Exceso de Estrógeno en la Mujer Por la Grasa

¡El estrógeno y la grasa! Hoy quiero dirigirme especialmente a las mujeres. Las mujeres siempre lo pasan más difícil que los hombres. Siempre con el tema este de adelgazar, con el tema de bajar de peso. De hecho yo me especializo más que nada en ayudar a la mujer porque los hombres bajamos rapidísimo de peso. Inclusive cuando nos llegan parejas y vienen los dos a adelgazar, como parte del programa o de recibir nuestra ayuda siempre les decimos a los hombres esto: “Mira, tu esposa va a necesitar toda nuestra ayuda para bajar de peso. Porque ella es mujer, y tiene sus problemas hormonales, tiene su cambio de vida, padece de más estrés y su sistema hormonal es bastante más complejo que el tuyo. Tú como hombre, el mensaje que te tengo es este, si no bajas de peso con lo que te estamos enseñando es por pura poca vergüenza, en el caso tuyo no hay excusa.”

Vamos a la mujer, la grasa produce estrógeno, esto es un dato que mucha gente no sabe. Todas las mujeres saben que el estrógeno, es la hormona femenina y se produce en los ovarios; eso lo saben todas las mujeres; tan pronto una mujer empieza a menstruar de jovencita, ya sabe que el estrógeno se produce en los ovarios. Pero hay un dato que no saben y esto si lo saben los medico endocrinólogos, el dato es que la grasa del cuerpo produce estrógeno también. Quiere eso decir que la fuente de estrógeno no es una sola en el caso de una mujer, es en los ovarios y también es en la grasa.

La grasa, mucha gente piensa que la grasa es una sustancia muerta, que es una sustancia inerte, pero eso no es verdad. El cuerpo tiene cierta proporción de grasa. Por ejemplo, en un hombre es normal tener hasta 20% de grasa. En una mujer lo normal es tener hasta 30% de grasa. El cuerpo de la mujer siempre tiene que tener más grasa que el cuerpo del hombre, eso es porque la naturaleza está hecha así; el cuerpo de la mujer está diseñado para garantizar las generaciones futuras, el cuerpo del hombre no, o sea, si se acabaran las mujeres se acabó las generación futura. Mientras haya mujeres hay oportunidades de que la raza sobreviva porque la mujer tiene un sistema mucho más complejo y la función principal del cuerpo de la mujer es la generación de las nuevas razas, las futuras generaciones. El cuerpo de la mujer tiene que tener más grasa porque la grasa es una forma de almacenar energía.

Cuando una persona tiene mucha grasa en el cuerpo, pues lo que uno dice: “Está gordo.” Pero en realidad lo que pasa es que hay un exceso de energía acumulada a través de cuerpo; ustedes saben el cuento del oso polar. El oso polar se pone bien gordo y se acuesta a dormir, lo que llaman la hibernación, por tres meses. Cuándo amanece de la hibernación amanece flaco. ¿Qué comió ese oso durante esos tres meses? ¿Qué alimentó esas células para mantenerlas vivas? Pues la grasa que tenía. Dicen que la única buena noticia de uno estar gordo, la única, no hay más ninguna, es que si se acaba toda la comida en el planeta los últimos que se mueren son los gordos. Es un chiste cruel, pero la realidad es porque la grasa es una forma de energía, o sea cuando el cuerpo no tiene comida pues a la grasa. Esa es la teoría de las calorías donde a una persona le ponen a pasar hambre, para que el cuerpo entonces no tenga más remedio que comerse la grasa que tiene acumulada en el cuerpo.

El cuerpo de la mujer siempre tiene más grasa que la del hombre porque eso garantiza que el bebé pueda tener leche. Eso garantiza que va a haber energía ahí para las futuras generaciones, el seno de una mujer es como 85% grasa. Y los glúteos más o menos parecidos, cuando una mujer quede encinta, pues lo primero que hace es que el cuerpo empieza a echar grasa. Y se llena mucha grasa en el área de la cadera, en el área de abdomen, en los glúteos, en los senos, porque la grasa es una forma de energía almacenada. Eso es lo que es la grasa. Energía almacenada.

Entonces la grasa, todo el mundo piensa o mucha gente piensa que es una sustancia muerta, que no tiene vida. No es verdad. La grasa está viva, está activa metabólicamente; o sea la grasa tiene efectos metabólicos sobre el cuerpo. Cuando un cuerpo se pone bien gordo y tiene mucha grasa, esa grasa está viva. Y está viva porque, si usted tiene un chichito, como decimos nosotros, o una llantita, como dicen en México, de grasa, mucha grasa, cuando usted corta la grasa va a salir sangre aunque sea grasa, nada más, porque hay capilares, hay sangre que camina por dentro de la grasa, que fluye por dentro. O sea, la grasa está viva.

La grasa tiene un efecto hormonal, hay una enzima que se llama aromatase, esta enzima convierte partes de la grasa, la convierte, actúa sobre ella y la convierte en estrógeno, que es la hormona femenina. Todo el mundo sabe, como decía ahorita, que los ovarios de una mujer producen estrógeno y piensan entonces que cuándo una mujer entra en su menstruación, pues produce mucho estrógeno, pero que cuando deja de menstruar o cambia de vida o entra a lo que llaman la menopausia, pues ya no produce estrógeno. Falso.

La grasa también produce estrógeno. De hecho, mientras más grasa tenga el cuerpo más estrógeno va a tener. Hay un hecho demostrado científicamente de que las mujeres gorditas tienen un 300 y pico por ciento más de incidencia de cáncer de las mamas. Eso hace toda lógica porque se sabe que el cáncer de las mamas está muy relacionado al exceso de estrógeno. Entonces una mujer que está gordita va a tener más estrógeno, tiene más estrógeno, tiene más cáncer. La grasa se aromatiza y el cuerpo, para evitar aromatización, utiliza ciertos minerales como el zinc. Hay ciertos minerales naturales que están en los alimentos que el cuerpo los utiliza para evitar que haya exceso de aromatización, de que se convierta demasiado en estrógeno.

Si la grasa se convierte en estrógeno, entonces los hombres que están bien gordos, cuando usted ve a un hombre bien gordo, bien gordo, va a ver que le salen como unos senos. Porque esa grasa se aromatiza, produce estrógeno y a ese hombre le empiezan a salir unos senos. Inclusive la voz se le puede poner finita, porque a los hombres bien, bien gordos la voz se les pone menos masculina, más finita. Se les pueden afectar hasta los genitales, porque el exceso de estrógeno empieza, esa hormona empieza a afectar hasta los genitales del hombre.

Una cosa que nosotros hemos visto por ejemplo en las personas que adelgazan con nosotros, que adelgazan con la ayuda del libro “El Poder del Metabolismo” o un NaturaSlim, o un RelaxSlim, o uno de los centros de nosotros, hemos visto que ese hombre bien gordo, bien gordo que llegó empieza a adelgazar y se pone más masculino. O sea su voz empieza a cambiar, se pone una voz más masculina. Los senos ya dejan de ser protuberantes y se desaparecen o casi no se notan, simple y sencillamente porque ya no hay tanta producción de estrógeno, así que la grasa produce estrógeno.

Entonces lo que se utiliza para contrarrestar ese exceso de estrógeno es una hormona natural que se llama progesterona. La progesterona es una hormona natural que se usa en la piel y la razón por la cual esa hormona se usa en la piel es porque se ha descubierto que cuando una persona ingiere capsulas o tabletas o algo de estrógeno por la boca el sistema digestivo la destruye. Entonces no puede llegar hasta la sangre. O sea que la progesterona natural no sobrevive el ácido hidroclórico y el sistema digestivo. Por lo tanto no sirve así. Así que la mejor forma de aplicar la progesterona natural es a través de la piel.

Nosotros usamos por ejemplo una progesterona natural, la llamamos Femme Balance. Es una crema que la mujer se pone. Se la pone ciertos días del mes, un 21 día al mes que se la pone, como si estuviera ovulando, y lo que hace la progesterona es que contrarresta el exceso de estrógeno. El doctor John Lee, que fue quien popularizó la progesterona, le llamaba predominación de estrógeno. Es uno de los temas que se hablar en el libro “El Poder del Metabolismo”.

La predominación de estrógeno es un problema porque la mujer cuando tiene exceso de estrógeno no duerme bien, se pone con las emociones a flor de piel, cualquier cosa la hace llorar, no puede adelgazar porque el estrógeno engorda, ¡el estrógeno engorda!, hace unos años estaban poniendo estrógeno a las gallinas y a los cerdos para engordarlos, hasta que lo prohibieron. Por lo menos acá en Estados Unidos.

El estrógeno engorda. Las mujeres cuando usan las pastillas anticonceptivas que tienen estrógeno, pues engordan, o sea todo lo que contenga estrógeno engorda. Por lo tanto a una mujer le interesa reducir los niveles de estrógeno a un nivel normal que no haya una predominación de estrógeno, porque el estrógeno hace falta, es vital para que la mujer pueda tener su cuerpo en buen funcionamiento y tenga un cuerpo femenino. Lo que hace que una mujer tenga un cuerpo femenino es el estrógeno. Es lo que le da las características bonitas que tiene una mujer, sus senos, su figura, su piel más blandita, más delicada que la del hombre, porque la piel del hombre inclusive es más áspera.

La piel de la mujer es más suavecita porque la mujer produce estrógeno. Y eso le da las características femeninas y es importante, pero cuando haya un exceso de estrógeno se crea un desbalance. Y si hay un exceso de estrógeno esa mujer no duerme bien, no puede bajar de peso, está hipersensible, se deprime con facilidad, inclusive la menstruación, si la tiene, es una menstruación bien, bien dolorosa. Lo que llaman el PMS. Así que se usa la progesterona natural para contrarrestar eso.

Aprovecho para decir, por ejemplo acá en Puerto Rico, yo sé que me están oyendo, viendo personas de México, de España, de Colombia, de Argentina, de Estados Unidos, de distintos sitios, pero acá en Puerto Rico, por ejemplo hoy mismo yo vi un artículo en la prensa donde les están haciendo una entrevista a unos médicos sobre el tema de cáncer. Y uno de estos médicos expertos dice una cosa que es una solemne estupidez. Dice: “Si tiene cáncer no utilice progesterona porque la progesterona causa coágulos de sangre.” Esta persona sabe mucho de medicina, sabe mucho de oncología, de cáncer, pero no sabe absolutamente nada de lo que es la progesterona natural. Absolutamente nada. La confusión viene por lo siguiente. Las farmacéuticas, las compañías farmacéuticas utilizan progesterona, pero no es progesterona. Es una sustancia que ellos compran que es progesterona natural y le cambian la molécula y la convierten en lo que llaman progestinas. Las progestinas, “progestines” se llaman en inglés, son unas sustancias que se parecen a la progesterona, pero tienen unos efectos completamente distintos. Eso es lo que causa los coágulos de sangre.

La progesterona natural, que es completamente natural, es idéntica a la que el cuerpo de la mujer produce cuando la mujer está ovulando. Y no solamente no causa cáncer, evita el cáncer. Las mujeres que usan progesterona natural no padecen de cáncer de los senos. Es anticáncer, es tranquilizante, es antidepresiva, las ayuda a dormir. La progesterona no tiene más que un problema y es que le levanta el libido. ¿Sabe lo qué es eso? Es que sube las ganas de tener sexo. Pues, la progesterona tiene ese efecto. Levanta el libido. Por eso se llama progesterona, porque es progestación. Pero ese efecto ustedes lo resuelven como ustedes puedan y ¿sabe qué? La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo