Diabetes, grasa abdominal y resistencia a la insulina


Cuando estamos hablando de diabetes o estamos hablando de barriga, de panza o estamos hablando de resistencia a la insulina, estamos hablando de la misma cosa. Pero vamos un poquito a ilustrarle, porque a la fin de la postre si usted quiere adelgazar o quiere controlar su diabetes, al usted adelgazar controla su diabetes.

El 85% de los diabéticos están en sobrepeso, esa es la estadística de la Asociación de Diabetes Americana, el 85% o más de todos los diabéticos están en sobrepeso u obesos. En otro episodio les voy a hablar del peligro que corren los diabéticos flacos, el diabético delgado corre mucho más peligro que el diabético gordito, por eso es tema para otro episodio. De momento lo que quiero que sepan es que si usted quiere controlar la diabetes o quiere controlar la obesidad, usted tiene que vencer la resistencia a la insulina.

La insulina, en el cuerpo está el hígado está por el lado derecho y más o menos debajo del estómago, un poquitito más hacia la izquierda está el páncreas, el páncreas es un órgano que produce insulina; cuando usted consume mucho carbohidrato, pues el cuerpo eso lo convierte en glucosa, cuando sube la glucosa, esa glucosa obliga al cuerpo a producir insulina, porque la única forma que el cuerpo tiene de utilizar esa glucosa es producir insulina.

Ahora, si se junta glucosa más insulina, pues usted va a tener la fórmula mágica para crear grasa, a la hora de adelgazar, de poner a adelgazar el cuerpo usted tendría que reducir la glucosa y la insulina; tan pronto usted reduce la glucosa, digamos usando una dieta como la dieta 3×1, donde usted controla los alimentos tipo E, los que son enemigos del control de la diabetes, o los que son los que engordan, porque los E sirven o para enemigos de control de la diabetes o para alimentos que engordan; cuando usted pone los A que son los amigos del control de la diabetes o son los que adelgazan, usted puede controlar la diabetes, porque está reduciendo la glucosa, reduce la glucosa se reduce la insulina, se reduce la insulina y ya usted no está creando grasa.

Cuando una persona tiene obesidad, sobrepeso o una diabetes descontrolada pues lo que va a pasar es que las células en el centro tienen su hornito, donde queman las cosas, donde crean la combustión, la energía que se crea en la mitocondria; para que la glucosa pueda entrar en la mitocondria, adentro, necesita la ayuda de la insulina, sin la insulina, la glucosa no puede entrar, así que la insulina es como que abre la puerta y la glucosa puede entrar.

Un diabético, uno pensaría que el diabético como a veces usted ve que el diabético se está inyectando, pues usted pensaría que el diabético está falto de insulina. ¡Falso!, el diabético esta preñado de insulina, esta lleno de insulina; pero usted dice “Diantres”, pero ¿Cómo es posible que Frank diga que el diabético esta lleno de insulina si yo veo a veces que se están inyectando insulina?, pues yo les voy a explicar lo que pasa. Todas las células, tienen unos receptores, son como unas antenitas, esos receptores son los receptores de la insulina, cuando la insulina llega y toca ese receptor se abre la puerta para que entonces la glucosa pueda entrar por ahí; pero, el cuerpo cuando hay demasiada insulina empieza a desregular, a quitar los receptores como para protegerse del exceso de insulina.

Si estuviéramos en un cuarto y hubiera una peste horrorosa, pues al principio cuando usted entra al cuarto, usted siente la peste, es invasiva la peste, usted no la tolera; pero si yo la obligara, si usted tuviera que estar aquí 7-8 horas oliendo esa peste, le garantizo que va llegar un momento que usted no la va a sentir, porque su cuerpo se adapta al olor. Por ejemplo un de ambulante, una persona que no se baña, que está sucio, que duerme en la calles, que pobrecito vive donde puede, tiene mucho mal olor en el cuerpo pero no lo siente, el que lo siente es usted porque no está acostumbrado a ese mal olor.

En el cuerpo cuando hay demasiada insulina, es como si fuera una peste, hay tanta que ya el cuerpo no la siente y el cuerpo empieza a perder sus receptores, pierde sus receptores; entonces el diabético tiene que inyectarse insulina porque tiene tanta, tanta, tanta, tanta, tanta que ya el cuerpo no le hace ni caso, entonces la forma es que le meten más insulina, para obligarlo a que reciba esa glucosa y le baje la glucosa; todo esto lo que resulta es que le llaman resistencia, resistencia a la insulina.

La resistencia a la insulina ¿Cómo se va a reflejar? la resistencia a la insulina es fácil de ver, usted no necesita una prueba espectacular ni gastarse una fortuna en esto, es fácil; según este su panza, su barriga, así va estar la resistencia a la insulina. Por ejemplo este señor el de la izquierda tiene un montón de resistencia a la insulina, porque eso lo que hace es que crea un hígado graso, la resistencia a la insulina queda un hígado graso y el hígado se tupe de grasa, no puede filtrar bien y entonces empieza a sacar la barriga para afuera; este señor venció su resistencia a la insulina. Si usted quisiera controlar la diabetes o quisiera adelgazar, usted tiene que vencer la resistencia a la insulina.

Mire esta secuencia, estas mujeres, estas siluetas de mujer, usted puede ver mucha resistencia a la insulina, menos resistencia a la insulina, menos resistencia a la insulina, porque cuando usted mira la panza, usted mira la barriga, usted está viendo el efecto de la resistencia a la insulina.

Para efecto de que es diabético, si quiere controlar su diabetes y quiere vencer el hígado graso y la resistencia a la insulina, pues se trata de que cuando usted mide con su glucómetro, sus medidas tienen que dar entre 70 y 130 como bien se explica en este libro “Diabetes sin Problemas”. Usted quiere controlar la diabetes, usted tiene que tener la medida siempre entre 70 y 130. En el momento que usted se va por arriba de 130, usted tiene destrucción celular, daña los nervios, daña los riñones, daña la retina de los ojos y va tener obesidad, hígado graso y barriga o panza.

Así que básicamente si usted quiere controlar la diabetes, usted tiene que tenerla entre 70 y 130. Por ejemplo una medida de 95, eso sería control de la resistencia a la insulina y bajaría la panza, o un máximo de 129; así que usted lo mantiene entre 70 y 129, si lo mantiene entre esos dos, usted tiene controlada la diabetes y usted vera que se le va a empezar a bajar la panza y cada vez va a necesitar menos insulina al punto que se la van a quitar.

Vigile la silueta controlando su control de carbohidratos, controlando su dieta 3×1, los alimentos enemigos del control de la diabetes y evita tener esa panza y estaría también evitando todo lo que sería llamado resistencia a la insulina. Y ahí lo tienen y se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo