¿Cómo llegó un veneno a su crema dental?


Hoy quiero hablarles un poquito de la historia, es bueno saber la historia, porque cuando uno conoce la historia de algo uno puede aprender de ella para no cometer los mismos errores y es bueno saber la historia de cómo fue que el fluoruro llegó hacerle creer a las personas de que era seguro y terminó en su crema dental, hoy en día está acabando con la tiroides.

En muchos episodios me han oído hablar del tema de la tiroides, hay una epidemia de tiroides, pero una epidemia espectacular. El hipotiroidismo trae obesidad, trae depresión, trae colesterol alto; la persona que tiene hipotiroidismo se le cae el pelo cuando se peina, tiene las manos frías, los pies fríos, pierden interés en la pareja sexual. Las personas que tienen hipotiroidismo tratan de adelgazar y no pueden, retienen líquidos, padecen de estreñimiento, las personas que tienen hipotiroidismo tienen mucha más depresión que las personas que no tienen hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es una condición que desgraciadamente muchas veces no se refleja en los exámenes de laboratorio. Quiere decir que el médico le envía hacer un examen de laboratorio, el laboratorio le dice que está todo bien, la TSH, T4, T3; sin embargo la persona está deprimida, se le cae el pelo cuando se peina, no puede adelgazar, está cansada, perdió interés en su pareja, tiene estreñimiento, tiene infecciones, tiene flujo vaginal, tiene toda una problemática, son como 22 manifestaciones de problemas de hipotiroidismo, pero la prueba dice que está bien y contradice a la realidad de esa persona; esas personas empiezan a experimentar lo que se explica en el libro El Poder del Metabolismo que le explico que se llama hipotiroidismo subclínico.

Lo clínico es lo que se puede observar, así que subclínico es aquello que no se ha podido observar, inclusive hay episodio y en el libro El Poder del Metabolismo estoy explicando como usted medir la temperatura de su cuerpo, porque midiendo la temperatura de su cuerpo usted sabe si tiene hipotiroidismo o no. El laboratorio no se lo va a decir, porque el laboratorio está midiendo lo que está pasando en la sangre, pero la realidad es que la hormona de la tiroides no está activa en la sangre, donde está activa es en las células. O sea que la está midiendo en un sitio donde no está su actividad.

Entonces vamos a conocer un poquito de la historia de cómo fue que ese fluoruro llegó y se implantó y se aceptó como algo necesario para las caries.

“En el año 1945 fue que empezó la historia con el fluoruro, hay que empezar por decir que el fluoruro no es un ingrediente farmacéutico, no es un ingrediente de medicación farmacéutica, el fluoruro de hecho es un desecho industrial. Desecho industrial quiere decir que es algo que es un problema para la industria porque cuando tú fabricas algo y te sobra algo, pues tú tienes que hacer algo con eso que sobró y tienes que disponer de ello en algún sitio, enterrarlo, botarlo o echarlo a un río, echarlo a algo de alguna forma, la fabricación de aluminio y el aluminio empezó bien fuerte en el año 1945, se usaba para fabricar ollas para freír, como aviones, como todo tipo de cosas, latas de refresco, todo eso contiene aluminio.

El aluminio empezó bien fuerte en el año 1945, para tú poder fabricar aluminio por fuerza te va sobrar fluoruro, porque es parte del proceso de manufactura, pero ¿Qué hacían los fabricantes con todo ese montón de fluoruro que es tóxico ahí?, pues este señor de nombre Francis Fray que era el científico principal de la Compañía de Aluminio ALCOA, que es la compañía más grande de aluminio, Americana, tuvo una idea brillante. Su idea fue: “Vamos a encontrarle un uso al fluoruro y en vez de tener que pagar para botarlo, para que lo entierren, para que lo saquen de aquí y nos quiten el tóxico de encima, que tal si logramos que eso sea aceptado y nos lo compren” ¡Era una idea brillante!

Ellos emplearon a una compañía que se llamaba Mellon Institute, el Mellon Institute era una compañía de investigación privada muy conocida, porque era una compañía que todas las industrias que tenían algo que ocultar contrataban a estos científicos para que hicieran un estudio que reflejara lo que ellos querían que se reflejara. Fíjense si trabajaban bien fuerte en eso, que por ejemplo el Mellon Institute fue el que hizo los estudios que por más de 40 años sostuvieron que el asbestos era seguro. El asbestos que se usaba para los techos falsos, que se sabe que causa cáncer, pues por más de 40 años los estudios de ellos sostuvieron y convencieron a las autoridades de que el asbesto era seguro, porque lo decían unos científicos, habían hecho una investigación, eran unos papeles muy gruesos, muy grandes, muy largos.

El Mellon Institute, hizo estudios entonces que fueron contratados por distintas compañías que favoreciera el uso del fluoruro. Las compañías que financiaron, que pagaron al Mellon Institute fueron varias, que se unieron, hicieron como un pote para entre todas pagar esos estudios, porque estos Mellon Institute hacían unos estudios y le daban a usted resultados que usted quisiera, pero cobraban bien cobrados. Entonces participaron ahí el Aluminium Company of America que es ALCOA, el Aluminium Company of Canada, el American Petroleum Company, la Compañía de Petróleo Americana, Kaiser Aluminium que fue de las que contribuyó a eso, Reynolds Steel que son los que hacen el Aluminium Reynolds, el US Steel, la compañía de Aceros Americana y el por último el National Institute of Dental Research que lo que quiere decir es el Instituto Nacional de Investigación sobre la Salud Dental.

Estos tenían un interés específico, ellos querían poder usar esto para las caries, pero ellos querían que no se les pudiera demandar. Si había un estudio que decía que eso no hacía daño, ¡Pues nadie los podía demandar!, así que básicamente estos fueron los que financiaron, los que pusieron la plata, el dinero para que estos mintieran y nos vendieran la idea de que el fluoruro era seguro. El fluoruro es completamente destructivo a la tiroides. De hecho todos los problemas de tiroides, la gran mayoría vienen del uso de fluoruro.”

Quería darles un poco de la historia porque les he hablado del fluoruro muchas veces; yo personalmente no compro pasta dental, crema dental con fluoruro, busco que no tenga fluoruro, porque el fluoruro es extremadamente tóxico. Fíjese si es tóxico que durante la Segunda Guerra Mundial los alemanes usaban el fluoruro para apaciguar a los presos que tenían, judíos. Les echaban fluoruro, porque sabían que el fluoruro les afectaba la tiroides, los deprimía, los ponía débiles y no se podían ni escapar. Así que básicamente y también se sabe que cuando la tiroides estaba muy acelerada le daban un medicamento de fluoruro para suprimirla. O sea que se sabe que el fluoruro es dañino, pero quería que supiera la historia, porque así, si algún dentista le dice a usted, ¡Ah eso no hace ningún daño!, que usted sepa que el pobre dentista suyo es efecto de esta misma mentira que está aquí. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo