La verdad sobre las piedras en la vesícula


Quiero compartir contigo información de última investigación, que básicamente me comprueba que lo que pensaba, pero no había encontrado la prueba científica, ¡Es verdad!.

Vamos a ver ¿Cuál es la verdad sobre las piedras en la vesícula? Muchas personas sobre todo las personas que padecen de sobrepeso u obesidad padecen de piedras en la vesícula. Voy a explicar un poquitito esto; ya yo estoy cumpliendo este año, 20 años de trabajar con gente en sobrepeso y obesa, 20 años es bastante tiempo, sobre todo cuando uno está en un mismo tema; o sea que llevo 20 años trabajando con gente en sobrepeso, obesa y diabética, esa es mi especialidad. 

En el libro “El Poder del Metabolismo” ya estoy hablando de ¿Qué causa la obesidad? Y ahí se explica cómo una persona puede hacer y cambiar el estilo de vida para que pueda adelgazar y adelgazar sin pasar hambre, porque no es una dieta, es un estilo de vida. Ahora, en el libro “Diabetes sin Problemas” vuelvo a hablar de la obesidad, porque la obesidad tiene una relación íntima con la diabetes. El 85% o más de todos los diabéticos padecen de sobrepeso u obesidad. Así que obesidad y diabetes tienen una íntima relación, es que ambas son causadas por un nivel de glucosa, de azúcar en la sangre muy alto.

Ahora, he observado en estos casi 20 años, en muchas ocasiones, las personas que padecen de sobrepeso u obesidad, pues su cuerpo está lleno de grasas, pero además de eso empiezan a tener problemas en la vesícula. En el lado derecho está el hígado, el hígado es el órgano más grande que nosotros tenemos en el cuerpo y es el órgano más grande interno, porque el órgano más grande de todos es la piel, que es un órgano, pero es un órgano de hecho de eliminación. Pero el hígado es muy importante porque es el que desintoxica el cuerpo, ahí se hace el almacenamiento de glucosa, ahí se crean hormonas, ahí inclusive se hace el cambio de la hormona T4 a la T3 de la tiroides, todo esto se hace aquí en el hígado, por eso es que cuando una persona tiene problemas en el hígado, va tener 200 mil otros problemas.

Pues el hígado que está al lado derecho del cuerpo tiene pegado o unido una pequeña bolsita, es una bolsita. Si la viéramos en grande, pues sería así, como que el hígado es algo así bien grande y aquí tiene una bolsita que sale: esa pequeña bolsita se llama la vesícula. La vesícula, la palabra vesícula viene de bolsita, viene del latín bolsita, es una bolsita. Es una bolsita donde lo que hay dentro de esa bolsita en el hígado se llama, un líquido que está guardado aquí, que es un líquido verdoso, verdoso-amarilloso que se llama la bilis.

La bilis es una sustancia que fabrica de forma natural el hígado y que se almacena en la vesícula, esa sustancia tiene una utilidad muy importante, porque esa sustancia, la bilis es la que nos ayuda a digerir las proteínas como decir carne, queso, huevos y también nos ayuda a digerir las grasas, si no hay bilis no se puede digerir bien ni las proteínas ni las grasas. Por ahí el sentir médico que está totalmente equivocado, es que la persona si le sacan la vesícula, pues no tiene ninguna efecto, pero no es verdad, porque la bilis es la sustancia que el cuerpo utiliza para digerir bien las proteínas y las grasas.

Quiere decir que a una persona le quitan la vesícula, la persona todavía puede adelgazar, tengo muchas personas que han adelgazado aún así, pero se les hace todo mucho más difícil porque ahora no tiene una verdadera absorción ni de las proteínas, ni de las grasas. Inclusive hay muchas vitaminas que son solubles en grasa como la vitamina A que es la vitamina que ayuda a la vista y ayuda al sistema inmune; la vitamina D que es anti cáncer y la vitamina E que es el antioxidante principal del cuerpo.

Todas estas vitaminas son solubles en grasas, solubles en aceites y no se pueden absorber bien después que una persona pierde la vesícula, porque al perder el almacenamiento de la bilis, es cierto que el hígado continúa haciendo su poquito de bilis, pero no es lo mismo que tenerla ahí disponible para que cuando el alimento pase cerca a través del intestino, echarle la bilis encima y automáticamente poderlo digerir.

Así que muchas veces las personas que tienen sobrepeso, pues empiezan a tener piedras en la vesícula; ahora esas piedras, empiezan a tapar la vesícula y le empiezan a dar dolor y cuando empiezan a dar dolor se inflama y luego se infecta y si la persona no corren con ella para el hospital y se la cortan, que es lo único que la medicina sabe hacer, cortarla, cortarla por aquí para que entonces ya no tenga esa inflamación ahí, extraerla, pues la persona se nos puede hasta morir.

Ahora, la teoría de la medicina es que las piedras en la vesícula eran y que causadas por una dieta muy alta en grasa, eso es exactamente lo contrario de lo que la ciencia ha descubierto. Por ejemplo, hay un estudio, se lo voy a traducir al español, dice: “La motilidad de la vesícula”, gallblader, quiere decir vesícula en inglés, la motilidad que quiere decir el movimiento de la vesícula y la formación de piedras en la vesícula en los pacientes obesos después de hacer una dieta baja en calorías”.

En este estudio se tomó un grupo de pacientes obeso y ese grupo se dividió en dos partes, una parte se le daba un dieta baja en calorías, que obviamente para que sea baja en calorías tiene que ser baja en grasa y a la otra parte, a la otra mitad del grupo, se le dio una dieta alta en grasa y baja en carbohidratos. Y en ese estudio lo que se reflejó, que lo hizo, este estudio lo dirigió el doctor Festi y su grupo, fue publicado en una revista que se llama “Desórdenes metabólicos relacionados a la obesidad”, “Obesity related metabolic disorders” básicamente la conclusión del estudio fue la siguiente y es interesante porque es la verdad del asunto y es lo mismo que yo he podido observar en mi práctica con más de 200 mil personas.

Porque por ejemplo NaturalSlim que son centros que tenemos para poder ayudar a personas a adelgazar a recobrar su salud, su energía y su vitalidad, pues lo tenemos en 8 países; en Puerto Rico, en Estados Unidos, en México, en Costa Rica, en Panamá, en Colombia, estamos dando servicio en España, estamos en Holanda. Entonces en todos estos países donde tenemos miles de personas todas las semanas, porque nos visitan personas en todos estos países, pues lo que hemos observado es que tan pronto la persona empieza a hacer la dieta baja en carbohidratos, pues su cuerpo deja de formar las piedras en la vesícula.

La conclusión de este estudio fue la misma; la conclusión que el estudio llegó dice: “Mitad de los participantes desarrollaron, o sea los que estaban haciendo una dieta que estaban en este estudio, que estaban, a la mitad le dieron una dieta baja en calorías, que era obviamente una dieta baja en grasas, porque lo que más acumula calorías es la grasa y a la otra mitad le dieron una dieta alta en grasa, que obviamente es alta en calorías, llegaron a la conclusión: “Mitad de los participantes desarrollaron piedras en la vesícula, los que estaban en la dieta baja en calorías, mientras que ninguno de los participantes en la dieta alta en grasas desarrolló piedras en la vesícula”, en otras palabras, que ahí está demostrado que lo que realmente causa piedras en la vesícula es la dieta baja en grasas, la dieta baja en grasas, que para ser baja en grasas no tiene más remedio que poner un montón de carbohidratos.

Toda persona que tenga piedras en la vesícula, sepa que tiene piedras en la vesícula simple y sencillamente porque ha estado comiendo demasiados carbohidratos. Cuando usted hace una dieta balanceada como decir la dieta 3×1, donde va tener grasa, proteína, que recae en los A y poquita cantidad de carbohidratos, usted no va tener piedras en la vesícula. En otros episodios de MetabolismoTV, tengo como usted sacar las piedras de la vesícula antes de que le tape la vesícula y se la tenga que cortar, porque ya después de que se la corten, déjenme decirle que las piezas no las venden, si la pierde, ¡No hay reemplazo!, no es como su carro. Así que esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo