La Prueba Mágica Del Café.

Llevo meses, llevamos meses Jorge y yo aquí hablando en Metabolismo TV sobre la diferencia entre el sistema nervioso pasivo y el sistema nervioso excitado. Esto es una diferencia muy importante para conocer, de hecho una persona no puede tener el control total de su metabolismo y de su salud si no puede empezar por entender si su cuerpo tiene más dominante el lado pasivo del sistema nervioso o el lado excitado del sistema nervioso. Si no se sabe eso la persona no puede diferenciar.

Una de las características de una persona que está cuerda es poder diferenciar. Si yo ahora insisto en decir que yo soy Napoleón, pues usted va a decir “El Frank Suárez este se volvió loco” porque no puedo diferenciar entre Frank Suárez y Napoleón. La capacidad de estar cuerdo depende de poder diferenciar. Esto es distinto a esto. Nadie es igual a nadie. Usted no es igual a nadie. Su cuerpo no es igual al cuerpo de nadie. Por lo tanto no hace lógica, no puede existir una dieta balanceada para todo el mundo. Eso es una cosa que se cae de la mapa como decimos acá en Puerto Rico, es una cosa ilógica. Tiene que haber individualidad bioquímica, o sea hay personas que ciertos tipos de alimentos nos caen bien y hay otras personas que ese mismo tipo de alimentos nos caen mal. Quiere decir que lo que es un alimento bueno para uno puede ser un veneno para otro.

La clave está en tener el entendimiento, el conocimiento, la habilidad de observar que cuerpo de cada uno de nosotros no es igual y descubrir de qué lado está el de nosotros, que es un aspecto más hereditario que otra cosa, y poder comer de acuerdo a eso. En el libro El Poder del Metabolismo, hay un último capítulo donde se explica todos no somos iguales. Ahí estoy empezando a hablar de este tema tan importante, de usted poder saber si su sistema nervioso es más pasivo o es más excitado. Es más importante porque el que tiene un sistema nervioso pasivo pues tiene que tener una dieta con más carne roja, con más grasa, con más sal, y puede adelgazar. Si se pone a comer bien vegetariano con poquita grasa, con poquita sal, pues lo que hace es que se pone débil. Y como se pone débil no adelgaza y se va a sentir desanimado.

Sin embargo la persona que tiene un sistema nervioso excitado, que tiene dificultad para dormir, la comida le cae mal, tiende a padecer de acidez, padece a veces hasta de alta presión, tiene un sueño liviano que se despiertan con cualquier cosa, una digestión bien delicada, pues necesita comer muchos vegetales, mucha ensalada, poca o ninguna grasa, bien bajito en grasa, tiene que evitar la sal para poderse sentirse bien. Quiere ese decir que son como dos tipos de motores distintos y hay motores que corren en los carros con gasolina y otros corren con diésel y hay que poder diferenciar y la cordura es la habilidad de uno poder diferenciar entre una cosa y la otra, entre lo bueno y lo malo.

Una persona que está cuerda puede decir “Ah, esto es malo, esto es bueno”, pero una persona que piensa que todas las decisiones son iguales, pues no está cuerdo. Eso se llama un loco. Entonces en el tema este del metabolismo también uno tiene que usar la cordura de poder diferenciar. Ahora, el tema aquí importante a saber es que nosotros hemos venido hablando de formas de usted saber si usted tiene un sistema nervioso pasivo o excitado. El sistema nervioso pasivo, que es dominantemente pasivo, es un sistema más carnívoro. El sistema nervioso excitado es un sistema predominantemente vegetariano. Eso no quiere decir que la persona va a comer vegetales nada más, quiere decir que va a utilizar proteínas blancas. Estamos hablando de pollo, pavo o pescado y van a ser bajas en grasa cuando tiene un sistema nervioso excitado. Esa persona que no puede dormir bien de noche, esa persona que se siente nervioso con facilidad, esa persona que todo le cae mal, que después de cierta hora no puede comer o que padece de mucho reflujo y acidez necesita descubrir que tiene un sistema nervioso excitado para que entonces tranquiliza el cuerpo con vegetales, con ensaladas que tienen mucho potasio, mucho magnesio, muchos minerales naturales que son calmantes y tiene que tomar mucha agüita para que ese cuerpo se tranquilice.

Sin embargo aquellos de nosotros, yo por ejemplo, pues tengo un cuerpo que está lento, lentísimo y parado, en posado, necesito activarlo, necesito excitarlo, y entonces tengo que ponerle carne roja, tengo que ponerle grasa. Si yo como bajo en grasa me quedo sin energía y no tengo energía ni para hacer ejercicio, no tengo energía para trabajar ni para pensar. Necesito comer grasa, necesito comer sal porque resulta que los pasivos tenemos tendencia, los de sistema nervioso pasivo tenemos tendencia a la baja presión. Los excitados tienen tendencia a la alta presión. Somos distintos. Tan malo es tener la presión alta como tenerla muy baja. El que la tiene alta le puede dar ataques al corazón. El que la tiene baja se deprime porque no tiene energía ni para cargar el cuerpo. Así que ambos extremos son malos.

Todo esto nosotros hemos venido haciendo más de 30 episodios distintos hablando sobre el descubrimiento tan importante, que se expresa en el libro El Poder del Metabolismo, que es tan y tan importante que cambia vidas. Hemos visto personas con depresión, depresión que llevan años bajo tratamiento y no curan. Empiezan aplicar la dieta en base a sus tipos de sistemas nerviosos y automáticamente se les va la depresión. Hemos visto personas con una diabetes descontrolada. Empiezan a aplicar su dieta correctamente de diabético 3×1, pero a base de si es pasivo o excitado, automáticamente la diabetes se le controla, se le controla al punto que tenemos cientos y cientos de diabéticos que los médicos nos han tenido que decir “No usen más insulina. No te inyectes más la insulina porque ahora te la baja la azúcar demasiado.” O sea que hay buenos resultados para adquirir, pero tiene que ser a base de conocimiento.

Hay una forma que es una forma, le llamo la prueba mágica, prueba mágica, la prueba mágica de cómo saber si usted tiene un sistema nervioso pasivo o excitado. Les voy a dar lo que llamamos en español castizo un shortcut, porque acá en Puerto Rico no hablamos español castizo, acá hablamos spanglish. Esa es una mezcla de español con inglés y no nos quieren ni los españoles, porque no balamos español, ni los americanos, porque hablamos mal el gringo, pero la realidad es que nosotros usamos esa palabra así como shortcut, que es un atajo, una forma de llegar rápido.

Hay un atajo, hay una forma de saber si usted tiene un sistema nervioso pasivo o excitado y es a través de el efecto que tiene el café en su cuerpo. El café, lo que se ha descubierto es esto. El que tiene un sistema nervioso pasivo tiene la sangre, la sangre ácida, más ácida de la cuenta,  esto se ha comprobado sacando sangre del cuerpo, o sea que una persona cada media hora le sacan una prueba se sangre y van tomando el pH de la sangre. 

Y el que tiene un sistema nervioso excitado tiene una sangre excesivamente alcalina. Alcalina, que quiere decir que es el contrario de ácido. El pH perfecto de la sangre es 7.46. El que tiene el sistema nervioso pasivo, que es ácido, pues muchas veces esto anda más ácido, anda más bajito, por 7.35. Parece una diferencia minúscula, pero en término del impacto a la sangre es espectacular porque domina cuando oxígeno puede usar la hemoglobina. Y el de sistema excitado, pues anda por acá por 7.55, por 7.60, dependiendo cuán desbalanceado esté.

El punto es que se ha descubierto que la persona puede utilizar el café como prueba mágica de si es pasivo o es excitado. Esto no le va a gustar a gente como Jorge que está ahí filmando detrás, porque Jorge es un excitado clásico. Es de esa gente que tiene la patita moviéndose y se mueven y es difícil mantener a Jorge interesado en algo porque no se puede estar quieto. Nosotros los pasivos somos así tranquilos, más diplomáticos, más pensativos, más atentos, pero un excitado… Bueno, mi mujercita es un cumulo de vigor, de energía. Yo me canso hasta de mirarla, porque ella tiene un sistema nervioso excitado.

El café, lo que se ha descubierto es que el café, el café es un alcaloide, es una sustancia que de por si tiene un pH alto, que es un pH alcalino. Sin embargo tiene un efecto acidificante, acidifica la sangre y eso fue, lo descubrió el Doctor Wiley y se hizo unos estudios, inclusive esta persona hacia unos estudios en los manicomios, los sitios donde están los locos, y estudiaba la sangre de los locos y veía que muchas de las problemas mentales, bipolaridad, locura, psicosis, están causados por desbalances en la alimentación. Fascinante. Ahora, una cosa que descubrió después de 30 años de estudio, que con el café nada más se sabe, el que tiene un sistema nervioso excitado cuando toma café se siente que la vida acaba de empezar, se siente en creativo, les empieza el día, sienten que hallan un futuro y suenan campanas aleluya cuando toman un café. Sin embargo los que tenemos sistema nervioso pasivo cuando tomamos café, pues tomamos café, y si nos tomamos uno más de la cuenta temblamos. Y ahí está la diferencia. Lo que pasa es que ya se ha descubierto que más o menos el 75% de las personas está en el lado excitado y el otro 25% está en el lado pasivo. Por eso es que lo sitios como Starbucks y esos sitios que venden café venden tanto. Así que si el café le cae muy bien, muy bien, muy bien y lo necesita mucho usted es excitado y si le cae no tan bien usted es pasivo. Esta es la prueba mágica del café. La verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo