Dietas De Contar Calorías, Daños A La Piel y A La Tiroides

Quiero hablarles sobre la idea y lógica errónea de que uno debe pasar hambre para adelgazar, eso es un tremendo error. La realidad es que si una persona quiere adelgazar necesita mejorar el metabolismo. Voy a explicárselo lo mejor que yo pueda y lo quiero explicar bien porque hay muchas personas que ya han cometido el error de caer en una de estas trampas de una de esas dietas de contar calorías, de pasar hambre, de dejar de comer, y ya le han hecho daño a su cuerpo.

Así que si usted lo puede evitar mejor sería que usted pueda evitar daños al cuerpo, las piezas del cuerpo no las venden, por lo tanto cuando usted dañe algo muchas veces no lo pueden reemplazar. Por ejemplo hay daños a la tiroides que no son reemplazables. Hay daños a la piel que no son reemplazables. Vamos a ver qué es lo que pasa con la dieta de contar calorías, la dieta de pasar hambre y por qué es que le puede hacer daño tanto a la piel como a la tiroides. El metabolismo es bien parecido al motor, motor de un carro. Metabolismo es lo que crea la energía, es lo que convierte los alimentos.

Ahora, la dieta, que estamos hablando de los alimentos, es bien parecido al combustible, que sería la gasolina, o sea que cuando nosotros estamos hablando de dieta, estamos hablando de la gasolina del cuerpo porque es combustible. Es lo que el metabolismo utiliza para con este metabolismo, o sea si la dieta es correcta y alimenta bien el metabolismo, ahora se va a crear energía y esa energía es la que causa el movimiento que nosotros llamamos vida, o sea que cuando estamos hablando de dieta estamos hablando del combustible, de la gasolina y cuando estamos hablando del metabolismo estamos hablando del motor.

Las personas como yo, que tenemos un metabolismo lento, pues no se va a resolver cambiando la gasolina, es como si usted tiene problemas en el motor de su carro, usted no lo va a resolver cambiando la calidad de la gasolina, si el motor está con problemas de combustión, que no quema bien las bujías, no quema bien la gasolina, que no le entra suficiente oxígeno en el carburador para que haya combustión verdadera y haya energía, usted no lo va a resolver cambiando la gasolina. La razón por la cual el condenado problema de la obesidad no resuelve y cada vez está peor en todo el planeta es porque todo el mundo, los expertos insisten en que el problema es la dieta. Es cierto, la dieta es un factor importante, pero la dieta no hace, a menos que usted sepa, a menos que usted trabaje con el metabolismo, usted no va a resolver el problema de la energía.

Llevamos más de 40 años contando calorías, contando calorías; todos los productos, todos, vienen con su panel de nutrición con las calorías. La gente cuenta calorías, productos bajos en calorías, comen menos calorías, de hecho hoy en día se comen menos calorías que antes, esos son los estudios científicos que se han hecho. Se comen menos calorías, pero la gente está más gorda, entonces una teoría es tan buena como los resultados que produzca, o sea que si este árbol no me da fruto quiere decir que el árbol no sirve. Con las calorías llevamos más de 40 años contando calorías, cuidando las calorías, la gente cuenta las calorías y cada vez están más gordos. ¡Pues eso no funciona!.

Ahora, cuando hablamos del metabolismo, el metabolismo es lo que genera la energía, lo que la crea, el combustible es la dieta, es los alimentos. Ahora, en el momento en que nosotros queremos adelgazar o queremos tener energía necesitamos por fuerza trabajar con el metabolismo. ¿Qué cosas afectan el metabolismo? Bueno, pues le afecta el agua, le afecta el oxígeno y le afecta la selección de alimentos que se vayan a utilizar para que ese metabolismo funcione de forma adecuada. Cuando una persona hace una dieta de pura caloría lo que pasa es lo siguiente y le decía que las calorías, una dieta de calorías, la dieta de pasar hambre le puede afectar la piel y la tiroides, fuera de otras cosas más. Mire lo que pasa, el cuerpo depende del metabolismo, cada célula dentro, si usted toma una sola célula, esa célula dentro crea energía. Usted podría decir que cada célula es como si fuera un generador y usted tiene 30 trillones de microscópicos generadores.

Cuando usted dice “Tengo un buen metabolismo.”, lo que está diciendo es que sus generadores están funcionando. Cuando usted dice “Tengo un metabolismo lento y parece que engordo hasta de mirar la comida.”, lo que usted está diciendo es parte de los generadores están apagados. Le está dando el combustible incorrecto, que es la dieta incorrecta, no le da agua, por lo tanto no se puede hidratar. Como no se puede hidratar no tiene suficiente oxígeno. Como no tiene suficiente oxígeno, no tiene combustión. Como no tiene combustión también tiene más ácido y como tiene más ácido, tiene menos oxígeno y es un desmadre, un desastre. Entonces básicamente para uno recobrar el metabolismo uno trabaja con todo lo que uno hace que afecta esas células, pero uno repara el metabolismo mirando qué es lo que cada célula necesita para sobrevivir.

Si usted tiene la capacidad de crear energía, pues usted tiene un metabolismo bueno. Si usted no logra repararlo completo, pues tiene un metabolismo malo. Ahora, aquí viene esta idea de que a alguien se le ocurrió allá en los años 1920, de hecho es un científico del nombre Clement, era de origen francés, este señor estaba haciendo estudios sobre calcular cuánta energía se necesitaba para mover un tren y este señor Clement, y lo puede usted buscar allá en Wikipedia, en Míster Google, que es el que se la sabe toda, puede ver que este señor Clement, francés de origen, estaba estudiando cómo medir la energía que produce el carbón, el carbón que le echan en una caldera para mover un tren. Esa energía, que estaba tratando de medir del carbón, pues como el carbón se quema y cuando se quema produce calor, pues él le llamó caloría. La historia de las calorías es fascinante, viene de carbón, búsquelo en internet, no me crea y va a ver que viene de carbón. Entonces por muchos muchos años se hablaba de cómo medir la cantidad de energía que podría producir el carbón para poder mover los trenes, que era lo que movía la carga en esos tiempos. Allá para el 1918 o el 20 o el 21 estaba Clement hablando de las calorías. Era un término que se utilizaba para saber cuánta energía podría producir el carbón para entonces mover los trenes.

Ahora, cuando se empezó a hablar por primera vez del metabolismo y se empezó a hablar de la obesidad, sobre todo la obesidad porque el metabolismo vino después. Cuando se empezó a hablar de la obesidad alguien dijo “Tiene que ser que el que está gordo es porque come mucho.” Pero esa persona no observó que hay unos flacos condenados que comen como locos y no engordan, como Jorge. Jorge es uno de esos condenados flacos que come como loco y no engorda. Todo el mundo conoce uno de esos flacos condenados, comen pizza, toman Coca-Cola, comen chocolate, comen azúcar, comen pan, comen lo que sea y son delgados y siempre van a ser delgados. Ahora, aquellos de nosotros que tenemos un metabolismo lento no somos privilegiados, nosotros parece que engordamos hasta de mirar la comida.

En el momento que alguien pensó “Ah, la obesidad tiene que ser que esta persona está comiendo mucho, como está comiendo mucho lo que hay que hacer es cortar la comida, que coma menos.” Y de ahí salió que se utilizó el término caloría para las dietas. Y a alguien se le ocurrió “Ah bueno, lo que pasa es que la comida es energía y como la comida es energía y el cuerpo la utiliza para crear movimiento, que es a través del metabolismo, bueno lo que hay que hacer es cortar la comida.” Si usted corta la comida y cuenta las calorías y come menos calorías, pues va a haber menos energía. Si hay menos energía va a haber menos grasa y más o menos todo eso es una lógica tremenda. La realidad es que no es así, la triste realidad es que estamos confrontado el fracaso de esta teoría que realmente es falsa. La teoría de las calorías no es verdad. Regreso en un próximo episodio para continuar esta explicación porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo