La Mentira Del Colesterol, Parte 2

Quiero continuar con el tema del colesterol estábamos en el episodio anterior explicando que en realidad no hay ningún problema con consumir alimentos con colesterol porque el hígado lo regula todo. Si usted consume más colesterol, la comida, más carne roja, más huevo, más cosas con colesterol, más alimento con colesterol su cuerpo automáticamente regula eso y reduce la producción de colesterol en el hígado porque el colesterol se hace en el hígado, se fabrica en el hígado.

Si usted consume muy poco colesterol su cuerpo no va a tener más remedio que aumentar la producción de colesterol para balancear el hecho de que usted no está consumiendo suficiente, pero el exceso de colesterol no viene porque usted coma colesterol; el exceso de colesterol viene porque usted come exceso de carbohidratos; pan, harina, arroz, papa, dulce, chocolate ese tipo de alimento es lo que le aumenta el colesterol.

Entonces ahora quiero ponerle la atención y explicarle porque es que hay toda esta confusión con el colesterol, resulta que un médico o la medicina encuentran que cuando hacen una autopsia, cuando están haciendo una operación, encuentran una arteria tapada de colesterol y llegan a la conclusión, ¡ah! si esa arteria está tapada de colesterol quiere decir que el colesterol es el que tapa las arterias. Yo quiero explicarle que eso es una mentira, eso no es verdad; déjeme explicarle un poquitito por qué es que da la impresión de que el colesterol tapa las arterias y no es una verdad, mire como funciona la cosa. El colesterol es una materia de construcción, ¿Construcción para qué? Por ejemplo si usted va a construir una célula pues usted solamente puede construir una célula si tiene colesterol para construir las paredes. Las paredes de la célula que es lo que evita que nos desparramemos como si fuéramos un charco de agua están construidas con colesterol, es como si fuera cemento.

Las paredes de la célula tienen proteína, tienen grasa, tienen colesterol, tienen inclusive azucares y con eso la célula se forma, nosotros tenemos en un cuerpo 30 trillones de células, 30 millones de millones, de millones, de millones, de millones, son un montón, son pequeñitas pero cada una está construida con colesterol, sin colesterol no hay vida. No existe la vida humana sin colesterol, o sea el colesterol es esencial; de hecho es tan esencial que el hígado, produce colesterol todos los días aunque usted no lo coma lo tiene que producir porque si no, no habría ni hormonas sexuales; o sea los hombres no seriamos hombres si no tuviéramos colesterol porque la testosterona se fabrica de colesterol. Las mujeres no serían mujeres si no tuvieran colesterol porque del estrógeno se fabrica del colesterol por lo tanto el colesterol es esencial a la vida por lo menos a la vida humana y a la vida animal.

El colesterol no existe en el reino vegetal; por ejemplo no existe ni una sola planta, ni una sola planta vegetal que crezca en la tierra que produzca colesterol. Por ejemplo el aceite de coco que viene de la palma de coco es una grasa saturada pero no tiene colesterol. No tiene colesterol porque como crece de la tierra y no existe en el reino vegetal el colesterol pues el aceite de coco no puede tener colesterol tampoco y es uno de los mal entendidos que tienen algunos expertos allá afuera que realmente no han hecho su investigación o no se han educado sobre realmente cuál es la fuente del colesterol y la función del colesterol.

Ahora, el colesterol le decía que es una materia de construcción, se construyen células con colesterol, lo otro que hace el colesterol es que construye hormonas cuando las construye, sirve de materia prima para que el cuerpo a través de unas enzimas produzcan hormonas. Así que de aquí sale la testosterona, el estrógeno, hasta el cortisol que es la hormona del estrés, sale del estrés. Sin colesterol no hay hormonas, no hay hormonas y no existiría el sistema hormonal, ni el balance hormonal tampoco.

Ahora lo otro que hace el colesterol que es una materia de construcción es que es una materia de reparación. El colesterol se utiliza para reparar, por ejemplo si hay una célula rota, digamos que una célula se rompió, pues ahora ahí va a ver inflamación porque esta rota, hay daño, hay dolor, hay impulso nervioso. Como esa célula está rota y hay inflamación el colesterol el cuerpo lo va a utilizar para tratar de remendar eso; en otras palabras que el cuerpo utiliza el colesterol de la misma forma que si usted tiene una pared que se ha rajado, que está metiendo agua hacia adentro de la intemperie afuera pues usted va a usar algún tipo de cemento para cerrar esa grieta, así que básicamente el cuerpo utiliza el colesterol para sellar grietas también, porque el colesterol crea células, la pared de la célula, crea las hormonas y también hace reparación.

Entonces veamos que pasa dentro de una arteria para que luego un médico o un cirujano encuentra esa arteria llena de colesterol y diga ¡ah! El colesterol es el que está tapando las arterias ¡falso! Es cierto que las está tapando pero no es el colesterol el que las tapó, le explicó lo que es: Una arteria no es otra cosa que un conducto, eso tiene una pared que se llama el epitelio; el epitelio es el tejido que hace a la pared de esa arteria, ese tejido es un tejido bien delicado y bien finitito donde cada célula está una al lado de la otra, y es tan grueso como una célula, es bien finito y eso tiene que tener cierta flexibilidad más tiene cierta musculatura alrededor para sostener eso como si fuera un tubito ahí.

Ahora, cuando esa pared de la arteria sufre daño, digamos por ejemplo un diabético tiene exceso de glucosa, exceso de azúcar en la sangre, esa glucosa se fermenta cuando se fermenta pues crea ácido láctico, ese ácido láctico y otros que llaman radicales libres hacen daño a la pared. Cuando hacen daño a esa pared ahora en la pared va a ver inflamación, como va a ver inflamación en la pared en el epitelio de la arteria pues el cuerpo empieza a tratar de meter colesterol aquí para cubrir esta área que está dañada pero como continua la inflamación y digamos el diabético no está controlando su glucosa y la está manteniendo alta pues continua la inflamación y el cuerpo sigue metiendo colesterol, sigue la inflamación el cuerpo mete más colesterol, continua la inflamación el cuerpo mete más colesterol y el cuerpo está tratando de resolver el problema de la inflamación, este es el problema, llega un momento que sigue metiendo colesterol para tratar de contener esa pared que está rota y que tiene problemas de inflamación y tejidos muertos ahí y sigue tapando el hueco de aquí pero llega un momento que ahora no hay flujo de sangre. Ahora no hay flujo de sangre ahí da un ataque al corazón.

Entonces esto es lo que el médico mira, el cirujano ve y dice: abrió el corazón de la arteria está lleno de colesterol y dice ¡ah! Es el colesterol el que está tapando la arteria ¡cierto! Esa es la apariencia. Realmente ese colesterol no llegó ahí por ninguna otra razón que no sea que había inflamación. En otras palabras cuando una persona por ejemplo empieza a aplicar datos como estos del libro El Poder del Metabolismo, empieza a aplicar un estilo de vida saludable, toma agua, controla los carbohidratos, limpia su hongo cándida, ayuda a su tiroides automáticamente se va la inflamación. Cuando se va la inflamación el cuerpo deja de estar metiendo colesterol para tapar lo roto o para tapar la inflamación porque ya no hay inflamación. Así que la verdad es que el colesterol no es el que tapa las arterias, lo que tapa las arterias es la inflamación que se causa por un mal estilo de vida, por una ignorancia en términos de qué usted debe comer para mantener la salud de su cuerpo y eso causa la inflamación que eso obliga al cuerpo a meter colesterol ahí para resolver el problema. Señores esto es la verdad y la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo