El Cáncer No Es Una Enfermedad, Es Un Síntoma

Quiero hablarles del cáncer porque he tenido muchas, muchas personas que nos escriben a mí y a Jorge, para que hablemos del tema del cáncer, porque tienen algún ser querido, alguien con cáncer, han perdido alguien recientemente o alguien que ya está sufriendo esto en el momento o que inclusive sospechan de cáncer en este momento.

El cáncer es algo que ha venido acabando con la sociedad, viene en aumento, pero desde el punto de vista del metabolismo, lo que quiero compartir con ustedes es que el cáncer realmente no es una enfermedad, es un síntoma. Una enfermedad es algo que existe por sí mismo; sin embargo, el cáncer, lo que ya se ha descubierto, hay dos doctores que publicaron un estudio muy muy interesante reciente que son de la Universidad de Arizona y otro de la Universidad de Australia que han trabajado juntos en un trabajo conjunto, donde publicaron una teoría que es la que más aceptación esta teniendo dentro del mundo científico hoy en día en cuanto al tema del cáncer.

Básicamente la teoría que publican pero ya con bastante evidencia, como para darle soporte a esa teoría es que el cáncer realmente no es una enfermedad, es un síntoma; es un síntoma de un cuerpo que está en crisis, de un cuerpo cuyo medio ambiente ya no conduce a la vida normal de las células por lo cual las células entran en un programa donde se cambia y de eso quiero hablarles. Yo trabajo con obesidad y con diabetes; en el tema de obesidad, pues se sabe que las personas que tienen obesidad, ya la estadística es que tienen 3 veces y media más cáncer que las personas que no tienen obesidad; eso está en los estudios clínicos.

Ahora, en la diabetes es peor, porque las personas con diabetes tiene 5 ½ veces más cáncer que las personas que no tienen diabetes; en otras palabras, como la obesidad y la diabetes están relacionadas desde el punto de vista que más del 85% de todos los diabéticos tiene obesidad y tanto la obesidad como la diabetes tiene alta incidencia de cáncer, mucho más que toda la población, que constantemente estamos trabajando con personas con diabetes que padecen de cáncer o han padecido de cáncer de seno o de la próstata o del intestino o de algo.

Entonces el cáncer, obesidad y diabetes son temas un poco inseparables; de hecho en Estados Unidos la causa principal de muerte es ataques al corazón, problemas cardiovasculares; la segunda es cáncer; se sabe que por ejemplo hay una relación directa entre los niveles de glucosa y el de cáncer. Hubo un investigador, el doctor Warburg, que ganó un premio Nobel precisamente, porque descubrió unas células, unas enzimas que crean las células y recibió el premio Nobel de fisiología en el año de 1931 por su descubrimiento sobre cómo era que el cáncer era una célula comedora, gran comedora de azúcar.

Ahora voy a explicar la teoría de los doctores Davis y Liebenburg, es la teoría que más he visto y que más sentido me hace y cuadra perfecto con la observación que he hecho con las miles de personas que han pasado por el sistema NaturalSlim padeciendo de cáncer o que habían padecido de cáncer. Las células cancerosas son unas células bien rudimentarias, que es una célula como bien antigua y cuando digo antigua es que son como ancestrales.

Las primeras células que le llamaban metazoa 1, es un tipo de célula bien rudimentaria, no con muchos organillos dentro, sino una cosa que no se diferenciaba, las células cancerosas son de ese tipo, son unas células bien sencillas, bien sencillas y es una célula que lo único que utiliza como alimento es la glucosa, la célula cancerosa es bien sencilla en su diseño en su estructura y lo único que utiliza como alimento es la glucosa.

Una célula ya desarrollada que es lo que llaman metazoa 2, le llaman los genetistas así, es una célula ya como evolucionada y es una célula que ya tiene dentro unos organillos y tiene unas funciones y esto puede utilizar aminoácidos que vienen de las proteínas, puede usar lípidos que son grasa y puede usar glucosa; en otras palabras que una célula ya evolucionada, las normales del cuerpo de nosotros, pueden utilizar como alimento o la proteína, o las grasa, o los carbohidratos; sin embargo el cáncer solamente puede usar la glucosa, punto y se acabó.

Las células cancerosas son grandes comedoras de glucosa, de hecho se han hecho estudios donde se ha visto que las células cancerosas consumen la glucosa 7 veces más rápido que las células del cuerpo; inclusive para encontrarle el cáncer en una persona, lo que hacen es que el cuerpo, para encontrar el tumor, al cuerpo le dan una solución de glucosa; o sea azúcar liquida y esa solución se la dan con radioactividad y cuando esa solución entra al cuerpo, como esa glucosa esta radioactiva; o sea que tiene radiación, va ir a parar al sitio donde está el tumor, porque ahí es donde se está comiendo la glucosa rápido y eso se ilumina, y luego cuando hacen la radiografía y demás, usted va a encontrar ahí en todo su despliegue el tumor; lo encuentran poniéndole glucosa, porque el cáncer es un gran comedor de glucosa y como le decía es una célula bien como primaria, bien ancestral, bien antigua, de poca diferenciación.

Ahora, le decía que el cáncer no es una enfermedad, no es una enfermedad, esto es lo que dice la teoría bastante sustentada de los doctores Davis y Liebenburg. Una enfermedad es una condición que tiene por decir un tratamiento, algún tratamiento; pero el cáncer como tal es un síntoma, un síntoma quiere decir como una señal; de hecho la palabra síntoma si usted la busca en el diccionario va a ver que viene de la palabra señal; o sea que cuando usted tiene un dolor de cabeza, el cuerpo le está dando una señal de que algo está pasando, si usted tiene fiebre le está dando otra señal y estos son los síntomas; así que los síntomas son como señales.

El cáncer no es una enfermedad, es un síntoma y es un síntoma de un ambiente que está bajo en oxígeno, bajo en oxígeno, es un ambiente interno que esta ácido en vez de alcalino, es un ambiente interno que esta frío en vez de caliente; por ejemplo hay descubrimientos que hizo por ejemplo el doctor Otto Warburg en el 1931 le dieron su premio Nobel, porque el logro tomar células saludables y hacer un experimento donde le quitaba el oxígeno, 30% del oxígeno y lograba que esa célula se convirtiera en una célula cancerosa; o sea, él creaba cáncer ahí, demostró que el cáncer era una condición de bajo oxigeno; claro, cuando el cuerpo está muy ácido, pues la palabra ácido quiere decir falta de oxígeno, porque el ácido siempre destruye el oxígeno, eso está en todos los manuales de química.

Así que básicamente como las células cancerosas lo que usan es glucosa; eso no produce, la glucosa no produce tanto calor, tanta energía, como produce una mezcla como esta, rica en aminoácidos, lípidos que son grasas y glucosa; esto produce más calor y esto produce menos calor; por lo tanto el cáncer es frío; de hecho se sabe que el cáncer no sobrevive temperaturas de más de 106 grados Fahrenheit, por eso hay tratamientos en Europa donde tratan de matar el tumor canceroso subiendo la temperatura, usando infrarrojo; así que básicamente las características del cáncer, todas son de que las células para sobrevivir dentro de un ambiente toxico, pues para sobrevivir, ellas tienen que cambiarse de metazoa 2 a metazoa 1, donde básicamente regresan a su estado ancestral y se activa un programa de sobrevivencia antiquísimo, donde van a sobrevivir con lo que aparezca y lo único que aparece fácil de utilizar es la glucosa, de hecho el cáncer no oxida la glucosa, no la quema, lo que hace es que la fermenta; o sea que bien ineficiente; o sea que si hay cáncer hay que pensar que es un síntoma y habría que manejar los síntomas que sería el ambiente tóxico, la falta de oxígeno, la falta de hidratación, la falta de un buen metabolismo. Y eso señores se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo