El agua y el sexo

Entonces vamos a hablar del agua y el sexo, es un tema así fascinante, yo sé que a la mayoría de ustedes no les interesa este tema para nada, pero siempre habrá alguien que le pueda interesar. El agua tiene todo que ver con la sexualidad, tiene todo que ver con el metabolismo y con la sexualidad también. La sexualidad es parte del metabolismo. Cuando una persona tiene sobrepeso o tiene una diabetes descontrolada, pues se le va a afectar su sexualidad.

Voy a empezar por decir que todos nosotros somos seres integrales, por lo tanto, todas las piezas tienen que funcionar, o sea si una persona tiene problemas con su metabolismo, ese problema de metabolismo se va a reflejar no solamente en obesidad o sea, una persona tiene problemas de metabolismo lento, pues va a tener posiblemente obesidad o va a tener una diabetes descontrolada, más del 85% de los diabéticos padecen de sobrepeso. No solamente es que la persona tenga sobrepeso, es que también se le va a afectar su sexualidad por distintas razones, hemos hecho distintos episodios donde hemos explicado por ejemplo que la grasa del cuerpo produce estrógeno.

El estrógeno es una hormona contraria a la testosterona, que es la hormona que básicamente crea el deseo sexual tanto en el hombre como en la mujer, así que cuando una persona entra en obesidad, se afecta su sistema hormonal y se le va a afectar su sexualidad; pero, veamos el hecho de que el cuerpo es un organismo integral, en otras palabras, que si hay un problema con la presión, pues va a haber un problema también posiblemente con otras partes del cuerpo, así que no se puede decir que una persona tiene un cuerpo obeso, no va a estar afectado todas las partes de su cuerpo porque el metabolismo, el metabolismo es lo que pasa dentro de las células para producir energía.

Ahora, esa energía, cuando una persona tiene buena energía metabólica, pues tiene deseos de tener sexo, deseos de jugar, deseos de hacer ejercicio, deseos de vivir la vida, y la persona que no tiene energía, pues no tiene energía para nada; ni para el sexo ni para el ejercicio ni para trabajar ni para nada, osea porque uno inclusive para, para hacer una práctica sexual necesita energía, o sea que la energía es como la base de la vida, porque esa energía es la que se usa para causar el movimiento; no puede haber movimiento si no hay energía porque nada se mueve si no hay energía. Ese movimiento es lo que nosotros llamamos la vida; las cosas vivas se mueven y las cosas muertas no se mueven, o sea que la diferencia principal entre lo vivo y lo muerto es que lo vivo se mueve y lo que está muerto no se mueve; así que básicamente el metabolismo es la fuente de energía que luego permite tener un movimiento que luego llamamos la vida.

Ahora, ¿qué tiene que ver el agua con la sexualidad? Pues tiene todo que ver, en el caso del hombre específicamente, estar el cuerpo hidratado agua, es crucial para la sexualidad. Un hombre no va a tener metabolismo si no toma suficiente agua. Hemos hecho episodios anteriores donde usted ve la necesidad de tomar agua; el agua es vital. ¿Cuánta agua? Bueno pues nosotros usamos una fórmula, me voy a dar el lujo de repetirla porque nunca está de más, donde usted dice los kilogramos divido por 7 igual a vasos de agua, o las libras dividido por 16 igual a vasos de agua osea que si usted dice, yo peso 70 kilogramos, pues lo divido por 7, me tocan 10 vasos al día; ah!! yo peso 160 libras, en libras, lo divido por 16, me tocan 10 vasos; si es kilogramos lo divide por 7 para saber cuántos vasos de agua le tocan al día para restaurar su metabolismo, y si es por libra pues lo divide por 16 y si es por kilogramo, por 7; pero básicamente esa es la fórmula de uno restaurar la hidratación del cuerpo.

La mayoría de la gente no se toma suficiente agua para restaurar el metabolismo y muchos van a tener problemas de tipo sexual porque la sexualidad tiene que ver con la función de energía del cuerpo, es una de las actividades normales que papá Dios nos dio que se pueden usar y que se deben de usar, pero uno tendría de tener el cuerpo hidratado para poderlo usar.
En el caso del hombre en específico, el sistema sexual del hombre es un sistema hidráulico, el hombre tiene una idea, una idea arriba en la cabeza, se entusiasma con algo y cuando se entusiasma con algo, envía un mensaje por el sistema nervioso y el miembro sexual se excita, cuando el miembro sexual se excita, que es el pene, pues el pene se llena de sangre. La sangre humana es 94% agua, el otro 6% son proteínas y demás que hay ahí, un hombre que está deshidratado va a tener la sangre bien espesa.

Cuando tiene la sangre bien espesa, bien viscosa no penetra y no puede tener una buena erección, por lo tanto no funciona sexualmente, así que muchos de los hombres que hoy en día tienen impotencia o que están tomando Viagra o medicamentos de esos, lo único que les pasa es que están deshidratados. Nosotros estamos acostumbrados dentro de los Natural Slim, que la persona viene, empieza a adelgazar y una de las cosas que nos reporta así calladito es “oiga, me regresó mi potencia sexual” y se ven sorprendidos, a veces las esposas vienen a darnos las gracias, son cositas que pasan calladitas, pero es parte de lo que es una mejoría del cuerpo; no hay nada malo con ello, de hecho, si papá Dios nos lo dio y lo usamos en buena lid, con la pareja correcta y sin inmoralidad ¿por qué no usarlo? Porque es parte de eso, para eso nos lo dieron.

En los hombres, el hombre cuando se empieza a hidratar, empieza a notar que su sexualidad empieza a funcionar, ya no tiene una erección que se le cae seguida, tiene durabilidad, tiene potencia y puede funcionar, pero un hombre deshidratado no va a poder funcionar. En la mujer pasa igual, la mujer necesita lubricarse, si la mujer no se puede lubricar pues le va a doler, si le duele, no lo va a querer. Por lo tanto, tanto para el hombre, para que pueda funcionar, como para la mujer, para que pueda estar interesada y no le duela, ambos necesitan del agua, o sea, que esos vasos de agua, esa H2O, esa agua como tal, es vital para la sexualidad.

Por ejemplo, cuando usted se toma una cerveza, o toma alcohol, o toma vino, pues en efecto puede que a usted el alcohol lo desinhiba para la sexualidad, pero déjeme decirle, no le conviene para la sexualidad porque puede que le quite las inhibiciones, pero lo deshidrata. Así que el alcohol puede que le quite las inhibiciones, pero no le va a dejar funcionar después en la cama, y eso no le va a funcionar, no le va a quedar bien la peliculita, así que básicamente es importante que tome agua, ¿cuánta agua? Pues ya sabe, los kilos de su cuerpo dividido por 7, o las libras de su cuerpo dividido por 16 le da cuántos vasos de agua. Así que salud con el agua y buena sexualidad. Y esto se lo comento pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo