¿Las frutas son buenas o malas?

Distintas personas nos preguntan constantemente sobre temas como este, el tema de las frutas. Ya en el libro “El Poder del Metabolismo” se mencionaba que las frutas pues son un carbohidrato y es un carbohidrato que para la persona que necesita adelgazar pues no la puede abusar, no la puede abusar por el contenido que tiene de fructosa. En el libro “Diabetes Sin Problemas” pues también estamos explicando cuando un diabético quiere controlar su diabetes, necesita que no suba mucho la glucosa y las frutas pues pueden subir la glucosa bastante rápido, sobre todo si son frutas dulces, del tipo de fruta tropical, pero voy a hablar un poquitito del tema de las frutas.

Vamos a empezar por decir que las frutas son, digamos que son alimentos saludables, son saludables en el sentido que una fruta, una fruta tiene vitaminas, tiene minerales y todo esto puede ser bastante bueno. Ahora, las frutas como tal tienen otro compuesto, que es que tienen fructosa, fructosa es la azúcar natural que existe dentro de las frutas, por eso la fructosa se llama fructosa porque viene principalmente de las frutas, los vegetales también tienen fructosa, pero los vegetales tienen poquita fructosa y las frutas tienden a tener mucha fructosa. Ahora, dentro de las frutas, pues hay que decir que la fructosa como tal que es una sustancia que es una azúcar natural, pero aunque sea natural, no significa necesariamente que sea totalmente buena, por ejemplo la cocaína es natural, la marihuana es natural, pero eso no significa que todos nos vamos a poner a dar un pase de cocaína o a fumar marihuana ahora, el hecho que algo sea natural no significa necesariamente que sea bueno.

Yo le diría que si usted no tiene problemas con su peso, ni tiene problemas de diabetes, usted se puede comer su fruta de forma ordenada periódicamente, todos los días inclusive se puede comer una frutita si quiere, especialmente si usted no tiene problemas de peso, no tiene problemas de figura, no tiene problemas de diabetes, pero si usted tiene problemas de sobrepeso o tiene problemas de diabetes, usted tiene que andar con mucho cuidado con la fruta. Fíjese que cuando nosotros dibujamos la dieta 3×1, es un concepto donde usted una cuarta parte van a ser alimentos tipo E, que se llaman E porque son los alimentos que engordan o los alimentos que son enemigos del control de la diabetes y estas ¾ partes lo tienen en los A, que es un plato de la dieta 3×1, que son alimentos A porque son alimentos que adelgaza y alimentos que son considerados amigos del control de la diabetes. Para uno poder adelgazar, uno necesita por fuerza reducir la glucosa.

La fructosa va a terminar eventualmente subiendo la glucosa, de hecho la fructosa hay que decir en honor a la verdad que la fructosa se maneja en el cuerpo de una forma muy distinta a lo que es el carbohidrato del pan. Muchas personas que no conocen bien el mecanismo interno del cuerpo, le dicen a un diabético, a una persona obesa: “Come fruta, que la fruta no te sube la glucosa”, es verdad que la fruta no te sube mucho la glucosa en la sangre, no te sube tanto la glucosa en la sangre, pero hay un problema, que la fructosa es una azúcar que va directo al hígado y como va directo al hígado y se procesa de forma distinta al pan, a la harina y demás, esa fructosa cuando llega al hígado, el hígado rapidito lo convierte en triglicéridos, y triglicéridos señores es lo que hace la grasa.

Así que una de las cosas que pasa es que la fructosa aumenta dramáticamente los triglicéridos, los triglicéridos cuando usted dice la ropa me queda apretada, lo que está diciendo es que tiene mucha grasa y si tiene mucha grasa, esa grasa está compuesta de triglicéridos, o sea usted no puede construir grasa sin triglicéridos. Por lo tanto cuando usted come mucha fruta hay demasiada fructosa ahí, eso va a ir derechito al hígado y se va convertir en triglicéridos y se va convertir en grasa, así que puede que no le suba mucho la glucosa, pero definitivamente le va a engordar, que por otro lado en el caso del diabético, por ejemplo una persona con diabetes, cuando engorda y se pone muy gordito el cuerpo, como la grasa le hace resistencia a la insulina, pues la persona puede que no le suba la fruta, no le suba la glucosa, sin embargo como le produce tanta grasa le crea resistencia a la insulina y ahora la persona tiene la glucosa demasiado alta, porque la insulina no funciona porque no puede trabajar y no puede trabajar porque el cuerpo está lleno de grasa y está lleno de grasa porque come demasiada fructosa de la fruta.

Entonces a la hora de usted escoger frutas, vamos a decir, si usted está adelgazando o tratando de controlar su diabetes, pues debe saber que hay frutas que son más preferibles que otras. Por ejemplo, las frutas que son de bajo contenido de fructosa como decir fresas, como decir manzana, especialmente la manzana verde, estas frutas pues son bastantes recomendables, los berries en ingles se llaman “berries”, no sé cómo se llama eso en español, se llaman… Moras, es que nosotros aquí en Puerto Rico no hablamos español, hablamos spanglish, no sabemos hablar español. Moras, fíjate estoy aprendiendo español, fíjate Jorge que hay esperanzas para este planeta. Ese tipo de fruta que es de bajo, bajo contenido de fructosa, pues puede estar bastante bien para una persona que tiene su peso controlado o inclusive que está adelgazando y quiere de vez en cuando comerse una frutita. 

Ahora, si usted escoge como decimos acá el guineo, que es lo que llaman banana o banano, que allá en Venezuela le llaman cambur, pues eso es bien dulce, imagínese que un solo guineo, un solo guineo, puede llegar a tener 180 gramos de carbohidratos, o sea que una persona se come un guineo, una banana, un plátano como le dicen en algunos países y definitivamente no va a adelgazar, no va a adelgazar porque todo eso es verdad que tiene mucho potasio, pero lo va poner bien regordo, porque eso sube la glucosa, la glucosa se mezcla con la insulina y a usted le sube grasa.

Entonces la fruta puede ser recomendable para una persona que la sepa escoger, que busque la de más bajo contenido de fructosa, que no tenga problemas de obesidad, que no tenga problemas de diabetes y que la escoja correctamente y que evite las frutas más dulce como la piña, como la sandía, como el melón. Mientras más dulce sea la fruta y más dulce usted lo sienta en la boca, señor más fructosa tiene y mientras más fructosa tenga, más triglicéridos y más grasa le hace, así que sencillito. Y esto se los comparto pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo