Evite un marcapaso


Hoy voy a hablarles de condiciones como la arritmia que tiene que ver con falta de ritmo, el ritmo cardíaco, el ritmo del movimiento del corazón y cómo usted pudiera evitar un marcapaso, ya tuve una experiencia personal con eso, se la explico ahora.

Trabajando con el tema del metabolismo, pues sabemos que el cuerpo depende de un buen metabolismo, porque el metabolismo es lo que crea la energía y ustedes me han oído en distintas ocasiones decir que lo que hace el metabolismo es que produce Energía y esa energía sirve para producir movimiento y ese movimiento, sirve para producir la vida; la característica principal de la vida es el movimiento. Las cosas vivas se mueven y las cosas muertas no se mueven. Ahora, el movimiento de la vida tiene que ser a un ritmo óptimo. Óptimo quiere decir ni muy rápido, ni muy lento. Por ejemplo, el corazón que es un órgano importantísimo porque mantiene el fluido de sangre, llena los tejidos de oxígeno de la respiración, lleva los nutrientes, saca los desechos hacia afuera.

El corazón no se puede parar, porque si en algún momento se para, se acabó la vida; así que el corazón que es un músculo necesita mantener un ritmo óptimo, óptimo quiere decir que no es ni muy rápido, ni es muy lento. Si ese ritmo es demasiado rápido o está fuera de ritmo se llama arritmia. Si es demasiado lento también es problema y se llama bradicardia; tan peligrosa es la arritmia que es que va demasiado rápido el corazón, como la bradicardia que es demasiado lento. Ahí usted puede ver que la vida y la salud necesitan un movimiento óptimo. La velocidad no puede ser ni muy rápido ni muy lenta, tiene que ser a la velocidad correcta.

Ahora, lo que he visto en la práctica, es que el corazón como es un músculo está dirigido por el sistema nervioso y el sistema nervioso envía un impulso eléctrico, le da un mensaje al corazón y le dice: “Ahora contráete, ahora relaja; ahora contrae, ahora relaja”. Entonces, el cerebro está todo el tiempo, contrae-relaja, contrae-relaja, contrae-relaja, dándole órdenes al corazón, al músculo del corazón, eso lo hace el sistema nervioso central y lo hace en automático, lo que controla el movimiento del corazón es el sistema nervioso, pero el sistema nervioso necesita ciertos elementos para poder funcionar.

Uno de los elementos más importantes que hace que el funcionamiento del cuerpo sea óptimo, es el mineral magnesio, el magnesio es importantísimo y lo es también el potasio, cuando hay deficiencia de magnesio causa ansiedad, insomnio, problemas del corazón, caries dentales, asma, diabetes porque la diabetes depende del magnesio, de hecho me han oído decir muchas veces que sin magnesio no se puede controlar la diabetes, hipertensión que es alta presión arterial, daño a los riñones, osteoporosis, los coágulos, depresión, problemas nervioso y estreñimiento. Todo esto es causado en gran parte por falta de magnesio. Como la población en su gran mayoría está deficiente de magnesio, las personas no comen suficiente verdura, vegetales, ensaladas que es donde está el magnesio, pues entonces empiezan a padecer de todas estas cosas.

Ahora, para colmo una persona padeciendo algo de esto, pues empieza a padecer de arritmia. Cuando llega a su médico le va pasar como me pasó a mí:

“Hace como 12 años mi mamá Irma fue a su médico cardiólogo acá en Puerto Rico y el médico le dijo: “Usted tiene que ponerse un marcapaso”. Un marcapaso es una cajita eléctrica que es una batería que tiene voltaje y a ese voltaje le hacen una operación quirúrgica, meten esa caja allá adentro y eso le dejan unos cables pegados así al corazón y esa cajita ahora le dice a su corazón a qué velocidad tiene que estarse contrayendo, o sea que el marcapaso viene a sustituir el control del cerebro, pero ¿Qué pasa cuando una persona tiene un marcapaso?, pues el médico por ejemplo que vió a mi mamá me dice: “Ella necesita un marcapaso, ella está mayor de edad”, cuando eso mi mamá tenía, eso hace más de 10 años, mi mamá tiene ahora 88, pues tenía como 78 y el médico le dijo tiene que ponerse un marcapaso y tiene semanas, porque su cuerpo no aguanta”.

Yo me puse a investigar, porque estaba viendo ya a mi mamá de 78 años en una operación quirúrgica, no me pareció algo muy inteligente a esa edad, me puse a investigar e investigar y descubrí que cuando una persona estaba deficiente en magnesio, una de las cosas que le daba era arritmia. ¿Qué hice?, le dije a mi mamá: “Antes de que te pongan el marcapaso, porque habían unas pruebas que le habían hecho, vamos a empezar a darle a tu cuerpo suficiente magnesio y suficiente magnesio y como sabía que el magnesio no funciona sin el potasio, suficiente potasio, pero sobre todo magnesio”. ¿Cuánto magnesio le iba a dar?, pues hice lo mismo que recomiendo en el episodio #1196, el episodio 1196 de MetabolismoTV habla de cuál es la dosis correcta, la dosis correcta de magnesio. No hay nada más que una sola forma de encontrar la dosis correcta de magnesio y es a tolerancia intestinal. Usted va aumentando la dosis poquito a poco, poquito a poco hasta que produce una diarrea, cuando produce la diarrea se pasó y entonces usted la corta para atrás, hasta el máximo que su cuerpo tolere. Por eso siempre me ha gustado utilizar el magnesio en polvo, porque el magnesio en polvo me permite dosificar, el magnesio en tabletas o en cápsulas no es tan fácil de dosificar.

Entonces, básicamente en el caso de mi mamá; investigando, investigando encontré que era falta de magnesio. Empecé a darle magnesio con la ayuda del potasio para que pudiera penetrar dentro del músculo y se acabó la arritmia, se acabó la arritmia y ¿Qué pasó con el médico? Le dijo: “Usted no necesita un marcapaso”, desde entonces han pasado ya 10 años, mi mamá no usa marcapaso, no tiene arritmia y pues Dios me la bendiga, está perfectamente bien. Pero si a usted le están hablando de ponerle un marcapaso, investíguese, no sea que usted tenga una deficiencia de magnesio, porque el magnesio cuando falta, empieza a fallar todo el resto del cuerpo por falta de magnesio. Así que no se vaya a dejar engañar por cualquier dato que le den.

Yo estuve investigando un poquito después y descubrí que al médico que recomendaba el marcapaso, le estaban pagando 3 mil dólares de incentivo por cada marcapaso que se instalaba. Yo dije: ¡Bueno!, aunque a este médico se le pierda su nuevo Mercedes, lo va tener que perder, pero yo prefiero salvar a mi mamá. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo