Como es Que el ESTRES Engorda

El cuerpo humano es un organismo perfectamente bien diseñado, la verdad que el diseño divino está ahí espectacular de bien hecho, ese organismo quiere sobrevivir y responde a la vida con una reacción. Por ejemplo, si usted pone frío, mucho frío, pues la piel se encoje. Si usted pone mucho calor la piel se relaja y sale el sudor. O sea, el cuerpo responde a todos los inputs, a todos los flujos que le llegan con una reacción.

Cuando una persona está tratando de adelgazar una de las cosas principales que tiene que hacer, le pasa a los diabéticos, es controlar el estrés. Porque si uno no controla el estrés usted no va a poder adelgazar porque el estrés engorda. Pero quiero explicarles cómo es que el estrés engorda; cada uno de nosotros tiene dos riñones y arriba de esos riñones hay dos glandulitas pequeñas que se llaman las adrenales. Y se llaman las glándulas adrenales porque producen adrenalina. Pero además de adrenalina producen otra hormona que le llamamos cortisol. Ese no es el nombre correcto de esa hormona, es el nombre en inglés. En español se llama glucocorticosteroides, pero es un nombre demasiado largo. Así que preferimos usar el nombre en inglés que es más fácil.

Entonces cuando una persona tiene estrés el cuerpo produce adrenalina, que es la que nos pone en acción, pero también produce cortisol, que le llaman la hormona del estrés. Esa hormona del estrés es el cortisol. El problema es el siguiente: cuando una persona tiene la pareja incorrecta, el jefe demasiado exigente, problemas financieros, un accidente, malas noticias, perdida de seres queridos, obstáculos en la vida, todo eso tiene un efecto sobre la mente. Y como la mente controla todo el cuerpo, incluyendo el sistema hormonal, eso le envía un mensaje al cuerpo de que hay un peligro.

Por ejemplo: Si su jefe amenaza con despedirle usted va a sentir como un peligro; esa reacción es instantánea, la mente es mucho más rápida de lo que nadie puede concebir. Se lo voy a demostrar. Le voy a pedir a usted que usted no piense en elefantes. Y ya usted pensó en elefantes. ¿Se da cuenta? O sea que la mente funciona en automático. Cuando una persona está sintiendo un peligro, un obstáculo, un problema con la pareja, una posible infidelidad, problemas financieros, lo que sea, eso produce estrés. Y ese estrés se convierte en un peligro para el cuerpo y el mensaje que la mente le envía al cuerpo es que hay peligro. Y el cuerpo responde produciendo cortisol. ¿Ahora qué pasa? En el hígado, se almacena una forma de glucosa que se llama glicógeno, que es una glucosa de almacenamiento, llámelo usted el tanque de reserva del cuerpo. La razón por la cual usted puede estar todo un día sin comer y no se muere es porque hay almacenado en el hígado, como siete u ocho horas de abasto de glicógeno, que no es otra cosa que glucosa almacenada.

O sea que está la glucosa que camina, que corre, que flota en la sangre, que las células la utilizan como combustible, pero además está el glicógeno, que hay para siete, ocho horas almacenadas en el hígado. Cuando el cuerpo siente que hay un peligro la reacción del cuerpo es una reacción para pelear o correr. Una de esas dos cosas. Hay peligro, pues el cuerpo lo interpreta como que hay que pelear o correr. Cuando hay que pelear o correr el cuerpo sabe que va a necesitar combustible. Por lo tanto la reacción es peligro, estrés, problema: cortisol, más cortisol. Y el cortisol le da una orden al hígado a que tire para fuera una gran cantidad de glicógeno, que la va a tirar en forma de glucosa. Es glicógeno, pero la convierte, y la convierte en glucosa.

Ahora sube la azúcar. La razón por la cual a un diabético se le sube la azúcar cuando pasa un mal rato es esa misma. Un diabético puede tener la azúcar controlada, la tiene perfecta, pasa un mal rato, le dan una mala noticia, al rato cuando se mide la azúcar, las cuentas por las nubes. Por eso mismo. Porque el estrés es una reacción de peligro, obliga al cuerpo a producir cortisol, el cortisol le da una orden al hígado de que saque hacia fuera la glucosa, porque hay que correr o pelear, el cuerpo no sabe que no hay que correr o pelear, es solamente una emergencia mental de algo que está pasando, pero toda esa glucosa que ahora está flotando en la sangre, como usted no está corriendo ni está peleando esa glucosa tiene que ir a algún sitio. Entonces la glucosa, se combina con la insulina y entre las dos, insulina y glucosa, usted produce la grasa, que se acumula en todas partes del cuerpo, pero principalmente en el abdomen. Cuando usted tiene mucho estrés lo que le va a crecer es el abdomen. Por eso usted ve gente que son flacos y los ve con mucho abdomen porque tienen mucho estrés. Y como tienen estrés, tienen mucho peligro. Como tienen mucho peligro, tienen mucho cortisol. Y como tienen mucho cortisol, tienen mucha glucosa. Y como tienen mucha glucosa, tienen mucha grasa. Así que así es que el estrés le engorda.

Ahora, acá en Estados Unidos, en Puerto Rico, y pronto en México, nosotros ayudamos a las personas a adelgazar y hay la facilidad de que a veces se consiguen suplementos especiales para controlar el estrés. Para el que no tiene un suplemento especial, pues la historia es un poco distinta, pero por ejemplo acá se consiguen suplemento como “Stress Defender”. “Stress Defender” es un suplemento que se diseñó para ayudar a las personas adelgazar controlando el estrés. Básicamente lo que esto hace es que reduce la producción de cortisol. O sea que la persona tolera más peligro, más emergencia, y no hay tanta reacción hormonal. Por lo tanto no hay tanta glucosa y por lo tanto no va a haber tanta grasa.

O sea que la persona puede adelgazar y a vista que el abdomen se le crezca simple y sencillamente porque está pasando estrés. Pero para aquellos de ustedes que no tienen acceso a algo como “Stress Defender” y están sufriendo estrés, déjenme decirles, una de las cosas que mejor funciona es hacer un poco de ejercicio. Se ha descubierto que si todos los días usted da una caminada por 20, 30 minutos, al usted caminar y hacer ejercicio el cuerpo elimina el cortisol excesivo que está en la sangre. O sea que cuando usted va a orinar después de haber hecho ejercicio, el cuerpo orina el exceso de cortisol. Y eso hace que usted pueda dormir bien y que no engorde. Por eso es que las personas que hacen ejercicio, cuando hacen ejercicio duermen bien. Y el día que no hacen ejercicio muchas veces no duermen tan bien. Porque es que usted elimina mucho, mucho del estrés, del cortisol, cuando usted hace ejercicio. Así que, que le sirva para bien, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo