El segundo cerebro


Hoy quiero dejarte saber los últimos resultados de mi investigación llevo meses investigando este tema muchos de los científicos de hoy en día están investigando este tema de lo que llaman el segundo cerebro.

Todos sabemos que tenemos un intestino delgado que es donde ocurre la digestión los alimentos se digieren realmente en el intestino delgado y también tenemos un intestino grueso que es distinto al intestino delgado de hecho las bacterias que viven dentro del intestino grueso no son iguales a las que viven en el intestino delgado  y tienen una función distinta de esto no se sabía mucho pero ahora se está sabiendo más. Cuando tú los miras juntos intestino delgado e intestino grueso pues se ven así.

Ahora hay que saber verdad que la microbiota que son los organismos que viven dentro de ese intestino delgado o grueso no es igual por ejemplo se ha visto en estudios que se han hecho con ratas; con una rata delgada que tiene una microbiota buena que es saludable dentro del intestino pero una rata obesa o diabética tiene una microbiota distinta quiere eso decir que los componentes las bacterias que viven dentro de la rata delgada y de la rata obesa o diabética no son iguales esto es un descubrimiento nuevo.

Entonces básicamente podemos ver que una persona que tiene problemas de obesidad vs una persona delgada pues van a tener una flora intestinal una microbiota distinta; en la persona con obesidad o diabetes, usted va a ver más de la microbiota putreficante de la que hace daño de la que inflama y en la persona delgada va ver más de las bacterias buenas así que son los habitantes del intestino los que hacen la diferencia.

Por otro lado hay que saber también que todos los almidones no son iguales por ejemplo:

  • Hay almidones uno de ellos que usted va ver a la izquierda se llama Amilopectina. La Amilopectina incluye alimentos como decir: harina de maíz, pan blanco, arroz blanco eso es la amilopectina se rompe rápido y sube la glucosa rápido.
  • A la derecha vemos un tipo de almidón distinto que está dentro del humos de los garbanzos, dentro del plátano verde y del pan integral hay más cantidad de Amilosa que es un tipo de almidón que se rompe con dificultad por lo tanto no sube tan rápido la glucosa, pues todos los almidones no son iguales.

Ahora existe lo que se llaman almidones resistentes, los almidones resistentes se definen como almidones que resisten la digestión del intestino delgado por lo cual no aumenta la glucosa o sea que cuando un almidón se llama almidón resistente es porque resiste la digestión quiere decir que no se convierte fácilmente a la glucosa y no le va ayudar a engordar todo lo contrario. Así que todo eso que no se digiere bien en el intestino delgado se llaman resistentes porque no suben la glucosa.

Le presento mi último descubrimiento, mi último desarrollo es una harina hecha de almidones resistentes que se llama Glucotein y es una harina que se puede utilizar y es de bajo índice glicémico no tiene gluten, ni arroz, ni maíz que son muchas veces para muchas personas alimentos agresores o sea que les agreden tanto el arroz como el maíz; así que básicamente esto es hecho principalmente de lo que llaman plátano verde aquí en Puerto Rico le decimos guineo verde que tiene un almidón resistente que resiste la digestión y también de lo que llaman en México chícharo le llaman arvejas le llamamos pitipuas que es un tipo también de leguminosa que tiene un almidón resistente o sea que resiste a la digestión en el intestino delgado.

Con esa harina se puede hacer: pan, galletas, empanizados, postres y espesar salsas, con la ventaja de que no sube gran cosa el índice glucémico que es la glucosa en la sangre y ayuda a las personas a adelgazar y a los diabéticos a controlar es algo realmente así novedoso. Ya se ha descubierto que hay un segundo cerebro y el segundo cerebro no es el que en la cabeza, es el que está abajo en el intestino grueso; en el intestino grueso se descubrió que hay un segundo cerebro y de hecho el cerebro de arriba y el segundo cerebro que es el intestino grueso se comunican ya se ha descubierto inclusive los nervios donde se comunican y uno se habla con otro.

Hemos visto entonces que muchos de los problemas neurológicos problemas de enfermedades autoinmunes están relacionadas a problemas con el segundo cerebro por el uso de antibiótico y demás que se daba a muerto la flora natural que vivía halla y ahora está habitado por bacterias que no son tan buenas. Entonces básicamente hay una comunicación entre el cerebro normal y el cerebro que está en el intestino grueso y esa comunicación determina cómo va actuar el sistema hormonal y cómo va a funcionar el sistema nervioso.

Las bacterias buenas del intestino grueso solo consumen fibras y almidones resistentes o sea que las bacterias que viven dentro del intestino grueso solamente consumen fibras y almidones resistentes es lo único que consumen; si se le da ese tipo de alimento que es harina resistentes ellas producen como parte de su digestión esas bacterias las buenas producen lo que se llama ácido butírico que es una sustancia casi milagrosa, eso es antiinflamatorio, es anticáncer, ayuda adelgazar, le ayuda a dormir, le da mucha energía.

El ácido butírico inclusive se ha tratado de producir para dárselo a las personas en cápsula pero no se absorbe bien; sin embargo si lo crean las bacterias en el intestino grueso en ese segundo cerebro pues funciona a nivel de todo el cuerpo bajando la inflamación, ayudando a adelgazar, controlando el cáncer todo ese tipo de situaciones así que estamos bien emocionados con este descubrimiento de que podemos ahora ayudar a las personas más con su metabolismo trabajando con esa flora intestinal buena que está en el segundo cerebro.

Entonces básicamente Glucotein es un almidón resistente que actúa como prebiótico se llama prebiótico a lo que sirve de comida para las bacterias buenas pero solamente alimenta a las buenas porque a las bacterias putreficantes que viven en el intestino grueso en ese segundo cerebro cuando son putreficantes lo que producen es inflamación, toxinas, problemas neurológicos, falta de sueño y obesidad ahora estamos viendo que mucha veces las personas que tienen problemas de obesidad no es solamente que estén comiendo incorrecto eso se puede corregir se le puede ayudar. Ahora descubrimos cuál es la última causa que nos faltaba que es que el segundo cerebro está afectado así que estamos en la misión de reactivar ese segundo cerebro y que una persona pueda regresar a tener su metabolismo completo en total equilibrio y armonía. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo