El problema de las piedras en los riñones


Cuando hablamos de las piedras en los riñones estamos hablando verdaderamente de piedra, son piedras; por aquí ven una foto de piedras que sacaron de los riñones y son piedras de todas las formas, son puntiagudas, tienen filos cortantes y demás, por eso es que tener piedras en los riñones es muy doloroso.

Para que tenga una idea del tamaño, el tamaño parece pequeño pero si usted lo ve, esa es una piedra de los riñones arriba de un dedo y puede asi tener idea de la proporción. La realidad de eso de por sí parece pequeño, pero es tan grande que no cabe por el conducto urinario, por lo tanto como eso tiene puntas y tiene filos, eso empieza a cortar y van a empezar a sangrar todos los conductos urinarios, esto es muy, muy, muy doloroso.

¿Qué lo causa? Y ¿Qué se puede hacer cada vez que ya uno las tiene? Y quiere resolver el problema de las piedras en los riñones. El cuerpo humano depende totalmente de los riñones, cada uno de nosotros tenemos 2 riñones, uno a un lado y el otro al otro, arriba de los riñones están las glándulas adrenales que producen hormonas como el cortisol, adrenalina y demás, pero los riñones como tal tiene una función muy importante, porque los riñones son los que filtran y envían la orina hacia la uretra que luego que convierte en orina.

Ahora, los riñones tienen también la función de balancear todo el equilibrio de los minerales, en los riñones se controla el balance de potasio, de sodio, de magnesio, de calcio y de todos los otros minerales, por eso es que cuando una persona tiene problemas con los riñones, digamos que va a diálisis, que ya tiene que ir a que una máquina que le limpie su sangre porque los riñones le dejaron de funcionar o ya no le están funcionando bien, pues empieza a tener verdaderamente, verdaderos problemas de salud porque el balance de estos minerales es esencial para que el cuerpo pueda mantener la presión de la sangre, para que pueda hacer todas las funciones de las enzimas, de las hormonas y demás.

Las piedras en los riñones, lo que se ha descubierto es que vienen principalmente de malos hábitos; el hábito principal que causa piedras en los riñones es la deshidratación; cuando una persona no toma suficiente agua, no sigue la fórmula de agua, ustedes han visto que la fórmula de agua que utilizo muy exitosamente que la hablo en mi libro El Poder del Metabolismo, que la hablo nuevamente en mi libro Diabetes sin Problemas, es una fórmula fácil de entender. Usted dice, ¿Cuántos kilogramos pesa su cuerpo? ¡Qué sé yo! 70 kilogramos, los divide por el número 7 y eso te dice cuántos vasos, le tocarían 10 vasos, usted toma el peso en kilogramos, lo divide por 7 y sabe cuántos vasos le tocan al día, en este caso serían vasos de 240 a 250 mililitros.

Si fuera en libras pues usted dice, peso 160 libras, lo divido por el número 16 y me dice otra vez 10 vasos, pero ahora son de 8 onzas, la misma cosa pero puesto en otro tipo de medidas. Kilogramos divididos por 7, el peso de su cuerpo; libras dividido por 16 le dice cuántos vasos de agua; cuando una persona tiene deshidratación se empiezan a acumular cálculos, lo que llaman cálculos que son piedras en los riñones.

Ahora, lo otro que lo produce es que cuando una persona esta deficiente de magnesio, el magnesio es un mineral que relaja y como relaja abre los conductos urinarios y permite que todo eso antes de que se concentre y se vuelvan piedras de calcio baje por ahí en la orina, se supone que todos esos minerales que sobran salen en la orina. Cuando eso se concentra dentro de los riñones porque el cuerpo tiene muy poca agua pero además tiene muy poco magnesio porque el magnesio empieza a romper y a dilatar las arterias para que todo eso salga por ahí, por los conductos urinarios como debería salir. El magnesio no funciona bien si hay una deficiencia de potasio; resulta que el magnesio y potasio trabajan juntos, yo le llamo el dúo dinámico, estos dos trabajan juntos, así que usted consume magnesio y potasio.

Ahora si usted hace por ejemplo jugo de vegetales, los jugos de vegetales naturales, frescos tienen grandes cantidades de magnesio y de potasio y ahí tendría una fuente natural de ellos. Así que el problema principal es la deshidratación, el segundo problema es la falta de magnesio y potasio, principalmente magnesio que causa que esas piedras se van formando ahí y son como unos filos que cortan durísimos, cortan muy feo.

Ahora, a la hora de romperlo, que ya el problema está ahí, pues ya usted lo tiene ahí, ya es un poco difícil tomar agua y un poco difícil que usted lo pueda romper con magnesio y potasio, esto es para prevenirlo, este lado que está aquí es el lado de prevención. Hoy en día la medicina tiene algunos sistemas que son menos dolorosos como tratar de romper las piedras esas con ultrasonido, como quiera que sea lo más seguro le va a doler, como quiera le va doler.

Ahora, algo que si he visto que es natural, que tiene algunos estudios que demuestran que funciona, hay una hierba que crece en el Amazonas, se dio muy popular porque los indios del Amazonas, especialmente los del Perú lo han utilizado por miles de años para romper las piedras en los riñones. La hierba se llama chanca piedra. Chanca piedra en peruano, en el lenguaje indígena peruano, indígena peruano, “chanca” quiere decir rompe, así que se llama rompe piedra, esa planta natural la han utilizado por miles de años los indígenas para romper las piedras en los riñones; son cosas que se aprenden por la pura observación; así que si usted ya las tiene, pues trate, busque información sobre chanca piedra; yo sé que funciona porque he visto estudios que funciona. Lo mejor es evitarlo, prevención, buena hidratación, magnesio, potasio, la dieta correcta y no tendría que estar usando esto. Pero si ya las tiene encima, antes de que le den el tajo, antes que le den el mal rato que se la van a sacar con una sonda metida por uno de esos sitios incomodísimo, pues básicamente trátese con ¡Chanca piedra! Y esto se lo comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo