La leche materna y el futuro de tu bebé


Quiero hablarte de la importancia de la leche materna para el futuro del desarrollo de tu bebé.

Quiero enseñarte una imagen muy bella, muy sutil, muy tierna. Es la imagen de un bebé mamando, mamando de su madre. Es la cosa más tierna que se puede ver, es como la expresión más bella de lo que es la humanidad, de lo que es la raza humana.

Lo que he descubierto sobre este tema de la leche materna y el futuro del bebé. Sabemos, que el cuerpo, el cuerpo humano pues tiene unas capacidades casi ilimitadas de repararse, de regenerarse, de curarse y hacer todo tipo de cosas para sobrevivir. El cuerpo humano quiere sobrevivir. Cuando llega una criaturita, un bebé, pues el bebé viene desprovisto de muchas de las cualidades que tiene este cuerpo y depende de la leche materna para poder tener todo su sistema completo. Este estudio que se llama: El estudio epigenética de la leche materna. Epigenética es la ciencia que estudia el efecto que tienen todos los factores del medio ambiente sobre los genes; así que la alimentación, el estrés, el sueño, el ejercicio todo lo que pase alrededor de tu cuerpo puede tener un impacto sobre la genética del cuerpo. La idea que nos vendieron antiguamente que nosotros vamos hacer lo que venga escrito en esos genes, porque es genético el problema, ¡Es falsa!

Es cierto que hay factores genéticos que todos nosotros heredamos del papá, de mamá, los ojos y demás, pero una gran cantidad de lo que nosotros podemos hacer con nuestro cuerpo, con nuestra salud va a depender de nuestro estilo de vida y de lo que el medio ambiente y de lo que tu hagas con tu cuerpo va a impactar los genes, los va impactar de tal forma que si tu naciste de unos padres que no eran muy deportistas, que no eran musculosos, que eran sedentarios y tú saliste atletas, pues ya tú estás cambiando los genes para que tus hijos vengan con genes más musculares.

Básicamente tú tienes, todos tenemos el poder de cambiar la genética. No es verdad la idea que nos vendieron de que uno va a ser lo que vienen en esos genes, ¡Eso es mentira! La ciencia de la epigenética precisamente ha demostrado eso. Este estudio que me estuvo interesantísimo, se hizo en el 2014, lo dirigió la doctora Verduce, y es un estudio en donde tomaron en consideración sobre 8 mil niños que siguieron por varios años, y esos niños que los siguieron hasta la adolescencia, estuvieron viendo cómo iba la salud de esos niños y comparaban en 2 grupos, el grupo de los niños que fueron amamantados con leche materna y el grupo de los niños que tomaban leche de fórmula. Así que en este estudio está comparando 2 grupos, entre los 2 sumaban 8 mil y pico de niños, que se convirtieron en adolescentes, porque lo llevaron hasta la adolescencia, desde el momento que nacieron hasta la adolescencia. Lo que se descubrió es lo siguiente:

  1. En el grupo que recibía la leche materna hubo un mejor desarrollo neural, neural quiere decir del sistema nervioso. Tú me oyes todo el tiempo en MetabolismoTV hablar del sistema nervioso central autónomo; así que si tú quieres evitar que tu niño tenga déficit de atención, que tenga todo este tipo de problemas neurológicos, pues es una gran idea tratar de darle la leche materna.
  2. Se descubrió también que los niños que estaban siendo amamantados con leche materna tenía menos infecciones intestinales hasta en un 77%, o sea que a través de su historial hasta adolescente, 77% menos infecciones intestinales. Eso hace mucha lógica porque la leche materna tiene parte de la flora bacteriana buena, de los probióticos y prebióticos que vienen dentro del cuerpo de la madre. Así que eso le confiere una protección al intestino del bebé, sacar ese sistema inmune que tiene la madre en el intestino, pasárselo a su bebé como modo de protección.
  3. Se descubrió también que la leche materna previene la otitis media. La otitis media es una infección bien común en los bebés, sobre todo en los bebés de madres que tienen mucho hongo cándida. Cuando una madre tiene mucho hongo cándida y tiene picores en la piel y demás, de noche, después de bañarse y demás, sinusitis y migraña, pues muchas veces esos bebés terminan con otitis media y no salen del pediatra, son infecciones de oído que les da mucho a los niños que vienen con madres que están bien infectadas del hongo cándida, pero cuando hay la leche materna se reduce dramáticamente las infecciones de otitis media.
  4. También se descubrió que la leche materna reduce más de 50% el riesgo de obesidad en los niños, ¡Es interesante!, porque estamos hablando que ese niño mañana llega a ser un adolescente y en ese periodo tanto de bebé como de adolescente se reduce más del 50% el riesgo de obesidad en ellos, solamente por el hecho de haber recibido la leche materna. Hace mucho sentido, porque como la leche materna está viva y tiene elementos que activan el segundo cerebro todos nosotros en el intestino grueso tenemos lo que llaman el segundo cerebro. Ya se descubrió, la ciencia descubrió que ese segundo cerebro del intestino se comunica con el cerebro, que el cerebro se comunica con el intestino grueso, a esto le llaman el segundo cerebro y tiene mucho que ver con el sistema nervioso. Aquellos que han tenido el beneficio de haber tenido leche materna pues tienen ese segundo cerebro activo, ¡Ve!, y el sistema nervioso está completo.
  5. Se descubrió también que se reduce el diámetro de cintura en los adolescentes. Se encontró que era bastante menor el diámetro de cintura de los adolescentes que habían sido amamantados con leche materna.
  6. Se descubrió también que dar de mamar, dar la leche materna reduce problemas del hígado en un 78%. Así que en esta población de niños o adolescentes les reduce el problema del higo en un 78%.
  7. También reduce el cáncer en el niño y en la madre. Así que las madres que lactaron, redujeron significativamente los niveles de cáncer en sus niños, adolescentes y en ella; así que fue beneficioso para ambos.
  8. Y aumenta la leche materna aumenta el coeficiente intelectual, o sea que hace al niño más inteligente.

Entonces, yo sé que a veces se hace incómodo para una madre y está la inconveniencia de tener que amamantar y demás y el médico inmediatamente va a recomendar la fórmula, pero quiero que sepa que todas esas fórmulas son sustancias muertas. La leche materna está viva, tiene los elementos del sistema inmune, de las bacterias buenas que trae la madre, que es o que entonces le confiere la protección al bebé, al adolescente y luego al adulto. Así que vale la pena hacer un esfuerzo. Si no se le puede amamantar por alguna razón, pues sacarse la leche y dársela. Lo ideal es que tenga esa conexión íntima con la madre, de amamantar, porque eso crea unos lazos muy especiales ahí, pero si no se puede lo próximo seria sacarse la leche dársela, pero pasar a la fórmula, realmente debe evitarse lo más que se pueda, porque realmente esos bebés, todos los cuerpos de nosotros no fueron hechos para esa función. Y esto pues se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo