¿Como Ayudar Al Que No Quiere Ayuda? Parte 2

De la misma forma que el metabolismo es una tecnología ayudar es una tecnología, no basta con usted tener muy buenas intenciones de ayudar a alguien a lo mejor usted ya adelgazó, le bajó los triglicéridos, le bajó el colesterol, se controló su diabetes y usted está en ganancia y usted quiere ayudar a esa persona con el libro o con esto o con lo otro pero no encuentra por dónde meterle mano como decimos nosotros acá en Puerto Rico porque la persona a fracasado en tantas cosas que ya no cree en la ayuda.

Sí una persona ha fracasado muchas veces él mismo en los intentos que hizo por adelgazar o por controlar su diabetes o lo que sea no le va a creer a usted, le comentaba en el episodio anterior que la forma de abrir la puerta a la ayuda; la puerta a la ayuda de una persona que usted quiere ayudar es preguntarle a quién él falló en ayudar es como quien no quiere la cosa, a quién tú fallaste en ayudar y la persona puede que le empiece a contar de eventos en su vida donde falló en ayudar. Falló en ayudar a fulano, a mengano y usted va ver que por ratos se le aguan los ojos y demás pero esa pregunta hecha de forma repetitiva dando el acuse de recibo.

Acuse de recibo es que la persona le dice “bueno yo fallé en ayudar a la tía María”. Bueno y cuál fue la ayuda que tú le diste; bueno ya ayuda que yo le di fue que yo quise recomendarle que no se casara con aquel señor porque sabia que el señor le iba a pegar cuernos o saber Dios que cosa, le dice y como quiera ella se casó y después terminó en un divorcio y la pobre está deprimida cosas de esas que pasan en la vida que todos las estamos experimentando. 

El punto es que si la persona le está diciendo en que falló en ayudar a alguien usted le deje saber que usted entendió lo que él dice. ¡Ah! te entiendo. ¡Ah! Ya veo para que la persona sienta que está siendo entendido, va a notar que según pasa un rato usted le sigue preguntando, a quién falló en ayudar, a quién fallo en ayudar. Una vez que la persona se sienta un poquito mejor, que ya lo nota que está como un poquito mejor. La próxima pregunta ¿Y a quién tú haz ayudado? Al revés. ¿ A Quién tú haz ayudado?, pero no se le ocurra hacer esta pregunta de a quién tú haz ayudado hasta que no haya descargado suficiente esa pregunta de a quién fallaste en ayudar porque ahí es que está el golpe emocional de la persona, los fracasos, eso hay que descargarlo y darle acuse de recibo. ¡Ah! te entiendo, ¡Ah! ya veo, a pues cuéntame y qué paso y ese tipo de cosas.

La persona se siente entendida al principio lo que usted está haciendo es mejorando la comunicación con esa persona pero está todo sobre el tema de la ayuda, el tema a tocar es el tema de la ayuda. Ahora una vez que ya descargó eso de a quién fallaste en ayudar ahora va a preguntar y a quién tú haz ayudado y ahora va a ver a la persona cuando empiece a hablar de a quién tú haz ayudado se va a poner contenta porque le va a recordar los momentos en que triunfo. A quién, ¡Ah bueno! Yo ayudé a mi hija que tuve que pagarle la universidad aún después que ya se había divorciado y ella quería estudiar de nuevo y fíjate con dos muchachos yo le pagué la universidad y le ayudé y hoy en día ella es farmacéutica ¡Perfecto! Entonces uno va a seguirle preguntado, primero era a quién fallaste en ayudar y después a quien haz ayudado y va a notar que esa persona se pone contenta pero lo que está pasando es que usted está rehabilitando el concepto de ayuda, cuando usted rehabilita el concepto de ayuda a una persona empieza a darse cuenta que la ayuda es posible. Ahora sí que está esa persona abierta para entonces usted ayudarla si ve que es una persona que está bien sobrepeso, que tiene una diabetes descontrolada, que tiene enfermedades y demás y lo quiere ayudar pues una vez que ya usted lo tiene en el estado donde ya esté interesado en hablar de la ayuda que él ha hecho, que le ha dado a otro que le ha funcionado ya esa persona va a estar mucho más abierta a que usted le ayude.

Ahora, para terminar la forma de ayudar a una persona es paso uno, usted le pregunta a quién fallaste en ayudar, suficientes veces dándole acuse de recibo hasta que usted se sienta que la persona está mejor; se acabó eso, ahora y a quién tú pudiste ayudar y ahora lo va a ver que se pone contento y le va a hablar de eso y usted ya lo está, emocionalmente lo está alzando, lo está subiendo, lo está abriendo a la ayuda porque ya la ayuda se le hace placentero hablar de eso y finalmente ahora usted le va a dar la ayuda. Porque ahora está receptivo a la ayuda.

Ahora usted creo el terreno fértil para poder sembrar la semilla de la ayuda, y ahí la mejor ayuda que se le puede dar a una persona en cuanto al tema de nosotros es darle un libro es la mejor porque muchas veces si usted le dice, mira estás gordo, estás gorda eso no le va a funcionar porque le está poniendo una realidad ahí suya. Lo mejor sería mira te traje este libro, veo que tu eres una persona capaz de ayudar este libro habla de eso de ayuda y te lo traje para ti, porque a mí me ha ayudado mucho.

Pero ya usted limpió el tema de la ayuda y esa persona cuando lo lee, allá Frank Suárez va y le habla duro lo maltrata pero la persona puede aceptar un maltrato de Frank Suárez y no de usted porque no es familia de Frank Suárez; entonces esa es la forma en que nosotros hemos ayudado, maneja primero la falla de la persona en ayudar, le maneja las veces que sí ayudó para que se ponga más contentito y después le ofrece un libro, se lo regala y deja que la persona sólo alcance. Esa es la forma de ayudar así que usted puede ayudar hasta el que no quiere ayuda pero tiene que saberlo hacer. Paso 1 maneja las veces que falló, paso 2 maneja las veces que sí ayudó y finalmente le da la ayuda y esto se lo comento pues porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo