Hígado Graso

Lo único que puede hacer daño es lo que uno no sabe, por ello hoy quiero hablarte sobre el hígado graso. Muchas personas me dicen “Pero mire don Frank, es que yo tengo hígado graso, es que el médico me dijo que yo tengo hígado graso”. Pues quiero explicarte lo que es hígado graso, qué lo causa y qué podemos hacer para combatirlo, que es más importante que todo.

El hígado es un órgano que se ubica en la parte superior derecha del abdomen; después de la piel es el órgano más grande en tamaño, puede pesar 6 a 7 libras, que eso serían como 3 kilos. El hígado es la planta desintoxicadora del cuerpo, es un órgano interesantísimo porque de hecho es una glándula, que es la única glándula del cuerpo que se regenera. Fíjense si usted le corta un pedazo al corazón no se regenera, de hecho se muere. Si usted le corta un pedazo al pulmón no se regenera, pero el hígado tiene la capacidad de regenerarse. Eso quiere decir, en el diseño de la creación ya usted ve cuanta importancia tenía ese órgano, que es el único que tiene la capacidad de regenerarse. Claro, cuando una persona tiene un cáncer en el hígado o tiene problemas con el hígado, pues tiene problemas serios. Porque esta es la planta que desintoxica todo el cuerpo.

Hay más de 500 enzimas distintas que se fabrican en el hígado. La glucosa de un diabético se controla en el hígado, la tiroides, gran parte de ella, la mayoría, se controla en el hígado. Quiere eso decir que mucha gente a veces están tratando la tiroides o tratando otras cosas y se olvidan de que esta es la planta desintoxicadora del cuerpo. De hecho, en la medicina china, si usted mira la medicina china va a ver que siempre hablan de la obesidad relacionad al hígado por eso mismo, porque el hígado produce 5000 sustancias distintas. Aquí por ejemplo, cuando usted come un preservantes o un colorante o algo tóxico en el hígado es que se desintoxica. Así que el hígado es súper importante.

Cuando el médico le dice a usted que tiene un hígado graso en principio lo que le está diciendo es que ese hígado, que tiene unos conductos por donde filtra como si fueran unas esponjas que filtran y hacen unos procesos químicos allá adentro que desactivan las sustancias nocivas, las que nos hacen daño, que convierten, por ejemplo cuando usted come parte de la comida se convierte en glucosa, la glucosa parte se usa y el resto se almacena en forma de algo que llaman glucógeno, que es alimento de glucosa para después. Es una forma almacenable del azúcar. Usted puede estar 7, 8 horas sin comer solamente porque hay glucógeno almacenado en el hígado y en los músculos, pero principalmente en el hígado.

Así que el hígado es una maravilla, es una maravilla lo que hace ahí, y la sangre de nosotros pasa por ahí, creo que cada 3 minutos y medio toda la sangre del cuerpo pasa por ahí completa. Así que imagínese usted cuanta circulación y cuanto hace ese hígado. Pero cuando el hígado se pone graso lo que quiere decir es que se llenó de grasa. Si se llenó de grasa se tapa. Cuando se tapa ya no filtra. Si ya no filtra el cuerpo se pone más tóxico. Si se pone más tóxico usted va a empezar a tener más alergias, más problemas, menos metabolismo, menos función de la tiroides, menos de todo.

Ahora, ¿qué causa un hígado graso? Pues le voy a decir que la causa principal del hígado graso es el exceso de carbohidratos refinados, o sea, es lo que nosotros llamamos en el libro El Poder del Metabolismo alimentos tipo E, carbohidratos refinados. Estamos hablando de pan, harina, pizza, dulce, helado, azúcar, melado, el “high fructose corn syrup”, ese sirope de maíz concentrado que usan para la Coca-Cola y para todo ese refresco. Eso es lo que causa el hígado graso. No solamente causa el hígado graso, eso también causa las piedras en la vesícula, porque la vesícula es una bolsita que está pegada ahí, donde se guarda la bilis y eso se llena de piedras, pero eso es materia para otro episodio. Pero de todas maneras, el hígado graso es causado por el exceso de carbohidratos refinados, eso es lo que lo causa.

¿Sabe por qué se sabe que eso es así? Porque, y perdone que le voy a hablar de esto, hay un alimento que comen mucho los franceses, es un alimento muy fino que se llama paté. Es paté de ganso y viene en unas latitas, es carísimo, y la persona coge una galletita y le pone el paté,  El paté no es otra cosa que el hígado de un ganso y ese hígado, para poderlo hacer paté, le ponen especies y demás, que después lo muelen y queda como una pasta, ese hígado de ganso, que es una cosa muy fina, muy gourmet, ese ganso la forma en que lo engordan es que lo meten en una jaula y se pasan todo el día dándole maíz. Todo el que él pueda comer. Buscan la forma de que coma lo más posible. Como el maíz tiene mucha fructosa, que es azúcar, y como la fructosa se convierte inmediatamente a glucosa y como la glucosa se convierte inmediatamente en grasa, pues entones el hígado del ganso se pone hígado graso. Luego le sacan ese hígado lleno de grasita, como la grasita es lo que da el sabor, le echan especies y preparan el paté. Eso es el paté.

Entonces, fuera de que a usted le gusta el paté o no le gusta el paté, si usted no quiere que su cuerpo se convierta o su hígado se convierta en un hígado de paté, pues tiene que reducir los carbohidratos refinados. Tiene que reducir el pan, la harina, el arroz, el azúcar, la papa. No estamos hablando eliminarla porque usted sabe que llamamos en el libro El Poder del Metabolismo yo no le estoy pidiendo que usted elimine nada, le estoy pidiendo que usted controle, que usted establezca un balance. Puede comerse su arroz, su pan, su harina, lo que sea, pero tiene que ser en una cantidad menor, que es un 3×1 o un 2×1 y el 1 siempre es de la parte que hace daño cuando se hace en exceso, que es el carbohidrato refinado. Entonces eso es lo que es el hígado graso.

Ahora, ¿cómo se resuelve? Usted empieza a adelgazar, corta los carbohidratos, hace una dieta como la dieta 3×1, averigua qué tipo es el sistema suyo nervioso, si pasivo, excitado, que se explica en el mismo libro, empieza a adelgazar, toma mucha agua y usted verá que la grasa se empieza a ir. Tengo cientos y cientos de personas que tenían hígado graso, que después de adelgazar 30, 40, 50, 60 libras ya no tienen hígado graso, porque la grasas se va. No solamente se va la grasa de su cintura y la que aprieta la ropa, sino que también la del hígado también se va. Y esto lo comparto con ustedes porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo