El café, ¿me engorda o me adelgaza?


Quiero compartir contigo información de última investigación sobre el fascinante tema del café, la bebida que más se bebe en todo el planeta, o cercano a la primera bebida; yo creo que la bebida que más de bebe por estadística es el té, es el té porque se usa en muchos más países; pero el café va segundo pero ahí al ras. Vamos a ver si realmente ¿me engorda o me adelgaza? Hay ciencia nueva para hablarlo. Me refiero a esto, estoy hablando ahora mismo del café como tal, no estoy hablando ahora del café con leche ni con las otras sustancias que se le hecha; el café puramente, porque fue el estudio que se hizo.

Café vs Agua

El cuerpo tiene una habilidad o para quemar grasa o para quitar grasa. Según uno va envejeciendo y va entrando más en edad, si hubo otras condiciones que están pasando con el metabolismo más la influencia del sistema nervioso, pues hay personas que tienen mucha tendencia a engordar y otros tienen más tendencia a mantenerse delgado. Pues se hizo un estudio para probar cuál era el efecto verdadero de la cafeína del café usada como café negro y en ese estudio se estuvo comparando café negro versus tomar agua. Así que un grupo tomaba café negro y otro tomaba agua y se comparaban y ambos se medían.

El cuerpo humano tiene dos tipos de grasas principales; tiene una grasa que es la grasa blanca, la grasa blanca es una grasa que es blanca y no tiene actividad térmica, térmica porque no tiene calor, porque no hay ahí creación de energía, es una grasa que está como almacenamiento, mucha de la obesidad es grasa blanca. Ahora un bebé recién nacido es más calientito, si usted toma un bebé en sus brazos a ver que es más calientito el bebé porque tiene lo que llama una gran cantidad de grasa parda. La grasa parda es una grasa que no es blanca, tira a color marrón pero esa grasa del bebé está bien activa hablando de metabolismo, el metabolismo está bien activo y esa grasa es más calientita y produce calor porque tiene mitocondrias dentro. Usted sabe que la mitocondria es esa parte de la célula donde se produce la energía, la grasa blanca no tiene esa mitocondria, pero la grasa parda está viva como diríamos metabólicamente hablando.

Entonces, a nosotros los adultos se nos va desapareciendo con los años la grasa parda y va aumentando la grasa blanca y eso se llama sobrepeso obesidad o lo que sea; pero a todos los adultos nos queda cierta cantidad de grasa parda en algunas áreas específicas del cuerpo, mientras más ejercicio haga una persona, más se conserva la grasa parda; mientras menos ejercicio haga la persona menos se conserva esa grasa parda que es una grasa que está metabólicamente activa. De hecho la forma de poder medir si hay grasa parda en el cuerpo es usando una cámara infrarroja. La cámara infrarroja detecta sin penetrar la piel, detecta el calor que emite el cuerpo y va a notar que hay áreas del cuerpo donde la temperatura está 10 grados más alta, hasta 10 grados más alto, porque tiene más grasa parda que emite ese calor, que hay más división celular, más mitocondria y demás.

El estudio que se hizo, hicieron estudios donde tomaron personas, les medían exactamente cuánta emisión de rayos infrarrojos de calor tenía su cuerpo y ponían un grupo a tomar café, una sola taza al día y el otro tomar agua en ese mismo momento. Lo que encontraron después de varias semanas de hacerlo fue que de forma uniforme se pudo demostrar que el café activa una proteína que se llama la UCP1, qué es una proteína que activa la grasa parda y se sabía que la estaba activando por el calor que produce y ese calor es medibles se podía medir en la cámara infrarroja. Este estudio se llamó: “La exposición a la cafeína induce cambios en la grasa parda y en el tejido adiposo, que es la grasa, tanto in vitro, que quieres en el laboratorio como en vivo”. O sea que lo pudieron probar tanto en el ambiente de laboratorio dentro de una probeta como también lo pudieron probar en vivo.

Así que está comprobado, este estudio lo dirigió el Doctor Velickovic y su grupo en el 2019, reciente pero definitivamente demuestra que el café como tal, la cafeína como tal aumenta el calor y si está aumentando el calor y activa la grasa parda, pues se sabe que está aumentando el metabolismo. Así que sí le puede ayudar su tacita de café. No lo estoy ahora mezclando esto con la leche que usted le ponga, que pues es un alimento tipo o con las otras cosas que usted le ponga a su café. Estoy hablando específicamente de la cafeína del café, definitivamente ayuda a mover el metabolismo, a calentar el cuerpo, activar la grasa parda y a quemar grasa blanca. Y esto se lo comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo