Beneficio inesperado del aceite de coco


Desde hace muchos, muchos años, ya cerca de 22 años, vengo hablando de los beneficios del aceite de coco. De hecho el tema del aceite de coco está en todos mis libros. El Poder del Metabolismo tiene un capítulo del aceite de coco, Diabetes sin Problemas porque ayuda mucho a los diabéticos el aceite de coco y mi último libro Metabolismo Ultra Poderoso vuelvo otra vez y lo repito porque pues lo que funciona es lo que funciona y a la fin y a la postre lo más importante son los resultados, las teorías son las teorías, pero los resultados son indiscutibles; así que es importante saber cosas que funciona.

Yo he sido un fanático del aceite de coco por mucho tiempo, pero es porque produce resultados, yo lo consumo, yo lo recomiendo y he visto que es una sustancia natural que tiene muchos beneficios, pero hay un beneficio nuevo que se descubrió que quiero compartir con ustedes.

El aceite de coco, sea el que sea que usted consiga, no importa, si es aceite de coco virgen, si es aceite de coco aunque esté refinado, el virgen por supuesto es mejor, pero el aceite de coco muchas veces no se puede usar virgen porque hay personas que no les gusta el sabor a coco. Si se usa el refinado tiene los mismos efectos pero no tiene sabor a coco, entonces lo puede mezclar con distintas cosas y no le daña el sabor de lo que usted tome. Sea como sea el aceite de coco tiene muchos beneficios.

Lo primero que hay que saber es que el cuerpo humano pues depende, para tener salud, para poder funcionar bien depende de la energía. Lo que produce energía en el cuerpo se llama metabolismo, la razón por la cual hemos visto que tantas condiciones de salud se mejoran, parece ser que no existe ninguna condición de salud que no se mejore si uno mejora el metabolismo, eso es lo que he podido observar todos estos años, siempre me sorprendo de todas las cosas que se pueden ver mejoría cuando uno mejora el funcionamiento del metabolismo con cosas tan sencillas como tomar agua, comer correctamente, hacer ejercicio, empezar a dormir bien, todo eso mejora el metabolismo, que lo que hace es que mejora la energía, porque el metabolismo es todo lo que su cuerpo hace para convertir los alimentos que usted ingiere en energía para sobrevivir.

Entonces, el cuerpo depende de esa energía, todas las condiciones de salud: mentales, artritis, mala calidad de sueño, todas ellas tiene de una forma u otra que ver con una reducción de la energía disponible del cuerpo, eso es lo que he podido observar en cientos de miles de personas entre los distintos NaturalSlim en el planeta, se atienden más de 5 mil personas toda la semana, y en 5 mil y pico de personas que atendemos semanalmente en todos los países, pues hemos visto que irremediablemente todas las condiciones se mejoran si resolvemos la energía. Así que parece ser que el factor común definitivamente es la falta de energía, por lo tanto cuando uno mejora el metabolismo, mejora la energía, entonces puede hacer los movimientos que necesita hacer y todo se empieza a poner bien o mejor.

Entonces, hay un estudio reciente que salió, este estudio se llama así, y perdonen el nombre porque es un nombre científico, dice: “Los efectos del ácido betahidroxibutírico en la función cognitiva”, quiere decir la función mental de pacientes con memoria afectada. Este estudio lo hizo el doctor Reger y su grupo y se publicó en la revista científica Neurobiology Aging, que quiere decir Envejecimiento Neurobiológico, que se publicó el 2004; ese estudio habla mucho de lo siguiente; hay una sustancia que es la sustancia principal que compone el aceite de coco. El aceite de coco, 66% del total del aceite de coco es esa sustancia que se llama ácido betahidroxibutírico, vamos a llamarle BHB, para sustituir ese nombre tan largo, así que el 66%, digamos si usted se toma 3 cucharadas de aceite de coco, pues el 66% de eso son 2 cucharadas, pues 2 de las 3 cucharadas van a estar compuestas del BHB, o sea del ácido betahidroxibutírico,.

Este estudio que se hizo, lo que descubrió es que cuando una personas usa una dosis diaria tan baja como decir 3 cucharadas de aceite de coco, que se pueden repartir durante el día, interesantemente a la hora y media de haber tomado aceite de coco, se podía notar un cambio notable en su capacidad de la mejora cognitiva. ¿Qué es la mejoría cognitiva? La mejoría cognitiva incluye la habilidad de recordar, de pensar, de resolver problemas, el estado emocional y el estado de comportamiento. Esto aplica mucho, más que nada a la población envejeciente, la población envejeciente de personas ya mayores de edad, ya grandes como dicen en México y demás, una de las cosas que empieza a pasar es que empiezan a perder su función cognitiva. Ese 66% de ácido, del ácido betahidroxibutírico, del BHB está compuesto de lo que llaman cetonas, hay quienes también le llaman cuerpo cetónico. Cuando usted habla de la dieta cetogénica, está hablando de una dieta que lo que tiene son muchas cetonas, muchos cuerpo cetogénicos.

Resulta que cuando el cerebro empieza a fallar en su función de usar la glucosa, que es el azúcar de la sangre y utilizar la insulina que es la hormona que produce el cuerpo para que se pueda usar esa glucosa, como la glucosa es la fuente principal de energía para el cerebro, cuando el cuerpo empieza a fallar ya a mayor de edad en su utilización de la glucosa, lo que se ha visto con este estudio es que si uno le suple con estos, se llaman triglicéridos de cadena media, en inglés le llaman MTC, que quiere decir Medium chain triglycerides. Dos terceras partes de lo que usted tome de aceite de coco pues es MTC, que son triglicéridos de cadena media.

Los triglicéridos de cadena media es un tipo de grasa, de cetonas, produce cetonas que son bien pequeñitos, como son bien pequeñitos son bien fáciles de digerir. Por ejemplo el 97% de todas las grasas que usted consume en su dieta, el 97% son lo que llaman triglicéridos de cadena larga, un triglicérido de cadena larga pues va a tener de 14 a 18 carbonos en la molécula, o sea que es 2, 3, 4, 5 y usted sigue por ahí hasta 18, es una molécula larga que el cuerpo la tiene que procesar, la tiene que cortar para poder absorber, pero estos BTB que son triglicéridos de cadena media son cortos, tiene solamente de 5 a 12 carbonos, como son pequeñitos estos no necesitan ni siquiera digestión. Cuando usted usa el aceite de coco, el aceite de coco va directo al hígado, no tiene que utilizar la digestión regular, y el hígado lo convierte automáticamente en cetonas, lo convierte en BHB y eso alimenta el cerebro y eso aumenta la energía.

Se vio unas mejorías dramáticas en las personas que consumían tan poco como 3 cucharadas de aceite de coco al día, sobre todo en personas mayores. Así que esas mejorías cognitivas se pueden experimentar. La persona que más famosa hizo este tema de la mejoría cognitiva desde el punto de vista científica, fue la persona Mary Newport que inclusive publicó un libro de cómo había mejorado dramáticamente el caso de Alzheimer de su esposo utilizando precisamente estos triglicéridos de cadena media para recobrar su función cognitiva.

Así que si usted quiere aplicar esto, yo le recomendaría que usted vaya primero empezando con algo como decir suplementar, en vez de darle leche regular a su persona envejeciente, cambie a leche de coco. La leche de coco, 2/3 partes de la leche de coco está compuesta de BHB, o sea que tiene ese aceite dentro. Usted puede observar empezando como esas personas reaccionan, si recuerda mejor, solamente empezando con hacerle su café con la leche de coco, con hacerle su cereal con la leche de coco, porque como ya eso trae esos triglicéridos de cadena media, puede usted empezar a notar mejorías cognitivas en la forma de recordar, en la forma de comportarse y demás.

Luego yo recomendaría que usted empiece a suplir a esa persona el aceite de coco pero siempre empezando con una pequeña cantidad, hay que hacer las cosas en gradiente, o sea de forma gradual. Puede empezar con ½ cucharada y ver la reacción, 2 o 3 días después hace 1 cucharada y ve la reacción y va subiendo la dosis diaria bien poquito a poco, de forma de que observe cómo lo está aceptando. Si nota que la persona está teniendo alguna reacción negativa, pues pare ahí, porque puede ser que el cuerpo esté un poco lleno de hongos y habría que mantener una dosis bajita para darle una oportunidad a ese cuerpo a que se adapte a eso.

Así que el tema aquí es que esto puede funcionar pero hay que hacerlo en gradientes. Empieza con la leche de coco, va subiéndolo poco a poco, luego cambia al aceite de coco en cucharada, luego lo va subiendo poco a poco y observando y observando también cómo se siente la persona, su capacidad, sus movimientos, sus recuerdos y demás. Puede funcionarle, solamente que usted tenga el cuidado de hacerlo poco a poco. Y si tiene usted un paciente con condiciones médicas y demás, ¡Siempre consulte con su médico! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo