La vitamina más anti-cáncer


Quiero hablarte hoy de una vitamina que es la vitamina definitivamente la más anti-cáncer que existe. Siempre me sorprende la cantidad de información errónea que recibimos de la industria médica, sabemos que el cuerpo necesita cierto número de vitaminas para poder mantener su metabolismo, pero hay una de ellas que es más impactante en términos de poder evitar la epidemia de cáncer, y es la vitamina D. La vitamina D que es la que llaman la vitamina del sol, en inglés le dicen “the sunshine vitamin”, la vitamina que viene del sol, porque de hecho el sol nos la provee de forma gratuita, pero le hago la historia para que ustedes entiendan como nos han ido desviando del camino de tener suficiente vitamina D y de tener suficiente acceso al sol, fíjense.

En los años de 1970 a 1980 se hizo una campaña muy muy grande en contra del sol, lo hicieron los dermatólogos, los especialistas de la piel; eso pasó porque en esos años había habido cierto aumento de lo que llaman melanomas malignos. Un melanoma es un tipo de cáncer que da en la piel, que da en lo que llaman los melanocitos. Los melanocitos son esas células que producen el pigmento de la piel, o sea que si su piel tiene algún pigmento colorido, más oscuro, más claro, depende pues de los melanocitos que es un tipo de célula que es y resulta ser que de todos los cánceres que da de la piel, que hay distintos tipos, el más maligno de todos, el que pudiera matar a una persona se llama melanoma maligno.

Había habido un pequeño aumento en esos años anteriores y entre el año al 80 pues los dermatólogos decidieron ¡Es el sol!, y ¿Qué hicieron? Los doctores creían que los rayos ultravioletas, que son los UV, ultravioletas del tipo B eran la causa. Por ejemplo, el sol da distintos tipos de rayos, da los rayos ultravioleta A y ultravioleta B, pues ellos pensaban en ese momento que eran los B, que los B eran la causa. Su solución fue proteger la piel con bloqueadores solares, recomendarle a la gente que usaran sombrero, mangas largas y mucha crema bloqueadora, montones de crema bloqueadora y ahí pues vino todas estas cremas bloqueadoras que se usan en la playa y la gente tomarle temor al sol.

Increíblemente la gente empezó a usar cantidades de cremas bloqueadoras, ¿Qué pasó? Aumento dramáticamente los casos de melanoma, o sea que en vez de bajar, subieron los casos, subieron los casos de melanoma, pero subieron dramáticamente, más que se duplicaron. Asi que la acción que habían hecho de decirnos ¡No tomen el sol!, ¡Usen los bloqueadores!, en lo único que había resultado era que ahora sí que se fueron al cielo los casos de melanomas malignos. Entonces, los expertos médicos después de observar que las estadísticas se habían ido arriba dijeron: “La gente está tomando demasiado sol porque se sienten protegidos por las cremas bloqueadoras” ¡Conclusión!

Entonces la realidad es que una investigación científica que se hizo luego descubrió que tanto los rayos ultravioletas A son tan carcinógenos como los ultravioletas B. ¿Qué pasa? Las cremas bloqueadoras no bloquean para nada los A, solamente bloqueaban los B, así que si usted se va a poner una crema, la realidad es que con lo único que ocurre un melanoma maligno es cuando hay un exceso de exposición al sol. Así que para usted causar un cáncer en la piel, usted tiene que quemar la célula, usted tiene que meterle tanta radiación que destruya el DNA, que destruya la mente de la célula, el núcleo para que entonces se cree un cáncer. Usted tiene que destruir la mitocondria, la parte que crea energía antes. Quiere eso decir que el problema aquí no era los rayos solares, era que algunas personas tomaban muchísimo más de la cuenta de lo que tenían que hacer.

La realidad es que los rayos Ultravioleta B crean vitamina D, esos que usaban la crema para protegerlos, los B son los que crean la vitamina D. De hecho 30 minutos de tomar el sol es igual a 50 mil unidades de vitamina D. la vitamina D regula todo el calcio del cuerpo, incluyendo el calcio del cerebro. Cuando una persona empieza a tener calcificaciones, empieza a tener problemas con las arterias que se están calcificando, que ya le suben demasiado la presión, cuando una persona empieza a tener más calcio de la cuenta en el cerebro, que empieza a entrarle ya al Alzheimer, ese tipo de cosas es simple sencillamente porque no tiene vitamina D suficiente, porque la vitamina D regula el uso del calcio. Las personas que tienen osteoporosis, las mujeres que tiene osteoporosis necesitan vitamina D, la vitamina D protege el sistema inmune.

Así que no se puede el cuerpo defender de un cáncer si no tiene vitamina D, porque los macrófagos que son las células, esas grandes, blancas que arropan un cáncer y se lo comen, lo destruyen dependen de la vitamina D, sin eso no tienen defensa posible. Entonces la vitamina D es súper antiviral, es la única que nos puede permitir controlar las infecciones virales. No crea este tema del miedo del sol, ¡No es verdad! De hecho, un estudio reciente interesantísimo demostró que por cada caso de melanoma por exceso de sol existen 320 casos de cáncer por deficiencia de vitamina D.

Entonces de lo que estamos hablando es que en realidad el peligro suyo no es tomar el sol, el peligro suyo es no tener suficiente vitamina D y evitar el sol, ¡Ahí es que está el peligro! Obviamente nada en la vida se puede hacer a un extremo.

Es decir que si usted se toma un poco de agua, pues le va bien, si toma suficiente agua para su cuerpo le va bien, pero si usted se ahoga en agua pues pierde la vida. La realidad es que es un tema de hacerlo de forma mesurada como he explicado en otros episodios, donde usted toma el sol hasta que la piel se empieza a poner un poquito rosada y ¡Ya paró! Ya ahí tiene suficiente vitamina D natural.

La vitamina D que produce el sol es mucho más poderosa que cualquiera que usted tome, porque inclusive la vitamina D que produce el sol es soluble en agua, la vitamina D que usted toma en cápsulas, es soluble en grasa, no funcionan igual la que mejor funciona es el sol, pero usted tiene que buscar que su nivel de vitamina, hágase la prueba, si usted quiere estar seguro y evitar el cáncer, la prueba lo que dice la medicina es que debe estar, el resultado debe estar entre 20 nanogramos por mililitro a 50 nanogramos por mililitro, ¡Esto no es correcto! De hecho la medicina dice que si baja de 12 para abajo es que usted tiene deficiencia, ¡Falso!, realmente usted tiene que buscar que sus niveles de vitamina D estén entre 40 a 60, ese es el nivel correcto.

Lo que pasa es que cuando hacen estos pronunciamientos, toman toda la población de toda la gente que hay y entonces le dicen que usted tiene que parecerse a todos los enfermos. Asegúrese que usted está entre 40 y 60, usted y sus seres queridos. La prueba específica que se usa para hacer eso se llama la vitamina D3 activa, que es un prueba que dice D25(OH)D2 y 25(OH)D3, esa prueba es la que usted se tiene que hacer, se hace en la sangre, pero busque ese nivel de 40 a 60 para que usted y sus seres queridos estén seguros. Por favor, ¡Tome el sol!, el sol nos da la vida en el planeta, nos permite estar aquí presentes y disfrutando de la vida, ¡No tiene nada malo!, papá Dios no hace porquerías, ¡Todo esto está bien hecho! Y esto se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo