¿Hacer dieta o mejorar el metabolismo?


Quiero hablarles de la diferencia entre hacer dieta o mejorar el metabolismo, es una diferencia crucial pero me interesa que la entiendan para que a la hora de tomar una decisión porque quiere adelgazar, porque quiere mejorar su diabetes, porque quiere mejorar su energía, sepa ¿Qué es realmente lo que funciona y por qué es que funciona?.

“Yo soy un ex gordo, soy una persona que sufrí de mucha obesidad cuando niño y toda mi vida hasta adulto seguí engordando hasta los 38 años de edad, que fue cuando más sobrepeso tuve y me canse de hacer dietas. Hacía dietas, bajaba-rebotaba, bajaba-rebotaba, desgraciadamente siempre rebotaba más arriba de los que había bajado porque es como el cuento de nunca acabar. Hice todas las dietas habidas y por haber y me di cuenta de que efectivamente hacer dieta no funciona, pero yo quiero explicarles a ustedes ¿Por qué? Para que a la hora de tomar una decisión, usted sepa ¿Por qué debe tomar la decisión correcta? y las razones detrás de ello, uno tiene que tomar como una decisión informada.”

El cuerpo, pues va ser efecto de la decisión que usted tome, si usted quiere adelgazar, vamos a decir que tiene algo de sobrepeso o quiere controlar su diabetes sin medicamento o inclusive si usted tiene un cuerpo delgado pero se siente sin energía. Hay personas bien delgadas pero no tienen energía, pues todo eso refleja que la energía está faltando y eso tiene que ver con el metabolismo, pero sobre todo cuando una persona tiene sobrepeso, pues viene la decisión si hacer una dieta. Y luego viene Frank Suárez por otro sitio con El Poder del Metabolismo y le habla ¡No, no hagas dieta! Trabaja con el metabolismo. ¿Cuál es la diferencia?.

La dieta solamente tiene que ver con los alimentos, ¿Qué son los alimentos?, son el combustibles del cuerpo, es como cuando usted dice: “La gasolina es para el carro”, cuando usted está hablando de dietas, está hablando de la gasolina de su carro, del combustible, lo que su cuerpo utiliza como materia prima para crear energía; ahora, el metabolismo es bien distinto, el metabolismo tiene que ver con la creación de energía y el metabolismo abarca temas como la dieta que sube el metabolismo, el sistema hormonal, el sistema nervioso.

Si usted tiene un sistema nervioso pasivo no es igual que si tiene un sistema nervioso excitado, la persona que tiene el sistema nervioso excitado, pues su dieta tiene que adaptarse a eso para que arregle el metabolismo. El sistema nervioso excitado utiliza carnes blancas, pollo, pavo, pescado, muchos vegetales, ensaladas, poca sal, poca grasa. Sin embargo el sistema nervioso pasivo que es el contrario como el mío, pues necesita carnes rojas, grasas, sal, exactamente el contrario de lo que usa un excitado, entonces es por eso que una dieta funciona para unos y no para otros, porque en el tema del metabolismo no hemos podido diferenciar entre el tipo de alimento que lleva una persona con sistema nervioso excitado y el tipo de alimentos que lleva una persona con el sistema nervioso pasivo.

Ahora, el metabolismo no se queda ahí, porque el metabolismo empieza también a trabajar con el tema de la tiroides, porque esa glándula que está en el cuello, la tiroides es la que controla el metabolismo toda la velocidad de su cuerpo, de quemar grasa y de utilizar el oxígeno, se controla desde la tiroides. Pero el metabolismo también trabaja con el tema de la infección del hongo cándida, si usted tiene infección del hongo cándida como le pasa a la mayoría de las personas que tienen sobrepeso o diabetes, pues ¡No va a adelgazar! No importa lo que usted haga, puede que baje y va rebotar, baja y va rebotar, porque el hongo crea un ambiente tan tóxico que no lo va dejar adelgazar, nada de eso usted lo va a tratar cuando trabaja una dieta. ¡Y hay más! Cuando usted está trabajando con el metabolismo, usted tiene que trabajar con la hidratación. ¡Importantísimo!, si no está bien hidratado, no tiene suficiente agua, no va haber energía.

Entonces, cuando nosotros miramos el metabolismo, estamos mirando inclusive aspectos como decir los alimentos agresores, todos nosotros tenemos algunos alimentos que el cuerpo no los quiere, esto es una herencia genética, no los quiere. Por ejemplo mi cuerpo, el de Frank Suárez no quiere al arroz, a mí me encanta el arroz, pero mi cuerpo no lo quiere, tanto así que yo me tomo una cucharita de arroz y la glucosa, la azúcar de la sangre, se dispara por las nubes como si fuera un diabético, ¡No lo quiere! ¿De qué otra forma me va decir el cuerpo de que no quiere al arroz? Si como un poquito de quínoa, que es un grano que mi cuerpo acepta bien, pues no se me dispara el azúcar, pero si como arroz, se me dispara el azúcar. Lo mismo pasa con el chocolate, si como chocolate se me dispara el azúcar. A mi esposa le pasa con el maíz y le pasa con los camarones, o sea que estamos hablando que no tiene solamente que ver con los carbohidratos, cuando usted empieza a buscar, ¿cuáles son sus propios alimentos agresores?, se va a dar cuenta que hay alimentos que le engordan a usted y hemos visto personas porque están comiendo tomates, jitomates como dicen en México.  Tengo un señor que no podía bajar de peso, no podía bajar de peso y descubrió buscando sus alimentos agresor con la ayuda de un glucómetro que era el jitomate, así que hasta que una persona no encuentre eso, no lo va lograr.

Ahora, la dieta como tal viene de la teoría calórica y el metabolismo viene mucho más de la teoría del sistema endocrino, estos son dos teorías distintas:

La teoría calórica es esa que dice que usted va a tener tanto peso como las calorías, o sea que si usted come muchas calorías, y gasta pocas calorías, usted va a terminar con mucha grasa. ¡Esto no es verdad! ¿Sabe porque sé que no es verdad? Porque hay personas que son bien delgadas, bien delgadas y todos ustedes lo conocen, comen lo que les da gana, muchísimas calorías y no engordan. Sin embargo otros de nosotros que tenemos un metabolismo lento y parece que engordamos hasta de mirar la comida.

La teoría endocrina que domina más el tema del metabolismo está viendo otros factores que tiene que ver con las hormonas, hay alimentos que disparan, que obligan al cuerpo a producir mucha insulina, la insulina es la hormona que engorda, usted no puede engordar sin insulina. Hay situaciones de estrés al metabolismo que disparan la hormona cortisol, la hormona cortisol que se hace aquí en las adrenales engorda también, así que ahora estamos mirando las hormonas.

Estamos mirando también que en la teoría de la dieta se está mirando nada más que el sistema digestivo que es lo que se digiere, pero en el metabolismo se está mirando la absorción; lo que alimenta a su cuerpo no es lo que usted se come, es lo que su cuerpo absorbe. Hay personas que comen y no absorben bien y como no absorben bien o tienen indigestión o lo que sea, su metabolismo se queda lento.

Cuando estamos mirando al metabolismo, estamos mirando todos los aspectos del cuerpo y se está cubriendo todo, por eso es que el tema del metabolismo tiene lo más importante. ¿Qué es lo más importante? Resultados. El tema de la dieta es un cuadro fracasado. La mayoría de las personas llevan años y años, llevamos 60 años haciendo dietas de contar calorías y todo el mundo está más gordo, más obeso y más diabético. Así que hay que irse con los resultados, hay que conocer el metabolismo, esta es la nueva ciencia, esta es la ciencia del siglo XXI, así que a la hora de decidir: ¡Observe, compare! y sí quiere resultados aquí van estar. ¿Sabe por qué?, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo