Conectando el ADD y la Hiperactividad con la Nutrición

Tenemos madres, padres que nos han estado escribiendo, para que le demos información relativa al tema del famoso déficit de atención y la hiperactividad, que es la enfermedad de moda para estar diagnosticando a los niños.

En Estados Unidos por ejemplo, se calcula, el Centro para el Control de las Enfermedades (Center for Disease Control), calcula que aproximadamente el 11% de todos los niños, de todos los jóvenes de 4 a 17 de edad, ya fueron diagnosticados con déficit de atención o hiperactividad. Las farmacéuticas obviamente están muy interesadas en que esto siga pasando, porque tiene una venta en los millones y millones y millones, para medicar a los niños; pero a los padres nos interesa saber; a los padres y a los que somos abuelos nos interesa saber si realmente puede haber un conexión entre la nutrición y estas condiciones de comportamiento, de falta de concentración como lo son el déficit de atención y la hiperactividad.

Voy a explicarles cosas que se han descubierto sobre esto y de forma que usted pueda buscar una solución si está teniendo un niño o un nieto con déficit de atención o con hiperactividad, que pueda usted empezar a buscar una solución que no sea necesariamente la de medicar; déjenme decirles que dentro del libro “El Poder Del Metabolismo”, hay un capitulo que se llama todos no somos iguales, les recomiendo muy encarecidamente que usted lea ese capítulo de “todos no somos iguales”, porque en ese capítulo estoy hablando de la influencia vital, importantísima del sistema nervioso central autonómico sobre el metabolismo.

Muchos de los niños que tienen déficit de atención, que tienen hiperactividad, pues tienen una condición del sistema nervioso donde el cuerpo no puede quedarse quieto, obviamente todo eso causa una descoordinación y un desenfoque, porque el niño no puede poner su atención en algo y se aburre con demasiada facilidad, la historia común y corriente es que usted tiene un niño cariñosísimo, bonito, bello, lo lleva a una de estas escuelas pre-escolares, ahí el niño como que se comporta de forma que le causa problemas a los otros porque les rompe los juguetes, o les brinca por encima, o la pega de hacer el arte se la pega encima, ese tipo de cosas y finalmente a usted lo llaman y le dicen, mire tiene que manejar a este niño y le voy a dar el nombre de una clínica para que usted vaya a medicarlo; allá en la clínica pues le van a dar medicamentos como Ritalin, como Aderal para que este niño se pueda tranquilizar; pero sería más interesante que usted localizara que tipo de cosas están causando eso. Hay una conexión directa con bastante investigación científica sobre el tema de la conexión entre la nutrición y la hiperactividad y el déficit de atención.

 Hay un doctor, que es el doctor Feingold; quien en los años 1970, fue el primer doctor que trajo a la atención la posibilidad de la conexión entre la nutrición y el déficit de atención o la hiperactividad; este doctor cuando lo atrajo fue por lo siguiente; a él le llego una paciente que venía con un problema de una psoriasis muy desarrollada en la piel, una condición que ya la tenía como en carne viva la piel y esta señora venia de médico en médico, de registro en registro y no encontraban nada.

Este doctor Feingold se le ocurrió por algo que le vino así, ¿Qué tú crees si por algunas semanas tu evitas todo lo que sean los colorantes; si usted mira bien los alimentos que usted consume en su casa, los que vienen en lata, los que vienen en cajita, todos esos tienen colorantes y son colorantes artificiales o naturales, pero son colorantes, son sustancias que se ponen ahí para darles color y puso a esta señora a eliminar todos los colorantes; la cuestión es que esta señora en 4 días se le fue el problema que llevaba años tratando de trabajar con su dermatólogo, se le desapareció.

No solamente eso, a los 10 días el doctor este Feingold recibe una llamada de un médico psiquiatra, que era el médico psiquiatra que trataba a esa señora desde hacía muchos años, para preguntarle ¿qué era lo que había hecho?, porque la depresión que tenía la señora, el desajuste mental, psicológico, emocional que tenía, se había desaparecido; o sea que cuando estamos hablando de que hay una conexión entre lo que una persona come y lo que pasa con el sistema nervioso, pues es lógico que sea así, porque el cuerpo, como usted vera en el libro de “El Poder Del Metabolismo”, todo está dirigido por el sistema a nervioso central autonómico.

El sistema nervioso central, está arriba, en el cerebelo y baja a todo el cuerpo, toda una cablería por la espalda que contacta todos los órganos del cuerpo, todas las glándulas, todo en el cuerpo, todo, todos los sistemas están conectados a el cerebelo; si ese sistema nervioso que tiene una parte que es lo que nosotros llamamos sistema nervioso excitado, que es lo que los médicos llaman sistema simpático, que tienen que ver con la acción; nosotros lo llamamos sistema nervioso excitado y luego tiene otra parte que se llama sistema nervioso pasivo, que se llama parasimpático en la medicina, nosotros usamos las palabras sencillas como sistema excitado, sistema nervioso excitado y sistema nervioso pasivo. Cualquier sustancia que agreda al cuerpo que sea un alimento agresor o un colorante, pues va a activar el sistema nervioso excitado.

El sistema excitado que es el sistema simpático, causa actividad y causa que la persona se desconcentra, la solución que tiene la medicina es que usa unos medicamentos como ritalin o aderal, que son medicamentos que curiosamente son medicamentos que aceleran más el cuerpo, pero que cuando lo aceleran más, el cuerpo para frenar esa aceleración en vez de estar excitado se pasa a pasivo; o sea que el cuerpo siempre trata de mantener un balance; si está muy excitado y usted le mete más excitación con ritalin o aderal, él hace un esfuerzo y regresa y se pone más balanceado, así que básicamente eso es una confusión, eso cambia la personalidad de un niño y ya se sabe por estudios que se han hecho, que muchos de los que hoy en día son adictos como adultos, pues la incidencia de ser adicto cuando adulto, es como dos veces y media más cuando se ha usado medicamentos como ritalin o aderal cuando niño.

Así que básicamente usted está exponiendo su niño a que sea un adicto al alcohol o algún tipo de acción en el futuro; así que yo le recomiendo que si usted tiene un niño con déficit de atención, con hiperactividad; primero usted lea el libro “El Poder Del Metabolismo”, busque el capítulo específicamente de alimentos agresores, que vea los episodios dentro de MetabolismoTV, que hablan del sistema nervioso, del sistema nervioso pasivo y excitado y que concentre en hacer algo como la prueba del pulso.

Hay un episodio reciente que hicimos que se llama la prueba del pulso, la prueba del pulso para detectar alimentos agresores; si usted hace eso puede detectar que alimento es el que le sube el pulso a su niño y va a ver que puede inclusive eliminar. Ha habido pruebas que se hicieron, por ejemplo en Holanda se hizo una prueba, lo hizo la doctora Pesler, tomo 50 niños con déficit de atención e hiperactividad, les quito prácticamente todos los tipos de alimentos que tiende a ser alérgicos, pero los puso a comer pavo, arroz, lechuga, cosas así, poquitas cosas y en cuestión de 10 días, 64% de ellos ya no tenían déficit de atención ni hiperactividad, así que eso es algo para mirar. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo