La Mentira De Las Pruebas De Tiroides

Quiero hablarte de las pruebas de la tiroides y una mentira que hay metida en ella, que es el tema del TSH, voy a hablar un momentito de esto y quiero que lo entiendas porque muchas personas andan angustiadas porque su prueba está dando mal.

En el libro “El Poder Del Metabolismo”, estoy explicando que existe una condición que se llama hipotiroidismo subclínico, subclínico quiere decir que no sale en las pruebas de laboratorio; sin embargo si tú te tomas la temperatura del cuerpo con un termómetro debajo de la lengua y consistentemente te da por debajo de cierto número que yo estoy explicando aquí, ya tu sabes que tienes problemas de tiroides y si tu temperatura está bien, difícilmente vas a tener problemas de tiroides, porque para que tengas la tiroides con problemas tienes que tener problemas de temperatura en el cuerpo, porque la tiroides no solamente controla el metabolismo, también controla toda la temperatura del cuerpo, podría decirse que la tiroides es como si fuera el termostato del cuerpo, fuera el termostato de un aire acondicionado.

Voy a explicar esto de las pruebas. Fíjese, la mentira que hay envuelta con el tema de las pruebas de tiroides es usar una hormona que se llama TSH como clave para tu decir tienes problemas de tiroides o no tienes problemas de tiroides, esto es un error craso, te explico. El cuerpo, en la tiroides, que esta en el cuello, produce una hormona que se llama T4, de hecho se llama T4 porque tienen 4 átomos de yodo, está construida con 4 átomos de yodo, sin yodo o iodo, cualquiera de las dos formas, sin yodo no hay hormona de tiroides, porque la T4 es 4 átomos de yodo.

Hay otra enzima que se llama diodinase que viene y actúa sobre esta T4 y la convierte en T3, que es la hormona activa, es la hormona que te da energía, que te da fuerzas, que te ayuda a adelgazar, te quita la depresión, evita de que se te caiga el pelo y todas esas cosas, eso es que el cuerpo vienen y le corta un pedazo a la T4 con la Diodinase y ahora la convierte en una cosa así, ahora son tres, ahora tiene 3 átomos de yodo y ahora esta es la hormona activa, esta es la hormona que aumenta el oxígeno en el cuerpo, cuando hay mucha T3 va a ver mucho oxígeno, porque la T3 regula cuánto oxígeno está entrando a la célula; o sea que si mete más oxígeno, hay más combustión y si hay más combustión, o sea tú no puedes tener combustión o un fuego en un sitio que no tienes oxígeno, de hecho si tú tienes un fuego en algo y le tapas el oxígeno se apaga y lo mismo pasa con esta hormona T3 que es la que controla eso.

Ahora cuando vas al médico, muchas veces te mandan hacer una prueba de laboratorio, de la mejor buena fe, te manda a probar T4, T3 y te piden que hagas pruebas de una cosa que se llama TSH. TSH es una hormona distinta que no es producida por la tiroides, de hecho es producida por la glándula pineal, es una hormona del cerebro. Esa TSH quiere decir Thyroid-Stimulating Hormone, que quiere decir Hormona que estimula la tiroides, en otras palabras que el cerebro desde acá arriba desde la glándula pineal está monitoreando siempre cómo va el metabolismo y cuánto oxígeno hay en las células, cuando el cerebro siente que hay poco oxígeno en las células, pues le da órdenes a la glándula pineal a que produzca TSH y lo que hace TSH que es el Thyroid-Stimulating Hormone, que es una hormona mensajera, es que le manda un grito a la tiroides y el grito es ¡dame más tiroides!, está hablando de T4 y T3.

Lo que básicamente hace el TSH es un grito de aviso, es un grito de desesperación del cuerpo pidiendo a la tiroides de que produzca más T4 para que se convierta en T3; para que haya más energía, para que haya más oxígeno, para que haya más energía para bajar de peso, se duerme mejor, se le quita la depresión y todo ese tipo de cosas. El error principal y es algo que está trayendo muchos problemas, es que muchos médicos están utilizando estrictamente el TSH como una medida, esta hormona no es una hormona de la tiroides es una hormona mensajera y esta hormona no nos dice por ejemplo el rango que aceptan, tú vas a ver que cuando hacen una prueba de laboratorio, te dicen que el TSH debe estar como bien entre 1 y 4.

¿Cómo puede ser que algo este bien si es 1, pero también este bien si es el doble que es 2, pero también está bien si es vez y media que es 3, pero también está bien si es 4 veces más?, ¿Cómo es posible?, no lo es. De hecho el rango saludable de TSH siempre es de 1 para abajo, 1, 1½ como mucho, pero básicamente de 1 para abajo, de hecho si tú tienes 0.5, estas bien, si tienes 1.0 estas bien, pero ya cuando está en 2 o en 3, te puedes sentir deprimido, cansado, con obesidad, con falta de sueño, con estreñimiento, con pérdida de interés sexual, con impotencia, con todas esas cosas y tienes todo el hipotiroidismo trepado encima.

Ahora, hay que saber que la forma correcta de medir esto, los médicos que saben, hay muchos de medicina alternativa que lo trabajan, no es poner toda la importancia en el TSH, porque es una hormona mensajera, es ver cuánto T3 hay del T3 activo. Hay dos clases de T3, está la T3 activa y esta una que se llama ReverseT3, que es una T3 que esta inútil, que es reversa, no funciona y si te están midiendo T3 y no están diferenciando si es hormona activa o es hormona de la que no funciona, de nada te sirve, así que básicamente lo correcto es que se mida tu T4 activa, tu T3 activa y que se pueda diferenciar con la ReverseT3 que es la que no funciona, para que entonces se sepa realmente cual es la situación y que tú puedas tener un TSH que fluctúe entre 0.5 y 1.

Ahora, debes saber que si comes demasiado carbohidratos; pan, harina, arroz, papa, dulces, chocolates y ese tipo de cosas eso se convierte en glucosa, cuando se convierte en glucosa el páncreas, produce un exceso de insulina, tiene que producirla porque si hay mucha glucosa necesita más insulina. La insulina es una hormona y como es una hormona empieza a chocar, a crear conflicto con la tiroides, cuando crea conflicto con la tiroides, tu tiroides se va a descontrolar, se te va empezar a caer el pelo, vas a engordar y le vas a echar la culpa a tu tiroides, la culpa no es de tu tiroides, es que lo que estas comiendo está creando un descontrol total hormonal y por eso es que te recomiendo que leas el libro “El Poder Del Metabolismo”, lo aplicas y hay un capitulo aquí específico para la tiroides, pero sobre todo quítate de la mentira del TSH, eso es una mentira. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo