La Comida es un Combustible

En el libro “El Poder del Metabolismo” vas a ver que en el último capítulo, que se llama “Todos no somos iguales”, estamos explicando que todos los cuerpos no son iguales. Hay cuerpos que tienen un sistema nervioso más excitado y hay cuerpos que tienen un sistema nervioso más pasivo. Eso afecta tu metabolismo, tu digestión, tu capacidad de dormir, tu capacidad de hacer ejercicio y todo lo otro. Por lo tanto algo que hay que tomar en consideración, la idea que tienen algunos por ahí, de que todo el mundo debería ser vegetariano no sirve. La idea de que todo el mundo debería ser carnívoro, como a Erado Atkins, tampoco sirve porque todos no somos iguales. Tú no eres igual a nadie, yo tampoco. Así que quiero dirigirte la atención por ejemplo a esta situación de la comida. Cómo es que los alimentos afectan si tú eres pasivo o eres excitado.

Los alimentos son combustibles, o sea, perdóname que te compare el cuerpo humano con un motor, pero esa es la mejor comparación que he visto que existe; el cuerpo humano se parece mucho al motor de un carro; hay carros que corren muy bien con gasolina y hay otros que necesitan diésel, que es un combustible pesado. No puedes echarle gasolina al que corre diésel, ni puedes echarle diésel al que corre gasolina porque deja de funcionar bien. Lo mismo pasa con el cuerpo humano. Tú tienes que poder saber si tu cuerpo es más excitado o es más pasivo para que le des el tipo de alimento que es el combustible correcto y puedas tener el éxito que mereces tener. Vamos a ver aquí un momentito los alimentos, algo que no sabe la gente por aquí generalmente y se explica en el libro “El Poder del Metabolismo” es que el sistema nervioso tiene una cablería que divide un lado y el otro. Ahora, los alimentos, cada uno de los alimentos tiene un efecto. Por ejemplo, la ensalada, los vegetales contienen mucho magnesio y potasio. Por el hecho de que contiene mucho magnesio y potasio la ensalada y los vegetales es especialmente calmante al cuerpo, osea las personas que comen una dieta vegetariana se ponen más espirituales, más tranquilos, más descansados, porque este tipo de alimento tiene un efecto de que desacelera el sistema nervioso.

Cuando una persona tiene un sistema nervioso excitado, que ya hablamos anteriormente de que tiene dificultad para digerir, o sea que digiere con dificultad, tiene un cuerpo que es bastante más vegetariano y se recomienda mucha ensalada y vegetales porque, como este tipo de alimentos contiene mucho potasio, mucho magnesio, y esos son alimentos que son alcalinos, o sea que sacan los ácidos del cuerpo y además son tranquilizantes, pues se tranquiliza el sistema nervioso y la persona puede dormir y puede bajar bien de peso.

Por ejemplo, una persona que tiene un sistema nervioso excitado pudiera comer algo así, que sería un pescado con un poco de arroz y muchos vegetales. Esto es un plato que diríamos que es perfecto para una persona que tenga un sistema nervioso excitado. Puede comerlo también una persona que tiene un sistema nervioso pasivo, pero le viene mejor al que tiene sistema nervioso excitado. Sin embargo, cuando hablamos de los huevos, los huevos pueden comerlos ambos, tanto el pasivo como el excitado sin problema. La diferencia está en cómo se preparan. Por ejemplo, el que tiene un sistema nervioso excitado, debe evitar la grasa, debe comer alimentos bajos en grasa. Por lo tanto yo no le recomendaría unos huevos fritos. Le recomendaría posiblemente unos huevos hervidos, unos huevos duros, y si hace un revoltillo, pues lo haría con muy poca grasa. El que tiene sistema nervioso pasivo, como yo, pues puede comer huevo frito con tocineta, con salchicha, con distintas cosas, y eso inclusive le beneficia.

Ahora pasamos a la carne roja al que le va muy, muy bien es a la persona que tiene un sistema nervioso pasivo, que es un sistema nervioso carnívoro, un cuerpo carnívoro. Por ejemplo yo tengo un cuerpo carnívoro. Yo, si no como carne, me siento débil. Mi esposa, que es exactamente el contrario porque ella es excitada y yo soy pasivo, tiene un cuerpo más vegetariano. Ella puede comer carne, pero no puede ser carne roja y si la come carne roja, es poca, poca cantidad, y no a menudo. Ella come más carne blanca, pollo, pavo, pescado.

Acá tiene por ejemplo los camarones es un tipo de proteína blanca, es fácil de digerir, por cierto es falso de que esto sube el colesterol, por si acaso lo estás pensando, y este tipo de alimento se digiere muy fácil. Por lo tanto para un sistema nervioso excitado, alguien que tiene una digestión débil, pues esto cae bien tanto para el excitado como para el pasivo, pero especialmente para el excitado. Ahora el queso, el queso es un alimento bien denso, como es un alimento bien denso no es muy apropiado para los excitados, eso es apropiado para nosotros los pasivos. Ahora, ese tipo de alimento, si yo voy a comer queso yo puedo comer de cualquier queso porque tengo un cuerpo pasivo, que necesita como alimento muy fuerte, como si fuera gasolina diésel, algo bien fuerte, algo bien denso, y puedo comer queso con grasa sin problema y puedo bajar de peso. A mi lo que me engorda mucho, igual que a todo el pasivo, es el pan, la harina, el dulce, los chocolates y ese tipo de alimentos, que son carbohidratos refinados, pero yo puedo comer esto con queso. Sin embargo, mi esposa, compramos queso bajo en grasa, y come poca cantidad, queso bajo en grasa y no tiene problema. Pero no se puede abusar de esto en un cuerpo excitado porque es un cuerpo que generalmente se le hace difícil con los alimentos muy densos.

Entonces, aquí tenemos, por ejemplo un plato donde, esto es un perfecto 2×1, donde tú ves papas fritas, un pescado blanco y ensalada, esto es un perfecto 2×1 porque usted sabe que el 2×1 tiene 2 alimentos de los que no engordan, que es por ejemplo la ensalada y el pescado porque producen poca insulina, y un alimento de los que engordan, que es la papa frita. Básicamente esta es una proporción correcta, pero esto es un plato perfecto tanto con un pasivo como con un excitado, pero especialmente es perfecto para un excitado, porque el excitado tiene que evitar la grasa.

Tenemos un cuadro aquí, donde por ejemplo el pasivo, le va muy bien con la carne roja, sin embargo el excitado, le va muy bien con la carne blanca, o sea estamos hablando pollo, pavo o pescado, y con esos le va bien. El pasivo, cuando come pescado, le va muy bien con un pescado que sea bien graso como el salmón, el salmón es color rojizo porque tiene mucha grasa, así que le va muy bien al pasivo. Sin embargo el excitado le va mejor cuando come pescado blanco, no es que no se coma un pedazo de salmón de vez en cuando, es que simple y sencillamente su cuerpo no tolera mucho la grasa.

El problema es este, la grasa es excitante, la proteína es excitante, osea todo lo que sea proteína o sea grasa o el azúcar son excitantes y tú no quieres tomar un cuerpo que está excitado y excitarlo más porque entonces desbalanceas todo el sistema hormonal y lo haces engordar. En el cuadro, por ejemplo vemos que el pasivo usa queso con grasa. Básicamente el pasivo necesita la grasa porque eso activa el sistema y el excitado debe evitar la grasa, la ensalada es buena para ambos, pero el pasivo usa poca ensalada, porque le va bien con ella combinándolo con la carne roja o lo que sea, inclusive hasta con el cerdo, pero el excitado debe usar mucha ensalada, porque la ensalada tranquiliza el sistema nervioso y hace que a la persona se le balancee el sistema hormonal y pueda bajar de peso.

Para ambos se recomienda, tanto a pasivo como a excitado se recomienda bajo en carbohidratos refinados, porque, ¿qué es lo que nos tiene gordos? Lo que nos tiene gordos no es comer mucha grasa, lo que nos tiene gordos, como se explica en el libro “El Poder del Metabolismo”, es mucho pan, mucha harina, mucha pizza, mucha Coca-Cola, mucho dulce, muchos chocolates, mucho de carbohidratos refinados. Así que tanto pasivos como excitados tienen que reducir eso y con eso van a tener éxito. La comparación aquí es que el pasivo necesita un combustible, un alimento que sea parecido al diésel, que es algo pesado, que es algo denso, y el excitado usa un combustible parecido a la gasolina. Y eso le hablamos porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo