora de hacer un ayuno intermitente, ¿Qué es lo que usted hace? Usted dice el día tiene 24 horas, generalmente uno come tres veces al día, tres veces. Come desayuno, come la comida como dicen en México o almuerzo como decimos nosotros, la cena y hace 1, 2 y 3. ¿Qué pasa?, eso abre que entonces usted pasa 8 horas durmiendo y 16 horas donde usted puede comer, eso crea que la mayoría del tiempo hay demasiada glucosa corriendo por el sistema, pero el ayuno intermitente es que usted lo mira al revés. Usted lo que hace es que dice voy a pasar 16 horas sin comer y voy a comer dentro de una ventana de 8 horas, comer.

Un ayuno intermitente de 16-8 es ideal, porque no es extremo, pero se puede hacer con facilidad y ciertamente rompe la resistencia a la insulina que causa el hígado graso, le va a hacer adelgazar simple y sencillamente porque cuando usted corta su horas de comida y come dentro de esas 8 horas, le voy a dar un ejemplo de ¿cómo yo lo hago?, porque yo lo uso el ayuno intermitente. Por ejemplo yo si me acuesto a las 10 de la noche y me levanto a las 8 de la mañana, pues de 10 a 8 pues no van nada más que 10 horas pero yo quiero llegar a 16 así que lo que hago es que en vez de desayunar pues yo hago que mi comida próxima sea como a las 2 de la tarde y ahí tengo un mínimo de 16 horas 16 horas sin comer. Claro, como ya yo he preparado mi cuerpo con buena hidratación y siempre utilizando magnesio y potasio, pues mi cuerpo está listo para no pasar hambre.

¿Por qué es que usar magnesio y potasio no le da hambre?, bueno porque el hígado guarda glucosa, guarda glucosa como reserva y se llama glucógeno. El glucógeno es la glucosa almacenada para cuando no haya comida. Se supone que su hígado tenga glucógeno, que es glucosa almacenada para cuando usted no esté comiendo, por eso una persona puede pasar 24 horas sin comer y no se muere, ¿Por qué?, porque el hígado tiene glucógeno, ¿De dónde salió el glucógeno?, es que toma la glucosa y la deshidrata y la guarda ahí como reserva de alimentos. ¿Qué pasa?, para que usted pueda crear mucho glucógeno y no pase hambre tiene que darle magnesio y potasio, porque es el magnesio y potasio que se usan para hacer el glucógeno, por eso si una persona no suplementa con magnesio y potasio no va a poder tener suficiente glucógeno y puede empezar a pasar hambre. Pero si hay suficiente glucógeno, lo que la persona coma, lo que sobre se almacena en el hígado como glucógeno y ahora la persona no va a sentir ningún hambre.

Así que básicamente usted prepara su cuerpo, lo hidrata, le da magnesio y potasio y luego empieza un horario donde usted dice OK, que se yo, me acosté a cierta hora, voy a pasar por lo menos 16 horas sin comer. Si le cayó a las 2 de la tarde que iba hacer su primera comida, pues ya usted sabe que tiene 8 horas para comer, de las 2 hasta las 10 de la noche son sus 8 horas y en ese periodo usted puede comer dos veces si quiere, pero en las otras 16 horas no va a comer para obligar al cuerpo a que tenga que usar el glucógeno que tiene almacenado, cuando el cuerpo tiene que usar el glucógeno que tiene almacenado lo primero que usted va a notar es que va a empezar a adelgazar y ¿cómo lo va notar?, porque cuando usted va a orinar va a ver que salen mucha espuma, cuando sale mucha espuma en la orina, esa espuma que se llama lipoproteína esa es la grasa de su cuerpo que está saliendo. Tan pronto el cuerpo se ve obligado a usar el glucógeno que tiene almacenado y lo puede hacer porque tiene hidratación y tiene magnesio y potasio para producir glucógeno, en ese momento el cuerpo empieza a romper la grasa, se llama cetosis. La cetosis es el proceso de romper las grasas, que incluye las grasas que están atrapando el hígado, eso va quitando la grasa del hígado y ahora poco a poco ya usted no tiene un hígado graso.

Yo tengo personas, que los llevamos adelgazando, digamos el programa NaturalSlim, llegan a un punto donde chocan como con una pared, ¿Qué nos dimos cuenta?, ¡Chocó con la resistencia a la insulina! Ahí como ya esos cuerpo están preparados, están hidratados, tienen magnesio y potasio, ya pueden crear glucógeno, ahí le decimos OK, empieza el ayuno intermitente. Empieza el ayuno intermitente y cuando empiezas el ayuno intermitente, la persona empieza a ver que empieza a orinar mucha espuma y empieza a adelgazar y el hígado graso se reversa. Inclusive tengo muchas personas que han llegado a ver a su médico después de unos meses y el médico les dice: “Yo no sé qué hiciste pero ya no tienes hígado graso, se fue”.

Quiere eso decir que cuando usted hace el ayuno intermitente y lo hace correctamente y prepara el cuerpo, usted rompe el hígado graso; al romper el hígado graso usted obliga a las células que habían desregulado de la insulina a que vuelvan a crear sus receptores de insulina, porque al no haber tanta insulina, pues el cuerpo no tiene problema de crear más receptores y ya usted no tienen resistencia a la insulina, así que resolvió 2 problemas, el hígado graso y la resistencia a la insulina haciéndolo con el ayuno intermitente. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo