La Obesidad En Niños y Niñas

Constantemente tengo personas que me preguntan: “mire tengo una hija de 11 años, está con sobrepeso, qué yo debo hacer, qué usted me recomienda, será pasiva, será excitada. Yo quisiera saber qué puedo hacer para ayudar a mi hija”. Un señor me escribe, tengo un hijo de 12 años que tiene 15 kilos demás, 15 kilos son 30 y pico de libras demás y los amiguitos en la escuela lo molestan, hay bullying o sea lo ridiculizan, pues déjeme hablarle un poquito sobre la obesidad en los niños y las soluciones que pueden haber para la obesidad en los niños.

Voy a explicar cuales serían los conceptos básicos que aplican, quiero decirles que nada de lo que les voy a decir es algo que no está en el libro El Poder del Metabolismo, todos los conceptos que aplican en este libro El Poder del Metabolismo aplican tanto a adultos, como ancianos, como niños. Son los mismos conceptos. Todo el mundo es distinto, nadie es igual a nadie. El cuerpo de un niño es el cuerpo de un niño es un cuerpo digamos en desarrollo, lo que crece más o menos es hasta los 21 años de edad pero la realidad es que los conceptos que están aquí sobre control de carbohidratos, hidratación, hongo cándida, problemas con la tiroides, todo eso aplica por igual a los niños.

Así que voy un momentito a hacer un pequeño resumen de que se puede hacer con un niño obeso, con una niña obesa y cómo usted lo puede ayudar, ya sea que este su abuelito, su abuelita, su papá, su mamá pero hay muchas cosas que se pueden hacer para ayudar a un niño. En los centros NaturalSlim que tenemos en Puerto Rico, en la Florida y ahora en México, pues experimentamos muchas veces niños, nos traen niños, niños obesos. A veces viene un niño obeso que viene con sus papas que también son obesos, a veces viene un niño obeso que viene con su papá que son delgados pero la realidad es que siempre nos llega de una forma u otra uno u otro niño y se llama obesidad infantil.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema mundial por ejemplo yo acabo de llegar de Colombia, estaba en Colombia en la feria del libro de Colombia y estuve a gusto dando un seminario para unas 280 y pico de personas que estaban en el seminario y tuve la oportunidad, el placer de ofrecer un seminario sobre el tema del metabolismo, sobre el libro de El Poder del Metabolismo a 280 y pico de personas, y entre las cosas que se dilucidaron ahí era el problema de la obesidad y cómo aplica también ese problema de la obesidad a los niños. Uno de los datos que se trajo por ejemplo en Colombia por decirle algo, en Colombia el 14% de los niños están obesos, en Puerto Rico es como un 24%, en Estados Unidos es como un 25%, el país que más obesidad de niños de todo el planeta tierra reconocido por la Organización Mundial de la Salud es México que anda por allá como por un 28% de obesidad en los niños. Obviamente cuando un niño tiene obesidad esto significa que su futuro está comprometido porque la obesidad solamente trae problemas de alta presión, triglicéridos, colesterol, diabetes y demás, fuera de que también trae depresión, cáncer y todas esas cosas, o sea que un niño que está con sobrepeso, con obesidad está como quien dice condenado a un futuro muy gris, a un futuro poco halagador, a un futuro de poca salud.

Ahora vamos a hablar un momentito de las buenas noticias ¿cómo lo resuelvo? mi experiencia en esto ha sido que la mejor forma de ayudar a un niño es dando buen ejemplo, usted no puede decirle a un niño ¡no comas eso! ¡O eso está demás! si usted también se está comiendo eso mismo. Si usted va al supermercado y lo que trae son galletitas oreo y trae allá en Venezuela o en Colombia trae mucho arequipe, o sea trae mucha cosa dulce, trae montones de pan, montones de pasta, harina, allá comen nada más que arepa o en México montones de tortilla, montón de harina de trigo o de maíz no va a poder lograrlo así que la primera clave para un niño es darle buen ejemplo.

Si usted lee el libro El Poder del Metabolismo, aplica esta información a su propia vida, a su compra, a su comida, a como prepara los alimentos, ya el niño está dentro de un ambiente renovado. Usted tiene conocimientos lógicos y eso nada más, la selección de alimentos que está aprendiendo a utilizar ahí va a empezar a mejorar el metabolismo del niño. Lo otro es que una de las causas principales de obesidad es la deshidratación. Un niño por ejemplo puede llegar a estar adicto de la Coca-Cola, de los jugos de fruta que son dulce. Los jugos de fruta son dulces y engordan, es verdad que pueden ser saludables pero engordan ¿por qué engorda un jugo de fruta? Porque tiene mucha fructosa, la fructosa engorda, usted toma un cerdo y empieza a echarle mango o mangó, o cosas dulces o banana o guineo o cambur como le diga por allá y lo va a engordar, porque la fructosa engorda o sea que no hay forma de que usted coma mucha fructosa y no engorde. Así que si come mucha fruta, fruta dulce pues va a engordar, si come mucho pan va a engordar, si come mucho maíz va a engordar, si come mucha arepa va a engordar, si come mucha tortilla mexicana va a engordar.

Entonces ¿cómo se repara la situación? Primero usted se estudia el libro El Poder del Metabolismo, adquiere usted unos hábitos en su casa, un estilo de compra que conduzca a un estilo de compra que conduzca un poquito mas parecido a la dieta 2×1, a la dieta 3×1 donde básicamente usted va a reducir los alimentos tipo E que se llaman E porque engordan y va a aumentar su consumo de los alimentos tipo A. Se llaman A por una razón sofisticada porque adelgazan. Así que cuando usted aplica su dieta 2×1 y lo sirve en niño en el plato se trata de que haya por lo menos 2 partes de los A que son los que adelgazan y una sola parte de los que engordan. Con eso no le estoy diciendo que le quite ningún alimento solamente le estoy diciendo que reduzca la cantidad de lo que engorda para que ese cuerpito se recupere, tener más cantidad de lo que adelgaza que incluye vegetales, ensalada, carne, pollo, pavo, pescado.

Es importante también que usted sepa si ese niño tiene un sistema nervioso excitado o pasivo ¿cómo lo sabe? Véase el episodio número 199 de Metabolismotv.com busque el episodio 199 que explica la diferencia entre pasivo y excitado y hace una prueba. Cuando usted vea ese episodio usted va a saber si su niño, si duerme bien, si digiere bien, si puede dormir bien de noche aun después de haber comido, si la grasa le afecta o no le afecta, usted lo va a notar porque usted conoce a su niño. Entonces usted hace el episodio lo ve y entonces dice ah mi niño es excitado, no mi niño es pasivo. En base a eso usted determina la dieta porque ahí se la explica y usted empieza a hacer la dieta correcta dando un buen ejemplo con buena hidratación, usando el concepto de la dieta 2×1 y tengo la mejor noticia para darle para ustedes, para cerrar.

Mi experiencia es que los niños no bajan rápido, bajan rapidísimo porque el cuerpo de un niño es joven es con un motor que casi no ha sido usado y está poderoso. Los que bajamos lento somos nosotros los que estamos más viejitos, más usados pero el niño baja rapidísimo. Mi experiencia es que los padres se quedan maravillados con lo rápido de peso, de grasa que baja un niño cuando le aplica los conceptos correctos. Así que como un niño es un motorcito nuevo, tiene un motorcito que responde rápido porque no está muy abusado como el cuerpo de un adulto pues el niño se arregla su metabolismo y baja rapidísimo. Así que la obesidad infantil tiene solución pero empieza usted por dar buen ejemplo y educarse. Y la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo