Estoy Enviciado

Una persona nos pregunta en Metabolismo TV sobre el tema este de cómo romper el vicio. Vamos a explicar esto un poquitito porque es un tema muy importante. Nosotros nos hemos dado cuenta después de trabajar con más de 100 mil personas, el libro El Poder Del Metabolismo ya va por sobre 300 mil copias, y sobre 100 mil personas han comunicado con nosotros de una forma u otra, ya sea entrando a Metabolismo TV, escribiéndonos e-mails, mandándonos sus historias de éxito, y de hecho si usted ha logrado un éxito muy bueno o una mejoría de salud con el libro El Poder Del Metabolismo pues siempre le agradecemos que nos comunique esa información a Metabolismo TV y nosotros damos a conocer esa información con su autorización porque eso motiva a otras personas a ayudar la salud, a mejorar la diabetes, a adelgazar, a recobrar la energía de su cuerpo.

Así que su buen ejemplo puede ayudar a miles y miles de personas que nos están viendo, Metabolismo TV se ve en todos los países en Latinoamérica y en España también. Así que tenemos una buena influencia en dar buen ejemplo a otros. Uno de los temas que se toca en el libro El Poder Del Metabolismo es el tema de que los carbohidratos refinados son adictivos, o sea cuando su cuerpo le pide algo, le pide algo, nunca le pide carne, nunca le pide queso, nunca le pide huevo y nunca le pide ensalada. ¿Qué le pide? Le pide donas, le pide pan, le pide harina, le pide dulce, le pide chocolate; o sea que el cuerpo humano llega a ponerse adicto con un vicio a los carbohidratos refinados. Una de las formas en que una persona queda atrapada, ¡atrapada!, de la adicción a los carbohidratos es que abusa de cierto tipo de carbohidratos, digamos azúcar, chocolate, qué sé yo, líquido dulce ese que contienen la Coca-Cola y todos esos otros refrescos y la persona luego no se puede quitar. Y no se puede quitar porque le queda atrapado.

Yo quiero explicarles un poquito cómo es que ocurre la adicción y cómo es que la rompemos y luego ir con ustedes sobre cómo resolver la ola de adicción, como romper el vicio dependiendo de si usted tiene un sistema nervioso pasivo o excitado. La adicción a los carbohidratos tiene atrapada a medio planeta. Los carbohidratos y la azúcar son adictivos. Son tan adictivos como lo sería el alcohol para el alcohólico, tan adictivos como lo sería la droga, la heroína, la cocaína, la mariguana, para un adicto. Es lo mismo, o sea cuando el cuerpo suyo le está pidiendo algo se lo está pidiendo por arriba de su poder de dominio del cuerpo. Por lo tanto eso es una adicción. Una adicción por definición es una condición que una persona no puede controlar, es una condición que domina la persona. Entonces una persona que está con obesidad, que está con diabetes y no puede dejar de comer pan y no puede dejar de comer chocolate o no puede dejar de comer dulce es una persona que está gordita.

Entonces la solución al problema empieza por uno reconocer que es una adicción. Una adicción no se puede romper con una dieta, para romper una adicción hace falta un sistema de desintoxicación. Mire cómo funciona., en el cuerpo humano hay ciertas glándulas que dominan las otras. Aquí, detrás de la frente, aquí donde los hindús se ponen un puntito, está una glándula que se llama la glándula pineal; es una glándula pequeñita, pero es una glándula que es una glándula maestra que le da órdenes a todas las otras glándulas del cuerpo, incluyendo la tiroides, el páncreas, el hígado, a todas les da órdenes. Se llama la glándula pineal. Está como a pulgada y media hacia dentro, qué se yo, 5 o 6 centímetros por aquí para dentro, ahí está la glándula pineal hacia dentro. Esa glándula pineal, es la glándula que controla todo el resto, es una glándula maestra. Esa glándula produce varias sustancias, pero una de las sustancias más importantes que produce es una sustancia que se llama betaendorfinas.

Las betaendorfinas es un tipo de sustancia que produce el cuerpo de forma natural en la glándula pineal que es una sustancia que es calmante, es analgésica que quiere decir que quita dolor, reduce el dolor, y es relajante. O sea que su cuerpo produce betaendorfinas, es una forma que tiene el cuerpo como de manejarse él mismo. Cuando más produce betaendorfinas es cuando el cuerpo está bajo dolor o está bajo ataque. Por ejemplo un atleta está corriendo en pista y campo por una hora y está muy adolorido y de momento se produce la betaendorfina en respuesta al dolor que tenía en sus piernas y de momento se le desaparece el dolor y tiene lo que llaman el segundo aire, que es que la persona siente como que se le fue todo el dolor de momento y es que se dispara la betaendorfina.

Pero ya se descubrió que el azúcar fuerza la glándula pineal a producir betaendorfina. El pan, la harina, los chocolates, producen betaendorfina. Fíjense que una mujer por ejemplo puede tener una menstruación bien dolorosa y cuando se le acerca la menstruación es cuando más quiere chocolates porque el chocolate obliga la glándula pineal a producir la betaendorfina, la betaendorfina quita el dolor y ahora no le va a doler tanto la menstruación. O sea que es un círculo vicioso. Es problema es que consumir muchas azúcar, mucho pan, mucha harina, mucho chocolate, mucho dulce, crea tanta producción de betaendorfina que la persona queda adicta a su propia producción de betaendorfina. La betaendorfina es pariente de la morfina.

Fíjense que se llama betaendorfina, es pariente de la morfina, y la morfina es adictiva y es una molécula que es casi idéntica, pero la produce de forma natural el cuerpo, o sea que una persona consume mucho exceso de carbohidratos refinados, produce muchas betaendorfina y que da adicto a su propia producción de betaendorfina. Está adicto de lo que él mismo produce. Entonces a la hora de uno adelgazar uno tiene que romper este ciclo. Tiene que romper la producción de betaendorfina. En este libro, en El Poder Del Metabolismo van a ver un capítulo que se llama Rompiendo El Vicio. Ese capítulo explica cómo usted o cualquier persona que esté adicta necesita romper el ciclo vicioso antes de poder adelgazar. Usted no puede adelgazar si usted está atrapado de una adicción porque cuando trata de hacer la dieta 2×1 o dieta 3×1, que es un sistema lógico de comer de forma balanceada, comer de todo, pues usted va a estar intranquilo porque pasó alguien con pedazo de pan o pasaron con un pedazo de pizza o pasaron con una Coca-Cola o paso un postre, un dulce, un chocolate, y usted va a estar intranquilo.

Pues la forma es romper, así que lo que se recomienda en el libro es que antes de usted empezar a hacer dieta 2×1 o 3×1, lo que sea, usted empiece a hidratar el cuerpo, a tomar mucha agua y rompe el vicio. ¿Cómo lo hace? Para romper el vicio usted va a hacer una dieta. Es una dieta especial que es una dieta de desintoxicación. Desintoxicación. Es desintoxicar al cuerpo de la adicción a los carbohidratos. ¿Cómo lo hace? Pues usted hace esa dieta comiendo solamente 3 cosas. Se explica en el libro, dice carne, queso o huevo. Pura proteína por dos días. Son 48 horas. O sea usted hace una dieta donde por dos días, nada más, dos días, nada más, usted va a comer carne, queso o huevo, solamente. O combinaciones de ellos, no va a usar vegetales, no va a usar ensalada, no va a usar dulce, no va a usar pan, no va a usar harina.

Lo que usted está haciendo con esto es que al darle solamente proteína al cuerpo por dos días, 48 horas, usted fuerza a su cuerpo a cortar la producción de betaendorfina y automáticamente la adicción se le va. Esto lo hemos hecho nosotros con más de 40 o 50 mil personas y funciona. Por ejemplo cuando usted viene a un sistema NaturalSlim, a una de las clínicas, o un RelaxSlim y quiere adelgazar la recomendación cortar la adicción, para que estés tranquilo, para que puedas dormir bien, para que puedas ver un postre y la boca no te babee, para que no estés bajo efecto de una adicción porque la persona que está adicta a una adicción, pues no controla su cuerpo. Así que se hace carne, queso y huevo, pero es importante que sepa que la clase de carne, queso y huevo tiene mucho que ver con el tipo de sistema nervioso.

Si usted tiene un sistema nervioso pasivo, como el mío, que es un cuerpo carnívoro y esto se explica mucho en los episodios como el 199, usted va a saber si tiene un sistema nervioso pasivo o excitado. Si tiene un sistema nervioso pasivo, como el mío, que es carnívoro, que no le hace daño la grasa, pues entonces usted puede usar cualquier carne, carne frita, queso grasoso, no importa, y huevo frito, como usted quiera. Ahora, si usted tiene un sistema nervioso excitado, que es un sistema nervioso que es delicado, que la digestión es delicada, que no puede comer tarde de noche, que tiene dificultad para dormir, que la grasa le cae mal, pues entonces tiene que ser carne blanca, pollo, pavo o pescado. Por esos tres días. Tiene que ser queso, pero tiene que ser queso bajo en grasa, como decir el queso de país, el queso campesino, que son quesos bajos en grasa. Y los huevos no pueden ser fritos. Puede ser un omelet de huevo con poco aceite de oliva o pueden ser unos huevos hervidos, unos huevos duros, no hay problemas con eso, pero es importante que entonces la carne, queso y huevo del que va a romper un vicio sea, si es excitado tiene que ser de ese tipo, carne blanca, queso sin grasa, huevo sin mucha grasa, no frito, y entonces la persona puede romper su vicio. Es importante que rompa el vicio para que pueda tener éxito y el vicio hay que romperlo. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo