Experimente un milagro


Quiero compartirles hoy una información importante que tiene que ver con su salud, y le voy a invitar a que usted experimente o se atreva a experimentar ¡Un milagro!, siguiendo estas recomendaciones que le voy a dar, pero tiene que tener ¡Valor! Si no tiene valor para hacerlo, no lo va lograr.

Le quiero explicar sobre el descubrimiento del daño que hace el trigo, estoy hablando de lo que nosotros conocemos que se usa para hacer el pan, las galletas, la pizza, la harina, ¡El trigo! Este es un tema así doloroso para muchas personas que quisieran que nunca jamás ni Frank ni nadie se los hable porque están tan y tan adictos, dependientes del pan, sueñan con pan y no pueden depender de la vida sin pan, ¡Sin pan y trigo!

Ahora, quiero enseñarles, ¿Por qué le recomendaría que usted trate de experimentar un milagro? Yo he visto miles y miles de milagros, personas que finalmente se liberaron del trigo. Yo soy uno de ellos, yo no toco el trigo hace muchos años, es un alimento agresor, me ponía gordo, me causaba enfermedades, me causaba 200 mil problemas y todas las personas que he visto que han tenido el valor de quitarse del trigo, de experimentarlo es un reto, pero les voy a explicarles ¿Por qué es que hace daño?.

AglutininaEsto que está aquí es una imagen de una sustancia que contiene el trigo, se llama aglutinina. La aglutinina es una proteína, como decir la carne, la carne es una proteína; pero es una proteína que tiene mezclado unos azúcares como tipo de glucosa y esa proteína la crea el trigo para defenderse.

La planta de trigo, no sé si usted sabe la historia pero el trigo es una planta salvaje, es un hierbajo, eso se empezó a cultivar hace 10 mil años, pero hasta ese entonces era un hierbajo, era una cosa salvaje. Se ha ido desarrollando para que de cada vez más producción, más producción, pero la realidad es que esa planta, ese hierbajo para protegerse del medio ambiente desarrolló la aglutinina.

Hay personas que me han dicho: “Frank. Yo me hice una prueba con mi doctor para ver si yo soy intolerante al gluten, ¿y sabes qué?, la prueba dice que no lo soy”, ¡Miente, miente!, le explico ¿Por qué? No es la persona la que miente, ni siquiera es el laboratorio el que miente, no es el doctor tampoco, es simple y sencillamente que no entienden cómo está compuesto el trigo. El gluten, que hay pruebas para detectarlo, hay como 8 tipos de gluten y las pruebas que hay solamente detectan 3, pero para colmo, lo que se ha descubierto últimamente, los últimos años, que está haciendo el daño del trigo no es el gluten, es esa sustancia que se llama aglutinina.

La aglutinina en inglés se llama wheat germ agglutinin y las siglas con las que se reconoce en la literatura científica para aquellos de ustedes que les gusta leer ciencia y demás es WGA. En realidad lo que es, es una lectina; una lectina es una proteína mezclada con azúcar que protege al trigo de insectos y hongos, esto lo desarrolla la planta genéticamente para que ningún insecto se la pueda comer porque lo que hace es que mata al insecto. El insecto que trata de comerse el trigo termina muerto, porque la planta desarrolló esa aglutinina para protegerse de los insectos. Tampoco los hongos la pueden atacar, porque mata al hongo; o sea que la aglutinina la desarrolló el trigo para defenderse en el medio ambiente, porque es un hierbajo salvaje.

Cuando la persona empieza a consumir trigo, el daño no es instantáneo, es progresivo; y donde más daño va creando es en la pared del intestino. El intestino por si no lo sabía está unido al cerebro, todo el sistema desde el cerebro, sistema nervioso hasta el intestino, intestino grueso bajo, todo es una pieza. De hecho hoy en día ya se sabe que el cerebro, está conectado a un segundo cerebro que está en el intestino grueso; y estos dos cerebros se pensaba que no se hablaban porque la ciencia no había descubierto los nervios que comunicaban uno con el otro. Hace unos años descubrieron que el cerebro de arriba se comunica con el de abajo, porque descubrieron los nervios y hace poco descubrieron que hay otros nervios que salen desde abajo y van arriba. Quiere eso decir que estos 2 cerebros se están comunicando todo el tiempo cuando usted piensa en el cerebro y en su sistema nervioso y en su intestino, todo eso es un solo sistema con 2 cerebros, uno arriba y uno en la parte de abajo.

Cuando se consume el trigo, empieza haber enfermedades como enfermedades celiacas, problemas con la tiroides, la mayoría de los problemas con la tiroides que yo he visto en la práctica de los centros NaturalSlim, de personas que nos llegan bien enfermas con nódulos en la tiroides, con gran cantidad de medicación, sintiéndose cansados, gordos, enfermos y demás, y todos esos problemas cuando se quita el trigo automáticamente se le rompe los nódulos, se le estabiliza todo, el médico le tiene que bajar el medicamento y a veces se lo tienen que quitar.

El trigo ya se sabe que es un alimento agresor para la gran mayoría de nosotros, si usted busca un glucómetro y se mide, le enseño uno, fíjese, esto siempre dice la verdad. El glucómetro no miente; si usted se come un poco de trigo y el azúcar se dispara y a las 2 horas no regresa a su sitio, pues ya sabe que le está agrediendo, así que eso es una verdad.

Por último le puedo decir que la aglutinina es un neurotóxico, es decir lo que envenena a su sistema nervioso, por eso es que le afecta sobre todo el sistema nervioso excitado, se lo mantiene activo. Los milagros más grandes que yo he visto, en las prácticas que llevo más de 20 años ayudando a personas a adelgazar, a recobrar la salud, a vencer enfermedades autoinmunes para las cuales la medicina no tiene ninguna solución, ha sido en esas personas que han tenido el valor de romper la adicción, de quitar el condenado trigo.

Yo lo invito; le hago el reto a que usted lo haga, usted solamente por 2 semanas; si lo hace por varios días nada más no se va a dar cuenta, porque el daño es progresivo, pero cuando lo hace por 2 semanas, su cuerpo empieza a desintoxicar, a las 2 semanas empieza a desintoxicar porque ya no está recibiendo el embate de la agresión y entonces las células empiezan a regenerarse. Su cuerpo se está regenerando todo el tiempo; las células del intestino duran 3 días, o sea que cada 3 días usted tiene células nuevas.

Entonces, básicamente le invito a que usted experimente el milagro. ¡Quítese del condenado trigo!, si se quita de eso puede, estoy casi seguro que usted va a experimentar un milagro y las distintas condiciones que tenga, ¡Se le van a desaparecer! Y eso se lo comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo