Beneficios de la flora intestinal


El cuerpo humano tiene distintos componentes, pero uno de los componentes más importantes que tiene el cuerpo es que en el intestino, que es bien largo se calcula que debe ser aproximadamente un mínimo de 7 metros; eso serian como 21 pies de largo. El tracto intestinal, o sea si usted lo pone, lo saca y lo pone a lo largo, es más largo, es más ancho que la mayoría de los cuartos.

Ese intestino, está poblado de una bacteria buena que se llama, comúnmente le llaman la flora intestinal; se sabe que hay por lo menos 10 veces más bacterias existentes dentro del intestino que el total de número de todas las células del cuerpo. Hay 10 veces más en bacterias que en número de células; o sea que si nosotros vamos a ver de qué está compuesto el cuerpo realmente, pues hay más bacterias que células, por lo tanto somos más flora intestinal que resto de cuerpo, en cuanto a número.

La flora intestinal le llama también cuando tú la suplementas se llama probióticos, la palabra pro biótico, quiere decir pro vida, biótico, pues viene de vida. Así que son bacterias buenas que son la población del intestino y esas bacterias ayudan con la digestión, con la absorción de los nutrientes de las vitaminas de los minerales y además producen ciertas sustancias que ayudan al sistema nervioso. De hecho cuando uno empieza a usar un buen suplemento probiótico, desaparece el estreñimiento, desaparecen problemas de la piel, la persona empieza a dormir mejor y hasta las infecciones se empiezan a controlar, porque es importantísimo la labor que hace esa población de flora intestinal que está viva dentro de nosotros. Los probióticos son muy beneficiosos, son anti infección, evitan enfermedades, reducen inflamación ayudan a digerir, son buenísimos.

Ahora te voy a compartir un truco que tengo para que si usted quiere añadir un probiótico a su dieta y experimentar el beneficio para que usted sepa con este truco ¿Cómo saber si el probiótico que usted está comprando realmente está vivo o está muerto? Le voy a enseñar un ejemplo, fíjese este es un probiótico que nosotros usamos en los NaturalSlim, se llama Good Flora que quiere decir flora intestinal buena y son unas cápsulas, estas cápsulas, pues tienen organismos vivos, lo que tienen dentro son bacterias vivas, es un polvo blancuzco, pero son bacterias vivas, si están vivas de verdad yo las necesito vivas, porque si están vivas pueden hacer su trabajo, pero bacterias muertas no pueden hacer su trabajo. Estas bacterias necesitan cierto cuidado especial, o sea las mata el exceso de calor, las mata el exceso de luz, las puede matar distintas cosas.

Entonces una forma de saber si el probiótico que usted está adquiriendo en la tienda naturista en la farmacia o en cualquier sitio es saber si realmente funciona, es ver si están vivas y la forma de ver si están vivas, usted toma un plato y esto es un truco que aprendí muy útil, usted toma un plato transparente o de color; aquí estamos viendo uno transparente y hecha un poco de leche, leche de vaca común y esa leche usted abre una cápsula, una cápsula del probiótico y busca una esquina, lo deposita en esa esquina el polvito. Ahora yo ya lo puse ahí y esa leche con el probiótico que le eche encima con el polvito de bacterias vivas; esa leche usted la deja de la noche a la mañana; o sea la deja fuera de la nevera, porque el frío le para el crecimiento a las bacterias y si esa bacteria realmente está viva por la mañana es interesante, porque usted va a encontrar unos micro pedacitos de queso; o sea porque la bacteria empieza a digerir y a fermentar la leche y así mismo es que se hace el queso, se fermenta con bacterias naturales.

Así que si su probiótico está vivo de verdad, usted va a encontrar como unos pedacitos, como unos gránulos que de hecho es queso hecho con la leche. Así usted sabe que lo que usted está comprando es un probiótico realmente está vivo o está muerto y si está vivo le va a ayudar y si está muerto está perdiendo su dinero. Y eso se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo