La sabiduría de un cuerpo enfermo


Hoy quiero compartir con ustedes algo que acabo de realizar; todos los días aprendo algo, aprendo de ustedes, aprendo de investigadores, aprendo de científicos, aprendo de curanderos, aprendo de médicos, aprendo de todo aquel que tenga la capacidad de observar y producir resultados.

Yo no soy muy creyente de los títulos, los títulos de una persona no me impresionan, ningún título, ningún certificado. Ahora, lo que me impresiona de verdad son los resultados, cuando algo tiene resultados, ¡Wow!, mucho me impresiona eso porque al fin a la postre lo que estoy buscando es que lo que ustedes aprendan de mi sea algo que sea verdad, y las cosas que sean verdad ¡Funcionan!, las cosas que no son verdad, no funcionan. Así que la realidad es que la verdad se reconoce bien fácilmente por un solo hecho, por los resultados entonces quiero compartir con ustedes algo que he descubierto sobre la sabiduría de un cuerpo cuando está enfermo.

Todos ustedes saben, sobre todos los que me han seguido por bastante tiempo y han leído mi libro El Poder del Metabolismo o han leído el libro Diabetes sin Problemas, o ya leyeron el nuevo libro Metabolismo Ultra Poderoso, todos ustedes saben que vengo desde hace un tiempo promoviendo, enseñando que el sistema nervioso del cuerpo, sistema nervioso central autónomo es el sistema que controla todo el cuerpo.

El sistema nervioso central autónomo, se llama autónomo porque trabaja en automático y ese sistema nervioso central autónomo está dividido en 2 partes, el lado pasivo que es el que los médicos llaman parasimpático y el lado excitado que es el que los médicos llaman simpático.

  • El lado pasivo tiene que ver con descansar, relajarse, comer, digerir, dormir, tener sexualidad, curar el cuerpo; el lado pasivo es el que combate la enfermedad. Si usted quisiera curar un cáncer pues tendría que activar el lado pasivo que es el lado parasimpático, porque si no activa el lado pasivo no hay curación porque no habría defensas.
  • Ahora, el lado contrario del lado pasivo que todos los tenemos, el lado excitado, este lado tiene que ver con la función importantísima de pelear o correr, este lado es para estar alerta, este lado para permanecer la noche sin dormir, este lado es para prepararse para un ataque.

Así que estos dos lados son contrarios y todos nosotros, usted y yo los tenemos los 2. Lo que pasa es que algunos de nosotros como yo, tenemos más activo el lado pasivo, eso se llama predominación hacia el lado pasivo, Frank Suárez tiene un sistema nervioso predominantemente pasivo y otros de nosotros tenemos mucha más actividad, predominación hacia el lado excitado.

Por ejemplo mi esposa Elizabeth y Jorge que está atrás de camaras; el flaco condenado tienen un sistema nervioso excitado, aunque algunos de ellos a veces son excitados en negación, ellos no quieren ser excitados porque saben que el pasivo come de todo y a ellos no se les recomienda de todo. Pero la realidad es que todos tienen cierta inclinación, o más hacia el lado pasivo o más hacia el lado excitado.

Ahora, la sabiduría del cuerpo que es de lo que le iba a hablar, es porque acabo de darme cuenta, de realizar que por ejemplo:

  • Cuando un niño o un adulto está enfermo, una de las características principales de cualquier enfermedad es la pérdida del apetito. La pérdida del apetito es de lo primero que le pasa a una persona cuando su cuerpo está enfermo, ¡No tiene apetito!, ¡No tiene deseos de comer! Así que eso pasa cuando el cuerpo está enfermo.
  • Lo otro que pasa cuando el cuerpo está enfermo es que se produce una fiebre. La fiebre es una manifestación del cuerpo, donde el cuerpo de forma natural sube la temperatura. Digamos, la temperatura normal del cuerpo debe ser 37.0° centígrados o Celsius, o 98.6° grados Fahrenheit en 2 escalas distintas. Cuando una persona tiene fiebre en vez de estar en 37 puede llegar a estar más alto, hasta en 39, pero puede estar en 38.5, puede estar en 37.5, puede estar, pero está más alto y algunas personas llega la fiebre hasta 40, ya es una fiebre ya más peligrosa porque es más alta.

Así que las dos características principales de cualquier cuerpo enfermo es que van a tener pérdida de apetito y en muchos casos fiebre.

Ahora vamos a ver cómo está manifestada en estos 2 síntomas, en estas 2 manifestaciones del cuerpo, cómo está manifestada la sabiduría de la naturaleza del cuerpo. El cuerpo ciertamente no piensa, nosotros, todos nosotros somos seres, un ser, un ser espiritual que tiene un cuerpo. Usted como ser pues tiene personalidad, su cuerpo no tiene personalidad. Usted como ser tiene opiniones, su cuerpo no tiene opiniones. Usted como ser tiene actitudes, su cuerpo no tiene actitudes. Así que usted es usted y el cuerpo es el cuerpo, pero el cuerpo no podemos decir que piensa, porque el cuerpo no tiene una mente, el que tiene una mente es usted y tiene que ver con su personalidad también, pero el cuerpo es el cuerpo.

Ahora, lo que el cuerpo si hace es que reacciona, reacciona, está programado para reaccionar, viene genéticamente programado para reaccionar, el no piensa, pero reacciona. Por eso es que cuando su cuerpo decide que le va a dar fiebre, usted no lo puede convencer de que tumbe la fiebre, porque eso está pasando en automático dentro del cuerpo y es parte de lo que está controlando el sistema nervioso y eso está programado ahí, por eso es que cuando su cuerpo pierde el apetito, por más que usted quiera, el ¡No va a querer comer!, el cuerpo no, porque está programado para hacer eso, es programas.

Ahora, para que vea la sabiduría que hay detrás de un cuerpo enfermo o de un cuerpo, observe que cuando una persona se enferma lo primero que pasa es que pierde el apetito, cuando pierde el apetito deja de comer; cuando deja de comer, ya se descubrió que esa falta de comida, lo primero que activa es el lado pasivo, quiere decir que este lado pasivo, por ejemplo si una persona hace ayuno, ayuno, que deja de comer, pues se va a activar, el ayuno le va activar el lado pasivo, porque el cuerpo cuando deja de comer activa automáticamente el lado pasivo. Por eso es que el intento natural del cuerpo cuando está enfermo, es ¡No comer si está enfermo!, porque naturalmente se pone en ayuno y al ponerse en ayuno está activado el lado pasivo.

El lado pasivo es el lado que combate la enfermedad, el lado que mata las bacterias, el lado que mata los virus y esa es la reacción del cuerpo natural cuando el cuerpo está enfermo, es perder el apetito, para poder activar el lado pasivo que es el que lo va a curar. Por eso es que una madre no puede esperar que su hijo coma cuando está enfermo porque el cuerpo está en la fase de curarse y para curarse tiene que activarse el pasivo y para activarse el pasivo tiene que dejar de comer. Así que ahí tiene una de las manifestaciones.

Ahora, la otra manifestación es la manifestación de fiebre, la fiebre cuando sube quiere decir que aumenta la temperatura. Se descubrió que las bacterias, los virus, los hongos, todos estos organismo disfrutan para su crecimiento de una temperatura baja. A estos organismos no les gusta un cuerpo calientito, les gusta un cuerpo frío. Si usted se acerca a una persona bien enferma la va a encontrar bien fría, no la va a encontrar caliente. Así que el esfuerzo del cuerpo de subir la temperatura es para hacerle inhóspito el espacio del cuerpo a las bacterias, a los virus, a los hongos y a los parásitos y eso hace entonces que el cuerpo se puede proteger, porque la fiebre lo que hace es que al subir la temperatura tiene que aumentarle la energía y ahora el cuerpo se puede defender.

Cuando su cuerpo está enfermo y se le vaya el apetito, sepa que ya le empezó la curación y sepa que cuando le empezó la fiebre, ya empezó la curación. No hay nada anormal con esto. Lo anormal sería tratar de apagar la fiebre a la fuerza, o hacer que la persona coma cuando realmente el cuerpo se está tratando de curar. Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo