¡Cuidado!, ¿Chupar el Pecho es Mortal!!!??

Hay que explicarte que realmente eso de chupar el pecho es mortal. Te lo quiero explicar. Te va a parecer inverosímil, pero es verdad eso, es mortal, según las autoridades más reconocidas, según los expertos en salud, según los mejores catedráticos de nutrición, hay que tener cuidado con la grasa saturada, o sea la grasa saturada es mortal.

Resulta, si tienes un bebé, nunca le des el pecho. No dejes que le den el pecho porque lo puedes matar y eso es así. Esto es lo que dicen las autoridades, los catedráticos, los que tienen los mejores credenciales te dicen que la dieta humana debería ser no más de 20% grasa. Idealmente deberías ser 10% grasa. Hay ha habido todo esta infusión de productos bajos en grasa, productos light, productos sin grasa, evitar la grasa, todo ese tipo de mercadeo que existe está basado en esta autoridad que nos está diciendo que la dieta idealmente sería 20% grasa y lo mejor sería que fuera 10%, no más. Hay algunos que han propuesto cero grasa. Comer puros vegetales porque no tienen prácticamente grasa.

Ahora, según estas autoridades chupar el pecho es mortal porque fíjate que la leche materna, la leche de la madre contiene, 55% del contenido de la leche materna es grasa saturada, o sea que estas personas saben tanto, estos catedráticos, estos expertos saben tanto que ellos han hecho posible que se hayan creado fórmulas para darles a los bebés que son superiores a la leche materna, o sea saben más que la naturaleza, saben más que el Creador. De todas maneras quiero que sepas que chupar el pecho no es mortal.

De hecho chupar el pecho es más saludable que pueda hacer tu bebé, pero según las autoridades que nos tienen, nos están metiendo miedo con el tema de la grasa, simple y sencillamente nos dicen que la grasa saturada es mortal cuando que la misma naturaleza nos está demostrando que la grasa saturada no solamente no es mortal, es vital al cuerpo. Se sabe que el 94% de toda la grasa del cuerpo es grasa saturada. Si no fuera saturada se pudriría. Si no fuera saturada se dañaba con el oxígeno, o sea que lo que hace que nosotros podamos estar vivos sin oxidarnos, sin pudrirnos, es la grasa saturada que tenemos.

La grasa saturada no tiene ningún problema, lo que ha tenido problema es el exceso de carbohidratos refinados, pan, harina, arroz, papa, dulce, azúcar, eso es lo que hace que el cuerpo cree grasa saturada en el cuerpo que luego se convierte en obesidad. Entonces estos expertos no les hagas caso. Ellos están gordos. Así que no les hagas caso a los expertos que están gordos y que están alimentando esta epidemia de obesidad.

Dale el pecho al bebé, contiene grasa saturada. Tomate tu aceitito de coco. El aceite de coco, que se recomienda en mi libro El Poder del Metabolismo, es una grasa saturada, pero es un triglicérido de cadena media. Es un tipo de grasa que no te hace daño. Es una grasa que simple y sencillamente lo que te da es energía e inclusive te ayuda a limpiar hongos y a mejorar la tiroides. Así que no les hagas caso a los expertos. La grasa saturada no es mala. Lo que es malo es comer exceso de carbohidratos, exceso de azúcar y crear tu propia grasa saturada que luego te tape las venas y las arterias. Y dale el pecho al bebé. Salud. La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo