Leche para bebé y cintura para mamá


Quiero compartir con ustedes unos estudios que he visto, algo que me ha impresionado; por muchos años he observado con el tema del metabolismo, pues nosotros trabajamos, yo trabajo más con la mujer que con el hombre; a las mujeres les da trabajo adelgazar; los hombres adelgazan sin ningún problema, porque el cuerpo de la mujer es muchísimo, pero muchísimo más complejo que el del hombre, desde el punto de vista hormonal, desde el punto de vista nervioso, en realidad para nosotros, siempre el reto ha sido la mujer; los hombres no tienen problema para adelgazar ninguno de ellos; de hecho el hombre que no adelgaza con las cosas que nosotros enseñamos en MetabolismoTV o en el libro El Poder del Metabolismo o en el libro Metabolismo Ultra Poderoso, si el hombre no adelgaza con eso, es por pura poca vergüenza.

Pero en el caso de la mujer hay que trabajar con otros factores, porque el cuerpo de la mujer es mucho más complejo; hormonalmente está diseñado para la reproducción y por muchos años he observado, pues llevo más de 20 años haciendo esto, trabajamos todas las semanas con más de 9000 personas que vienen a los NaturalSlim en los distintos países donde operamos y tenemos la experiencia de en vivo trabajar con personas sobre todo mujeres; porque el 90% de las personas que van a NaturalSlim son mujeres y podemos observar, que aquellas mujeres que nos dicen que han dado leche materna al bebé pueden adelgazar con facilidad y observamos también que las que no dieron leche materna al bebé que tuvieron que ir con fórmula o lo que sea que paso, tenían más dificultad; pero no teníamos ninguna prueba científica de ello; ahora si tenemos una prueba científica y eso es lo que quiero compartir con ustedes.

Se sabe, que una de las medidas principales de riesgo cardiovascular, de riesgo de los ataques al corazón, es lo que llaman la circunferencia de la cintura, circunferencia de la cintura; de hecho por más sofisticados planes que hayan hecho los especialistas en metabolismo, han descubierto que no hay ningún predictor mejor de mortandad temprana o de longevidad que la cintura. En varios estudios clínicos que yo he participado, acá en Puerto Rico, con la universidad de Puerto Rico, con distintos investigadores prestigiosos de la Universidad de Puerto Rico, porque hemos hecho estudios clínicos sobre diabetes y demás usando mi método, para ver cómo funciona con los diabéticos siempre tomábamos la circunferencia de la cintura, porque eso es un predictor, es más importante reducir la cintura que bajar de peso; porque resulta que la grasa abdominal, es la grasa más peligrosa que existe.

Cuando una persona tiene ese abdomen hacia afuera, esa cintura distendida; pues eso es un riesgo cardiovascular y es un riesgo hasta de cáncer; o sea, que una de las mejores formas de saber si una persona está mejorando su salud o no, es ver si está reduciendo el diámetro de la cintura. La Organización Mundial de la Salud que es la que administra la salud a nivel del planeta, está completamente de acuerdo con eso, es raro que estemos de acuerdo con algo de la organización Mundial de la Salud, pero ahí estamos completamente de acuerdo; ellos mismos también dicen que la mejor medida que existe para medir la salud es la circunferencia de la cintura, es la cosa más sencilla, usted toma un medidor, se mide la cintura y si la cintura se está poniendo cada vez más ancha, usted va muy mal; y si se está poniendo cada vez más finita, usted va muy bien, pero es un predictor muy, muy exquisitamente exacto calculando los riesgos cardiovasculares, los riesgos de ataques al corazón y demás.

Salio un estudio que se acaba de publicar en el 2018, que dice: “Dar el pecho por más de seis meses, ha sido asociado con una menor cintura o circunferencia de la cintura materna, hasta una década después del nacimiento”. O sea, en este estudio que lo dirigió el Dr. Snyder con su grupo en el 2018 y lo hicieron como parte de un estudio que estuvo supervisando la Universidad de Pittsburg en Pensylvania en Estados Unidos. Siguieron el historial de 678 mujeres por 15 años que habían dado a lactar a sus hijos después de dar a luz y en esos 15 años estuvieron tomando medidas de la cintura y viendo el riego cardiovascular, cuántas habían muerto del corazón, cuantas habían tenido ataques al corazón, todo ese tipo de circunstancias y ellos habían clasificado el grupo de acuerdo a cuantos meses habían dado de leche a su bebé; cada una de ellas.

Cuando clasificaron, hicieron el sumario, vieron que todas las mujeres que habían dado más de 6 meses de leche a su bebé, tenían un riesgo cardiovascular hasta 40% más bajo, pero no solamente eso; la circunferencia de la cintura era todavía más finita hasta 10 años después. Quiero eso decir que vale la pena hacer un esfuerzo por darle leche materna al bebé, no solamente porque él bebé sale más inteligente, le aumenta el coeficiente de inteligencia; termina con mejor sistema inmune, todo en el cuerpo del bebé funciona mejor cuando la flora de la madre pasa hacia la flora del bebé a través de la leche materna; o sea, se refuerza el sistema inmune, se refuerza el sistema neurológico, el de los nervios, el intelecto, todo en el bebé se mejora, cuando pasan esos nutrientes espectaculares que tiene la leche materna. Pero además de eso, la madre queda bella, queda bonita. Queda sin riesgos de ataques al corazón y con su cintura más delgada y eso vale la pena que ustedes lo sepan y yo se los comunico porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo