La causa de todas las adicciones


Hoy quiero compartir con ustedes materia de investigación, yo lo que hago es investigar, mi campo de investigación es el metabolismo, la salud, el cuerpo humano y el cuerpo humano para muchas personas, inclusive para muchos profesionales de la salud es un misterio, es un misterio porque el cuerpo hace cosas que a veces el profesional de la salud o la persona no se puede explicar ¿Por qué las hace?.

Finalmente ya sé cuál es la causa de todas las adicciones y la quiero compartir con ustedes, porque si uno entiende ¿Qué causa una adicción?, uno pudiera evitarla y si uno entiende ¿Qué causa una adicción?, uno podría también vencerla; no se puede controlar algo que uno no entiende. Así que la clave es uno entender, yo considero que no hay nada más valioso, más importante, más poderoso que el conocimiento y el conocimiento se conoce por los resultados. ¿Cómo tú sabes si algo es verdad o es mentira? Bueno, tienes que ver si funciona. Si función y da frutos es verdad. Si no funciona, no importa quién te lo diga, ni cuántos títulos tenga, no es verdad. 

Vamos a revisar la causa de todas las adicciones y voy hablarle de unas verdades que he podido comprobar que son así. Lo primero es que hay que saber, la ¡Causa de todas adicciones! Lo primero que hay que saber, que es una verdad, es que todos nosotros, todos, ustedes, yo y todos los que hay en este planeta somos seres espirituales, ninguno de nosotros es su cuerpo, todos nosotros somos seres espirituales. Usted como ser espiritual tiene opiniones, su cuerpo no tiene opiniones; usted como ser espiritual tiene actitudes, su cuerpo no tiene actitudes; usted como ser espiritual tiene conocimiento, su cuerpo no tiene conocimiento.

Entonces, usted tiene personalidad como ser espiritual y su cuerpo, pues es su cuerpo y su cuerpo no tiene ninguna personalidad, de hecho aquellos de nosotros que somos padre o madre vemos que los niños nacen, ¡Ya vienen con su personalidad!, yo tengo 4 hijos, todos son completamente distintos, desde que eran pequeñitos ya eran completamente distintos y siguen siendo distintos porque vienen con su personalidad. Entonces el ser espiritual tiene personalidad y tiene un cuerpo.

Ahora, usted como ser espiritual es el que controla su cuerpo, porque usted es el que aprende, el cuerpo no aprende, usted es el que tiene actitudes, usted es el que puede cambiar su estilo de vida, usted es el que puede entender, el cuerpo no entiende. Usted habla con su cuerpo y el cuerpo no le entiende, es usted el que controla su cuerpo.

Entonces empezamos por ahí porque ahora vamos a hablar de las adicciones ¿Qué es una adicción? Una adicción por definición es una condición de una gran necesidad que tiene el cuerpo de alguna sustancia, de algún impulso placentero que no se puede controlar, o sea que si es algo que usted no lo puede controlar, se llama una adicción, porque la condición principal para que sea una condición es que no se puede controlar; si usted lo puede controlar no es una adicción, pero si usted no lo puede controlar, eso es una adicción, las adicciones causan necesidad suprema. 

El cuerpo humano tiene adicciones, usted como ser espiritual no puede tener adicciones, porque el ser espiritual no puede tener adicciones, porque lo que tiene adicciones es su cuerpo. Cuando usted dice: “estoy adicto al azúcar” o “no puedo estar sin pan” o “necesitado comer arroz” o “me muero si no tengo un chocolate”, usted lo que está diciendo es que su cuerpo está adicto, usted no puede estar adicto porque usted es un ser espiritual, usted es el ser que administra, usted es como el conductor y esto es como el carro; básicamente usted administra su cuerpo, usted determina su estilo de vida, usted determina lo que es correcto o no es correcto para usted y ahora el cuerpo puede quedar adicto a una adicción.

Una de las cosas más importante que afecta a un cuerpo, es la sensación, la sensación le entra al cuerpo por 2 áreas, le entra por la boca, por los sentidos que tiene el sabor, el gusto, el dulce. ¡Que sabrosa está esta comida!, ¡Ay que rico está este chocolate!, ¡Que sabroso!… y también entra por el lado sexual. Así que básicamente hay 2 áreas por donde entra la sensación al cuerpo, el ser espiritual pues disfruta de eso porque siente la sensación, pero el ser espiritual no la siente directamente, la siente a través del cuerpo. Así que el cuerpo es como su vehículo allá afuera y usted puede recibir esa sensación ya sea de lo que come, de lo dulce, de lo sabroso o de la sexualidad y de la práctica de la sexualidad.

Estas son las 2 áreas principales de sensación de todos los cuerpos, la comida, el disfrute de la comida, de los dulces, de las cosas placenteras y la sexualidad; usted va a ver que hay gente que está adicta al azúcar, hay gente que está adicta al pan, hay gente que está adicta a los chocolates, hay gente que está adicta al sexo, hay gente que rompe matrimonios, porque él no se puede controlar o ella no se puede controlar y está adicta y es una adicción como tal; la persona sueña con eso, vive con eso, y están atrapados de la sensación.

Todos tenemos el ser espiritual, tenemos el cuerpo y nos está faltando una parte, la otra parte que todos tenemos es una mente. Todos nosotros somos seres espirituales que tienen un cuerpo, que tienen una mente. La mente es distinta al cuerpo, la mente tampoco es el ser, la mente es la mente, es un sitio donde se almacena información, almacena su memoria, sus decisiones y hay algunas decisiones que están fijas, cuando digo que están fijas es que se las hubieran metido ahí con un clavo, las soldaron eléctricamente.

Usted ha visto alguna vez a una persona de esas que siempre está en lo correcto. ¿Quiénes de ustedes conocen gente de esa que siempre está en lo correcto? Yo conozco algunos. Todo el mundo siempre conoce alguno de los que siempre están en lo correcto, ¡Es imposible siempre estar en lo correcto!, pero cuando usted conoce a una persona de esas que siempre está en lo correcto, ¿Qué usted sabe? Que dentro de su mente tiene metido una idea fija de que siempre está en lo correcto y entonces básicamente eso.

¿Cómo se rompe una adicción? Pues la primera, la forma de romper una adicción es que hay que cortar la sensación, o sea si yo quiero eliminar el azúcar, yo quiero eliminar el pan, yo quiero eliminar los chocolates como adicción o si quisiera eliminar el sexo como adicción, yo tendría que cortar el sexo como adicción, de otra forma si no le quito el estímulo de sensaciones, el estímulo placentero, pues sigo atrapado de ellos.

Ahora, cuando vamos a romper adicciones, específicamente de lo que hablamos en MetabolismoTV, porque acá no nos especializamos en el sexo, que tiene que ver con azúcar, pan, chocolates, con alimentos que el cuerpo le pide a usted, que no se puede controlar, hay que saber que cuando usted corta esa sensación, pues usted va a ver algunos videos que tengo en MetabolismoTV que hay que hacer una dieta donde usted usa carne, queso, huevo, pura proteína por 2 días, toma mucha agua para hidratar el cuerpo y darle energía y además de eso si es usted bien inteligente y conoce el tema, va a suplementar con magnesio y potasio, porque el magnesio y potasio tranquilizan el cuerpo mientras rompe la adicción.

Entonces cuando usted hace eso que quita la sensación del pan, de la harina o lo que sea y empieza a comer carne, queso y huevos que son proteínas que no causan adicción y suplementa el cuerpo con agua suficiente para hallar energía y le pone magnesio y potasio; ahora usted tiene la oportunidad que a las 48 horas, 2 días después ya usted no tiene adicción, pero hay un tema para romperla hay que cortarla, para cortarla hay que darle esta ayuda al cuerpo para hacerlo.

Ahora, la única forma de cortar una adicción es que hay que parar la sensación, si no para esa sensación y usted no entiende ¿Qué es lo que está pasando? Y siente que está atrapado de esto y está atrapado de esto, ¡Nunca, jamás lo va poder resolver! En otro video le voy a estar explicando ¿Qué hacer para que después que usted la rompa no vuelva a caer en ella?, porque eso es otro tema. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo