Como Curar la Diabetes y Como Tomar Control de la Obesidad

La obesidad y la diabetes son condiciones reactivas; bueno, en estos últimos meses he estado trabajando muy duro en finalizar, en terminar mi libro, mi nuevo libro que se llama Diabetes Sin Problemas. Es lo más difícil que jamás he hecho porque como la diabetes es un tema así que es una enfermedad, no es una condición como la obesidad, la diabetes como tal es un tema médico, un tema de la medicina. La obesidad no, la obesidad es una condición. Pero la diabetes es una enfermedad verdadera, o sea que necesita de la asistencia de un médico cualificado. Yo no soy médico, yo soy especialista en metabolismo. Yo soy alguien que me especializo en el tema de salud y metabolismo, ese es mi especialidad.

Ahora, estoy terminando este libro y como parte de escribir el libro he estado haciendo investigaciones los últimos 5 años sobre el tema de diabetes y he tocado sobre un tema que me parece fascinante que tiene todo que ver con la obesidad, ya lo habíamos observado, pero tiene muchísimo que ver también con la diabetes. Es el tema de cuán reactivo es la condición de obesidad y de diabetes. Les voy a explicar este tema, fíjense. Antes de que les explique, en el libro El Poder del Metabolismo van a ver que hay un capítulo que se llama Sustancias Enemigas. En ese capítulo se está explicando que hay ciertas sustancias, qué sé yo, la soya, el maíz para algunos, el maní para otros, el aspartame que se usa para endulzar por ahí los refrescos de dieta. Hay varias sustancias que son dañinas, son sustancias enemigas y no ayudan a una persona a mejorar su metabolismo. Inclusive le engordan porque le reducen el metabolismo.

Hay otro capítulo en el libro El Poder del Metabolismo que se llama Las Intolerancias del Cuerpo, es otro capítulo que también expresa que se ha descubierto que los cuerpos, cada cuerpo de nosotros es distinto, nadie tiene un cuerpo igual de nadie, y el cuerpo de Jorge por ejemplo puede llegar a reaccionar de forma reactiva, de forma violenta, puede llegar a reaccionar contra cierto alimento, mientras que el cuerpo de Frank come ese mismo alimento y no reacciona, inclusive me puede hasta ayudar a adelgazar, o sea voy a hablarle un momentito de este aspecto reactivo, de este aspecto de cambio violento hormonal que tiene el cuerpo a la hora de usted comer ciertos alimentos que su cuerpo no está de acuerdo con ellos.

Entonces trabajando sobre el tema del metabolismo me he dado cuenta de que esto no es tan fácil como la gente pensaba por ahí, de que adelgazar es dejar de comer. De hecho adelgazar y dejar de comer no tienen nada que ver. Usted si tiene un metabolismo lento y deja de comer, lo único que va a pasar es que usted se va a poner el metabolismo todavía más lento porque la tiroides se afecta. Cuando usted come muy muy poco cuenta calorías muy bajito, qué sé yo, 500 calorías al día o barbaridades de esas que hace la gente por ahí, pues su tiroides va a compensar la falta de comida reduciendo la tiroides, al reducir la tiroides le reduce el metabolismo. Así que mirando el metabolismo, que es un campo muy amplio, el tema del metabolismo es mucho más amplio que el tema de la nutrición. La nutrición habla nada más que de los alimentos, pero el metabolismo habla de los alimentos, más habla de los hongos, más habla de las hormonas, más habla de la hidratación, más habla del estrés, más habla del sistema nervioso. El metabolismo es un tema mucho más amplio que el tema de la nutrición y es un campo como tal especializado.La gente que no lo conoce se pasa de dieta en dieta haciendo sacrificios, dejando de comer y no acaban de salir del problema de la obesidad, de hecho se le está poniendo cada vez peor. 

El tema es que hay una regla de física que dice que por cada acción hay una reacción. Esto está en la física, si hay una acción tiene que haber una reacción. Usted le pega al fuego, hay una reacción, hace calor, hace fuego, usted lo empuja y se mueve. O sea que cada acción tiene su reacción. Cuando usted hace una acción va a ver una cierta reacción que se da hacia acá o hasta en contra o lo que sea. Usted puede tener un perrito manso y usted lo hostiga, lo ataca y puede lograr usted que el perrito manso le muerda porque usted hace una acción que amenace la sobrevivencia del perrito y el perrito, aunque era manso, lo puede morder a usted porque va a haber una reacción.

En la vida no existe nada que no tenga una reacción, usted hace algo y eso tiene ciertas consecuencias, no lo hace también tiene ciertas consecuencias, o sea todo tiene una consecuencia. Entonces, en el tema del metabolismo, es un tema donde acción y reacción cuentan todo el tiempo. Tenemos un cuerpo y ese cuerpo está vivo, usted no es su cuerpo, usted es un ser, usted es un ser espiritual que tiene un cuerpo. El cuerpo es como si fuera su carro. Es algo que usted conduce y es que usted dirige. Esperemos que lo dirija de forma inteligente. Su cuerpo no decide, su cuerpo no piensa, su cuerpo no evalúa, su cuerpo no tiene preferencias políticas, su cuerpo no tiene aspiraciones, su cuerpo no tiene personalidad. Usted tiene personalidad, usted toma decisiones, usted puede evaluar, el cuerpo no.

El cuerpo es un organismo vivo que está compuesto de 30 trillones de células que están muy bien coordinadas unas entre las otras y que generalmente nacen en buen estado. Cuando usted nació usted no nació ni gordo ni enfermo, nadie nace ni gordo ni enfermo, quiere decir que si uno está gordo o enfermo o diabético tiene que ser que algo uno hizo para causar eso o por lo menos para empujarlo en la dirección incorrecta. Entonces cuando hablamos del metabolismo estamos hablando del cuerpo y sabemos que existe esta regla en este universo donde vivimos que hay acción y reacción. Mucha de la obesidad, y esto es lo que he visto con la investigación, mucha de la diabetes es causada porque el cuerpo de la persona, de una persona en específico, es intolerante a ciertos alimentos.

Por ejemplo, yo he descubierto que mi cuerpo, el de Frank Suárez, es un cuerpo que no tolera el trigo. Mi cuerpo no tolera la pizza, no tolera el pan, no tolera la harina de trigo, y no tolera eso porque hay una proteína dentro del trigo que se llama gluten y yo soy intolerante al gluten. Mi cuerpo es intolerante al gluten. Cuando yo como algo con gluten, cuando lo comía me hinchaba y no podía bajar de peso, porque creaba un metabolismo lento. Yo tengo un nieto, se llama Adrián, que también es intolerante al gluten. Estaba bien enfermito, no le encontraban qué tenía, finalmente se me ocurrió decirle a su mamá “Mira, quítale el gluten, a ver, quítale el trigo, a ver, si se está quejando de problemas intestinales, de problemas estomacales.” Se lo quitaron, se desapareció el problema. Un día fue una fiesta de cumpleaños, comió una torta o un biscocho como decimos acá que tenía gluten y se enfermó otra vez y ahí se supo sin lugar a duda, es intolerante al gluten, igual que su abuelo.

Tengo personas dentro de sistema NaturalSlim, de las muchos cientos de miles que han leído el libro El Poder del Metabolismo que son intolerantes al maíz, hay alimentos que son alimentos infractores, que son irritantes al cuerpo, pero puede que sea irritante para uno y no irritante para otro. Puede que sea irritante para la esposa y no irritante para el esposo, o sea que hay que cada persona tiene que poder conocer su cuerpo. A la hora de recuperar el metabolismo tiene que conocer su cuerpo, tiene que poder observar. Por ejemplo, yo voy al cine con mi esposa y a ella le gusta comer las palomitas de maíz, popcorn, como decimos acá en Estados Unidos, eso está hecho de maíz. Yo sé que voy al cine, mi esposa come sus palomitas de maíz y automáticamente le entra una mucosidad. Ya los dos lo sabemos.

¿Qué quiere decir eso? Que el cuerpo de ella no tolera el maíz, está reaccionando, o sea hubo una acción, hubo una reacción. Por ejemplo yo como gluten, trigo, y mi cuerpo se inflama, no adelgazo, inclusive empiezo engordar. Últimamente yo descubrí que por ejemplo para mí el cerdo no me deja adelgazar. Por muchos años yo estuve comiendo cerdo y adelgazando y de momento un día el cuerpo como que se cansó y dijo “No quiero más.” y me empecé a poner barrigón. Usted busca por ahí en la página número 85 del libro El Poder del Metabolismo y hay una frasecita ahí donde Frank Suárez dice “Algunas personas son intolerantes a la carne de cerdo.” Yo después de viejo me di cuenta que me empecé a engordar y no había descubierto que era eso hasta que mi esposa me dijo “Oye Frank, tienes que leer el libro de Frank Suárez. Aquí dice que puedes ser intolerante al” Todavía se está riendo hasta el día de hoy.

Entonces, la clave es que usted tiene que averiguar si es intolerante a la soya, hay intolerantes al café, que es la única forma de adelgazar verdadera o de controlar la diabetes. Mientras usted está dando al cuerpo alimentos infractores que le causan una reacción no hay forma de controlar. Así que la invitación es que cada uno de ustedes si quiere controlar diabetes u obesidad se ponga curioso. Observe a qué reacciona su cuerpo, si le da dolorcito, si le da picor, si le da mucosidad, si se siente cansado y usted lo descubre. Lo elimina y usted verá que logra mejorar su metabolismo. Y esto se los comparto porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo