Dolor en la planta de los pies


Hoy quiero explicarte, ¿Cuál es la causa principal de ese dolor que muchas personas sufren en la planta de los pies?, personas que pasan todo el día paradas y dirán: “es que estoy todo el día parada”, es verdad, pero hay otras personas que están todo el día parados y no tienen dolor en la planta de los pies. Así que llegó la hora de saber ¿Por qué a ti te duele la planta de los pies y a otra persona no?

Hay veces que las cosas más difíciles, más misteriosas son las más sencillas, porque si algo está pasando y uno no se da cuenta qué lo está causando, pues ciertamente no lo puedes resolver. Veamos un momento cómo es que funciona un cuerpo en relación al peso del cuerpo. El cuerpo humano tiene un peso, digamos, si este cuerpo pesa 70 kilogramos que sería el equivalente como de 160 libras, pues pesa 70 kilogramos o 160 libras, ¿Por qué?, porque hay una fuerza que se llama la fuerza de gravedad. La fuerza de gravedad tiene una atracción de toda la materia ¿hacia dónde?, hacia abajo. La razón por la cual el cuerpo nos pesa, es porque la fuerza de gravedad nos está jalando hacia el centro de la tierra, hacia el centro del globo terráqueo.

Entonces, cuando tú tienes un cuerpo que pesa 70 kilogramos, que se yo, 160 libras, todo el peso del cuerpo está sobre la planta, porque en la planta de un pie, la parte que está tocando el terreno, el piso donde caminas es la planta del pie, es la parte baja. Ahora, si nosotros hacemos un acercamiento, si nos metiéramos dentro de la planta del pie veríamos lo siguiente, veríamos que en el área donde está tocando el peso del cuerpo completo, está sujetado sobre unas células que funcionan como cojines, funcionan como resortes ¿Por qué estas células funcionan como resortes, porque funcionan como cojines?, es como cuando tú te sientas en un sofá y tienes un cojín muy cómodo, pues el cojín te amortigua, el cojín te hace sentir mucho menos la gravedad, pero ¿Qué hace que esa célula pueda crear ese cojín? Te voy a decir lo que es, es que está llena de agua.

El agua que está dentro de las células, ya sabemos por los otros episodios de MetabolismoTV que el doctor, el doctor Gerald Pollack profesor de la Universidad de Washington descubrió y luego publicó en su libro, un libro fascinante, que se llama: “La cuarta fase del agua”. A todos nosotros nos han enseñado en la escuela, que no hay nada más que 3 formas posibles de agua; está el agua líquida, está sólida que sería como cuando haces un bloque de hielo y está el agua en su forma gaseosa, gas, eso es lo que nos enseñaron a todos en física, pero ya se descubrió y se pudo comprobar científicamente que hay una cuarta forma de agua, se llama gelatina.

El cuerpo humano está lleno de agua, pero el agua que nosotros tomamos, tú tomas agua y es agua, pero cuando esa agua entra en contacto, y eso fue lo que descubrió el doctor Gerald Pollack, entra en contacto con la materia que compone el cuerpo, específicamente las proteínas, esa agua se transforma en una gelatina, en efecto tu cuerpo está lleno de gelatina, su cuerpo no está lleno de agua, ¡Sí tiene agua!, pero esa agua está en forma de gelatina. Esa gelatina hace, ¿Cómo hace esa gelatina?, la gelatina acojina, la gelatina sujeta peso. El agua lo sujeto pero no tan bien como la gelatina.

Entonces, ¿Qué es el cuerpo humano?, el cuerpo humano está compuesto de células que al estar llenas de agua, están todas llenas de gelatina, es un agua gelatinosa. De hecho si tú tomas un vaso de agua común, común y lo desparramas sobre una mesa, verás que el agua corre, pero si tú tomas un jugo verde de esos que has extraído de vegetales de hojas verdes y lo desparramas, vas a ver que no corre tan rápido. ¿Por qué no corre tan rápido?, porque tiene mucha gelatina. Todo lo que esté en contacto con cosas vivas del agua se vuelve gelatinoso. Las plantas tienen una sangre adentro que es el agua de la planta que es lo que tú te tomas un jugo verde que es medio gelatinoso, no es tan liquido como el agua agua, ¿Por qué no es líquido?, porque tiene ya una forma gelatinosa, porque cuando entra en contacto con las proteínas de la planta, el agua se vuelve gelatinosa.

Cuando el agua que tu tomas entra en contacto con las proteínas de tu cuerpo se vuelve gelatinosa; en otras palabras que la planta de tu pie es una cama de células de agua que es gelatinosa, pero ¿Qué pasa cuando a esta persona le están doliendo lo pies? Y le duele los pies y dice: “Es que estoy todo el día parada, yo trabajo parado, trabajo parada, me duele la planta de los pies”, pero lo que realmente lo que está pasando es que estas células están bien vacías de agua, entonces el cuerpo tiene que hacer lo siguiente: en vez de ser redondas, en vez de ser gelatinosas, son unas células aplastadas, son aplastadas porque no tienen suficiente agua para poder mantener su forma.

Ahora todo el peso de tu cuerpo, los 70 kilogramos, las 160 libras está con la fuerza del hueso que es sólido, apretando, pillando los nervios que están en la planta de los pies. Obviamente te va a doler. Si yo tomo tu pie y le pongo un bloque de metal de 70 kilogramos arriba pues te va a doler, y eso mismo es lo que está pasando, si tú estás parado o parada y las células que están en la planta de los pies están deshidratadas, pues ahora se aplastan y cuando se aplastan como están envueltas de los nervios, te va a doler.

¿Tú quieres evitar el dolor en la planta de los pies? ¡Toma agua!, ¿Cuánta agua tiene que tomar? Pues sabes que has visto otros episodios, que tu tomas el peso de tu cuerpo en kilogramos, lo divides por 7 y sabes cuántos vasos de agua de 250 mililitros te tocan al día, o si lo divides en libras dices, el peso de tu cuerpo en libras lo divides por el número 16 y te dice cuántos vasos de 8 onzas necesitas por día. Entonces, ¿Quieres que no te duelan tanto los pies? Empieza por hidratar tu cuerpo y verás que ese dolor se te desaparece como por obra y gracia, se desaparece totalmente porque le devuelves al cuerpo esos cojines naturales llenos de gelatina hecha por el agua. Y eso te lo comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo