Grasas Que Ayudan y Grasas Que Matan

Hoy vamos a concentrarnos en  hablar de las grasas, de las grasas que ayudan y de las grasas que matan. Esto es grasa de cerdo, manteca, lo que se usaba tradicionalmente antes para freír, por lo menos en Puerto Rico todo se freía en manteca. Lo interesante es que la gente freía en manteca de cerdo y estaban saludables y hoy fríen en aceite de maíz y otros aceites vegetales y demás y están bien enfermos y no pueden sobrevivir sin un plan médico. Así que hoy vamos a hablar de las grasas.

Voy a hablar de las grasas y de la diferenciación entre las grasas, cuáles grasas nos ayudan y cuáles grasas nos matan. Entonces, les voy a decir unas cosas así que van a entrar un poquito en shock, saben así, pueden quedar sorprendidos, pero son la verdad. Yo también haciendo mi investigación a veces me encuentro con cosas que digo “Oy Dios mío, que metida de pata”, todos los días aprendo algo, yo creo que el defecto más grande que puede tener una persona es que no pueda reconocer que en algo está equivocado. Yo constantemente descubro que alguna cosita no la tenía tan correcta. El juego es tener más cosas correctas o más datos correctos que incorrectos. Y mientras más tenga de los correctos más sobrevivencia, más ayuda uno puede brindar.

Ahora fíjense; la grasa, empiezo por decirles que toda la grasa, todas las grasas, todos los aceites, todos son triglicéridos. Triglicéridos, ¿Por qué son triglicéridos? Se los llama triglicéridos porque la forma en que está construido una molécula de grasa es: tiene un espinazo que está construido de glicerina. La glicerina no es grasa, pero es parte de la grasa. La glicerina es con lo que se hacen los jabones, cuando usted se baña su jabón tiene glicerina. Si usted se pone a investigar bien e investiga de dónde sale el jabón va a ver que el jabón sale de la grasa, o sea las grasas vegetales y demás las procesan y les quitan ese espinazo de glicerina que es parte de la grasa, pero no es la grasa, y con eso hacen el jabón. Como la glicerina se ve atraída a las moléculas de grasa cuando usted tiene cuerpo grasoso, se pasa un jabón con glicerina y la grasa se sale porque la glicerina de jabón le jala las moléculas de grasa y se las saca de encima del cuerpo.

Ahora, un triglicérido, que es una grasa, un aceite, que puede ser aceite de oliva, grasa de cerdo, lo que sea, todos son triglicéridos, está construida de ese espinazo, que es de glicerina, y entonces tiene tres cadenas, tres patitas, de ácidos grasos. Esos ácidos grasos están unidos al espinazo, así que esas patitas son los ácidos grasos. Las patitas, ácidos grasos, unidos al espinazo crean la grasa. Se le llama triglicéridos a toda la grasa y el aceite porque tiene tres. Una, dos y tres, o sea que son tri de ácidos grasos pegados a una glicerina, triglicéridos, o sea cuando el médico le dice a usted “Tiene los triglicéridos altos” lo que le está diciendo es que hay mucha grasa flotando en su sangre.

De hecho se sabe que los triglicéridos altos es mucho más peligroso para ataques al corazón, para problemas cardiovasculares, que es que se le daña el sistema circulatorio o tiene una embolia o algo en el cerebro, siempre es más peligroso los triglicéridos que el colesterol. Las farmacéuticas le ponen mucha atención al tema de meternos miedo con el colesterol, pero el colesterol alto no es nada de peligroso comparado con los triglicéridos altos. Lo primero que a una persona le sube cuando engorda y cuando la diabetes está fuera de control son los triglicéridos y eso sí es mortal, así que hay que reducir los triglicéridos. De hecho si usted hace lo que está en el libro El Poder del Metabolismo, la dieta 2×1, la dieta 3×1, y toma agüita, definitivamente los triglicéridos es lo primero que se va.

Ahora, seguimos con las grasas, una grasa va a ser buena o mala dependiendo de lo que contenga esas tres patitas. Si es una grasa saturada va a contener una cadena bien larga y hay algunas grasas que tienen la cadena bien chiquitita y dependiendo de lo que esté ahí y de si eso está cerrado, saturado, sin saturarse, acepta oxígeno, si se oxida, si se pudre, si no se pudre, así va a ser la grasa. Nos han vendido la idea por ejemplo de que la grasa saturada es mala. ¡Falso! La grasa saturada es buena, no es mala. Por ejemplo, no hay nada malo realmente con la grasa de cerdo, es saturada; de hecho esta no se daña a temperatura de ambiente. No tiene nada malo. De hecho no puede haber nada malo con la grasa de cerdo ni tampoco con el aceite de coco. El aceite de coco es una grasa saturada, la grasa de cerdo es una grasa saturada. No hay nada malo con la grasa saturada.

De hecho su cuerpo prácticamente completo está compuesto de grasa saturada, suerte que es saturada porque saturada quiere decir que no se oxida, que no se pudre. Usted se estaría pudriendo ahora mismo, oxidando, si no fuera porque su cuerpo está compuesto principalmente de grasa saturada. Saturada quiere decir que el oxígeno no la afecta. Por ejemplo, si yo abro una lata o un envase de grasa de cerdo y lo dejo ahí tres semanas no se pudre, no se daña porque está saturado. No reacciona con el oxígeno. El aceite de coco es igual, no hay que refrigerarlo porque no se pudre. El cuerpo suyo es igual, no se pudre porque tiene grasa saturada.

Así que la grasa saturada no tiene realmente nada malo, contrario a lo que le hayan tratado de vender. Fíjese si la grasa saturada no es mala que la leche materna, la leche que le da la madre a su bebé es por lo menos 70% grasa saturada. Váyase allá a internet, busque ese dato y va a ver que efectivamente la leche materna, lo que le da la madre por los senos a su bebé, es 70% grasa saturada. ¿Qué pasa? Dios puede que no sea nutricionista, pero siempre tiene razón. Así que si puso 70% de grasa saturada en la leche materna es porque no es mala. Si quiere saber más de ello léase el libro El Poder del Metabolismo. Y esto se los comento porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo