La mentira del jugo de naranja


El jugo de naranja nos lo han vendido por muchos años como algo saludable, es cierto que es natural, es cierto que puede ser muy fresco y de hecho a mí me encanta el jugo de naranja, pero vamos a ver un momentito la verdad en relación a los efectos dentro del metabolismo del cuerpo, dentro de la salud. Así que porque la verdad pues siempre es la verdad y la verdad siempre produce buenos resultados.

Entonces, fíjense, el jugo de naranja es verdad que es natural y sobre todo si está exprimido ahí en el momento todavía más y es verdad que el jugo de naranja tiene vitamina C, la vitamina C es muy buena y muy necesaria, inclusive es anti cáncer y todo ese tipo de cosas. Ahora, la realidad es que, por ejemplo yo me dedico principalmente al sobrepeso y la obesidad y a ayudar a los diabéticos a controlar la diabetes sin medicamentos. Cualquier diabético puede decir que cree que está controlando la diabetes, pero la está controlando con medicamentos y en verdad no la está controlando, lo que está, es que la está medicando.

La diabetes verdaderamente controlada es sin medicamentos o casi sin medicamentos, ¡Eso es control! Todo lo otro que el diabético diga: “¡No, yo la tengo controlada!”, pero en verdad lo que se está medicando eso no es control, eso es un control químico que no es un control verdadero, que es un control falso, fíjense. Cuando una persona tiene problemas de sobrepeso u obesidad o problemas de diabetes pues lo que pasa en ambos casos tanto con la obesidad como en la diabetes es que la glucosa que es la azúcar de la sangre ha subido demasiado. Cuando la glucosa sube demasiado pues se forma la obesidad con la ayuda de la insulina, cuando la glucosa sube demasiado y sube en la sangre se llama diabetes.

Tanto la obesidad como la diabetes tienen el mismo origen, ¡Glucosa alta! Cuando usted se toma un jugo de naranja, digamos un jugo de naranja de 8 onzas o de 226 mililitros que es la misma cosa, va a tener 23 gramos de azúcar, 23 gramos de carbohidratos absorbibles por el cuerpo. Los carbohidratos que trae el jugo de naranja en específico son compuestos de fructosa. La fructosa es una azúcar muy natural y muy engordante, pero es muy engordante porque la fructosa no se metaboliza en el cuerpo como las otras azúcares. La fructosa se metaboliza, o sea se utiliza en el cuerpo estrictamente en el hígado, o sea que acá en el hígado es que se utiliza la fructosa.

Otras azúcares como la azúcar de la leche que es la lactosa, los almidones que se convierten en azúcar como el pan, la pasta, el arroz, las tortillas mexicanas de harina de trigo, de maíz, todo eso pues se convierte directamente a glucosa, pero ¡Es interesante! La fructosa tal parece que la naturaleza no tenía diseñado el cuerpo para estar todo el día entrando fructosa, porque fíjese que las frutas generalmente son de temporadas, las frutas generalmente no eran de todo el año, lo que pasa es que como las frutas gustan, los agricultores han desarrollado variedades específicas que mantienen la producción todo el año, pero la realidad es que siempre en todas las culturas, las frutas eran para un periodo del año, no eran todo el año porque no están diseñadas para eso naturalmente.

Ahora, la fructosa cuando una persona ingiere 1 vaso de jugo de naranja, ahí van a ver 23 gramos de azúcar en forma de fructosa, esa fructosa como tal es verdad que no va a subir mucho la glucosa, una de las defensas que utiliza la gente que desconocen el metabolismo es que dice: “¡Ah no, pero es que la fructosa prácticamente no sube la glucosa!”, ¡Es verdad!, pero hay otra verdad que no saben, que no han investigado y es que nada, nada, nada aumenta más la producción de triglicéridos, que no es otra cosa que grasa del hígado, que la fructosa. No existe ninguna sustancia que aumente más la producción de grasa directamente en el hígado que la fructosa.

De hecho, la forma en la que engordan a un cerdo, fíjese que el cerdo es vegetariano, los cerdos no comen grasa. ¿Cómo es posible que un cerdo que no come grasa, termine con tanta grasa? Pues fácil, porque el cerdo lo que come es mucha fructosa. Usted alimenta a un cerdo con maíz, el maíz está lleno de fructosa, la fructosa va al hígado del cerdo y le produce mucha grasa; y para las navidades usted se come su cerdo, su lechón como decimos nosotros, bien gordito, bien lleno de grasa, porque la fructosa se convierte en el hígado en triglicéridos, los triglicéridos son lo que componen la grasa de su cuerpo.

Así que básicamente cuando usted quiere saber la verdad, la verdad es que el jugo de naranja puede ser bueno para una persona que no tenga problemas de obesidad, puede ser bueno para una persona que no tenga diabetes, pero para cualquier otra persona que quiera adelgazar, que quiera recobrar su salud, que quiera no tener el cuerpo lleno de hongo cándida, porque para colmo lo que se ha descubierto es que la fructosa es lo que más hace crecer el hongo cándida. Así que cuando una persona tiene el cuerpo lleno de hongo cándida va tener un metabolismo lento y no va poder adelgazar.

La verdad es que el jugo de naranja está bien para un persona que no tiene problemas de salud, pero una persona que ya tiene sobrepeso, que tiene barriga, que tiene panza, que tiene diabetes, que tiene alta presión, que tiene hígado graso, ¡Por favor, evite la fructosa!, ¡Tome Agua!, tome lo que sea pero no se tome un jugo de naranja porque está obligando al cuerpo a engordar, a producir triglicéridos, a producir grasa y mientras más grasa tenga más resistencia a la insulina y más insulina va necesitar el diabético y todo el mundo sale peor con el jugo de naranja tan natural y tan lleno de vitamina C que definitivamente le va llevar a la tumba, si usted no está en buen estado como para poder absorber eso. Eso se los comento pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo