Hello, Frank. ¿Las frutas, Son A o E?

Tenemos una pregunta muy inteligente desde colombia de una amiga; está preguntando si las frutas son A o son E o cómo deben considerarse. La nota de la amiga de Ángela María, dice: “Me ha parecido que el tema de las frutas lo tocan muy a la ligera en el libro.” Está hablando del libro El Poder del Metabolismo. Dice “Para mí es muy importante. No sé si se pueden tomar en el desayuno, entiendo lo que con el almuerzo y la cena y reemplazan una E. ¿Estoy bien o estoy mal? Ángela María”

Bueno, pues yo creo que al contestarle a Ángela María podemos contestar a todas esas otras personas que se han dado cuenta que en el libro El Poder del Metabolismo no hablamos muchísimo de las frutas. Hay una parte en el libro El Poder del Metabolismo donde se está explicando la dieta 2×1 y 3×1, donde se explica que las frutas caen en el lado E. En general las frutas caen en el lado E, que es el lado de los alimentos que engordan. Que engordan porque producen mucha insulina. Ahora, yo no tengo nada en contra de la frutas. De hecho las frutas son saludables, tienen muchos minerales, tienen vitaminas, tienen vitamina C, tienen muchos atributos buenos que pueden ser buenos para la salud, pero para aquellas personas que quieren adelgazar o quieren controlar su diabetes es importante que sepan que las frutas en general, hablando como grupo de alimentos, pues son alimentos altos en carbohidratos porque tienen mucha fructosa. La fructosa es la azúcar natural que existe en la naturaleza.

Las frutas tienen fructosa y la fructosa se llama fructosa porque viene de las frutas. Ahora, podemos reconocer diferencias entre las frutas. Por ejemplo nosotros recomendamos mucho que si una persona quiere comer fruta que trate de comer las frutas que son menos dulces. Hay una cierta sabiduría en la naturaleza, fíjense que las frutas en su estado natural solamente crecen cierta parte del año. No existe realmente ninguna fruta que crezca todo el año. Hoy en día se han desarrollado variedades que las logran crecer todo el año porque son que las han ido germinando y creando de cierta forma que entonces se pueden criar todo el año, se pueden plantar todo el año, pero en la naturaleza de forma normal las frutas son en los meses de verano y en los meses de invierno pues hay menos y hay países donde prácticamente no hay frutas.

La fruta es algo temporero, no es algo que esté disponible siempre en la naturaleza. ¿Eso le dice algo? De hecho hay personas, las personas que tiene un sistema nervioso excitado, que es el sistema nervioso ese que es más hiperactivo, que es más de acción, que tiene dificultad para dormir, que tiene dificultad para digerir, como se explica en el libro El Poder del Metabolismo en el capítulo que se llama Todos No Somos Iguales, si usted se identifica como un sistema nervioso excitado, que es ese sistema que es más delicado a la digestión y demás, pues las frutas le van a venir mejor que a nosotros los que tenemos un sistema nervioso pasivo, que es un cuerpo bastante más carnívoro donde realmente el montón de fructosa que tiene la fruta lo que hace es que nos engorda. Pero las frutas en general, como grupo, se pueden considerar altas en fructosa y a ser altas en fructosa pues entonces van a ser altas en producción de insulina. Y si producen mucha insulina pues no le van a ayudar mucho adelgazar.

No le estoy diciendo con esto que usted no coma fruta. Le estoy diciendo que usted tiene que considerar las frutas en general dentro de los alimentos tipo E. O sea que a la hora de comerse un postre es mejor comerse una fruta que comerse digamos un helado, mantecado o un chocolate bien lleno de azúcar. Definitivamente esto es mucho más saludable, pero tiene que considerarlo en su plato 2×1 o en su plato 3×1, en la proporción que le va a caer dentro de las E.

Ahora, podemos establecer algunas pequeñas diferencias. Por ejemplo, esto es una manzana verde que tiende a ser agriecita y no tiene exceso de fructosa o tanta fructosa como tiene la roja. Usted de hecho si la prueba va a ver que la roja es mucho más dulce que la verde. Mientras más dulce usted sienta una fruta en el paladar, pues más fructosa tiene. Mientras más fructosa tiene más insulina produce. Mientras más insulina produce pues más dificultad le va a causar para usted poder adelgazar, o sea que a la hora de adelgazar uno tendría que reducir el consumo de frutas. Si se pone a comer mucha fruta o si toma jugo de fruta, que es pero porque el jugo de fruta el problema es que como no tiene y ya está en su extracto penetra tan fácil al cuerpo, es un tipo de azúcar liquida y tiene un impacto fuertísimo sobre la glucosa.

Por ejemplo un diabético que esté comiendo fruta está cometiendo el error de su vida, o tomando un jugo de fruta, eso es mortal. Usted toma la sangre de un diabético, le hace una medida con probador de glucosa y a lo mejor está en, qué sé yo, en 110, que es normal, se mete un jugo de naranja, un jugo de fruta, un jugo que tenga mucha banana o guineo como decimos acá nosotros y esa azúcar se trepa en 200 o en 300, a la hora, porque es que es azúcar líquida, es una fructosa que es azúcar líquida.

Entonces, si va a coger fruta yo le recomendaría que se vayan mejor por una manzana verde que por una roja y mientras menos dulce sea mejor le va a ir.  A la hora de escoger fruta la fruta que más bajo contenido de fructosa tiene, tienden a ser las fresas. Las fresas, por ejemplo unas fresas con crema arriba, con whipped cream como decimos nosotros acá en spanglish ese español mal hablado que hablamos nosotros los puertorriqueños, mezclado con inglés, español y demás, pues eso puede ser un postre razonablemente bueno para una persona que está haciendo la dieta 2×1 o 3×1 porque es bajo en fructosa. La naranja, nosotros en Puerto Rico le decimos china, aquí tenemos los nombres especiales, la naranja, el jugo de naranja es bien alto en fructosa. De hecho usted se toma un jugo de naranja y va a tener por lo menos 40 gramos de carbohidratos. Imagínese que un diabético se considera que para controlar la diabetes debe ser entre 10 y 20 gramos al día. Usted se toma un jugo de naranja, con 40 gramos esa azúcar que trepa por las nubes y no hay Dios que le controle la diabetes, es imposible.

Así que no es que haya nada malo con esto, es que usted tiene que saber el efecto que cada cosa tiene, hay que saber por ejemplo que el limón, o lima,  pues puede ser bastante saludable, pero especialmente para las personas que tienen un sistema nervioso excitado. Esto es ácido como tal, pero se convierte en alcalino, osea que el hecho de que el limón sea ácido no significa que no sea bueno para usted porque cuando usted lo consume se convierte en alcalino. Inclusive hay personas que cuando tienen un ardor en el estómago, o sea indigestión, se toman un jugo con limón, con lima y automáticamente se les quita. Y dice “¿Cómo es posible que teniendo acidez se me quita el acidez comiendo limón, que es ácido?” Lo que pasa es que el limón tiene mucho potasio y el potasio es bien alcalino y le neutraliza los ácidos excesivo que tengan en el estómago y puede ser bastante saludable.

Por ejemplo, hay personas que se preparan un jugo de limón o lima con algo como sucralosa, con Splenda, o con stevia, con la hoja de stevia que no aumenta la glucosa, y eso puede ser bastante saludable. Acá en Puerto Rico le decimos a esto un guineo, en Venezuela por acá le dicen cambur, en México le dicen plátano, en algunos sitios le dicen banano, cada país tiene como su propia denominación. Acá en Puerto Rico somos medio loquitos y le llamamos guineo, no sé ni de dónde salió ese nombre, he tratado de buscar de dónde salió, no lo encuentro. Pero el punto es que, un banano, un guineo, un cambur, tiene en promedio 180 gramos de carbohidratos. 180; si yo corro el cuerpo de un diabético con 20, y el cuerpo de una persona que quiere adelgazar no debería estár con mucho más de 40 o 60, y me como uno de estos al día, son 180, ya usted sabe que la ropa no le va a quedar más grande, puede que le quede más apretada. Así que no hay nada malo con esto, es cuestión de saberlo usar y en el momento que ya usted ha adelgazado, pues se puede comer su frutita de vez en cuando asegurándose de que no sea excesivamente, que trate de que no sea un jugo y esto se lo comentamos porque las frutas son buenas, pero la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo