Lo bueno y lo peligroso de la insulina


Quiero compartir contigo información que te ayude a entender lo bueno y lo peligroso que puede tener la insulina, porque cuando uno entiende algo, uno puede tomar decisiones correctas al respecto de ello.

Es importante saber que uno de los descubrimientos más grandes que se han hecho en la medicina fue el descubrimiento de la insulina. El cuerpo humano que es una maravilla, funciona perfecto porque tiene una hormona que se llama insulina. Cuando nosotros consumimos alimentos, proteínas como decir carne, queso, huevo; carbohidratos como decir pan, harina, arroz, papa, dulce, vegetales, ensaladas que son carbohidratos; grasas como decir aceite de oliva, mantequilla, cualquiera de esos alimentos va a depender de una hormona que se llama insulina.

La insulina se produce en un órgano que es del tamaño como de su puño y está cercano o debajo de lo que sería el seno izquierdo; ese órgano, el páncreas, el páncreas es vital; porque ese órgano produce la hormona insulina. Y la hormona insulina es la que nos permite estar vivos porque todas las células del cuerpo tienen dentro su mitocondria que es el área donde crean energía, donde se produce el famoso ATP que es la sustancia de energía del cuerpo, pero los nutrientes, carbohidratos, proteínas, grasas no pueden entrar a la célula si no tienen una llave de entrada y la llave de entrada se llama insulina. Así que la insulina es una hormona que una función principal que tiene es que permite la entrada de todos los nutrientes dentro de la célula. Si no hay insulina los nutrientes se quedan fuera y la persona se muere de hambre, así que usted puede estar lleno de alimento pero si no hay insulina que haga que ese alimento pueda penetrar dentro de la célula que es donde se va a combustionar, se va a quemar, se va a convertir en ATP que es la energía del cuerpo, pues no hay vida. Así que la insulina es vital, ¡Vital!

Uno de los descubrimientos más grandes que hizo la medicina fue que en el año 1921 el Profesor Frederick Bauting y su compañero el Doctor John Mac Lleod de la Universidad de Toronto en Canadá, estuvieron haciendo investigaciones y estaban investigando el páncreas de un perro y observaron que había una sustancia dentro del páncreas de ese perro que si se le inyectaba a otro perro diabético, le bajaba el azúcar, le bajaba la glucosa. Los perros diabéticos pues se morían rápido porque no se había descubierto la insulina y la insulina la encontraron dentro del páncreas de otro perro, le sacaron esa sustancia que no sabían lo que era en ese momento, todavía no se había identificado, se la inyectaron al otro perro diabético y de momento le bajó la glucosa y le salvó la vida. Poco más adelante había un niño de 14 años y esta es la historia de la insulina que es fascinante, que tenía una diabetes tan descontrolada que sus días de vida estaban contados y ellos pidieron permiso porque el niño iba a morir y consiguieron inyectarle insulina de perro a ese niño. Le salvaron la vida y ahí nació el descubrimiento de la insulina como medicamento, todos los animales, todos los humanos producimos insulina en el páncreas, pero no se sabía en ese entonces que era esa sustancia. En el año 1923 les dieron el premio Nobel, que es el premio más importante en el planeta a los doctores Bauting y el Dr. Mac Leod por su descubrimiento que salva vidas.

Para que usted tenga una idea, antes del descubrimiento de la insulina la vida promedio de un diabético no llegaba a los 40 años, 38, 39 años; o sea, que tener diabetes antes del descubrimiento de la insulina como medicamento pues la gente se moría 40 años o menos Luego cuando se descubrió hasta el año 1965, se descubrió en el año 1923 hasta el año 1965 subió la expectativa de vida de un diabético a 53 años; de 40 a 53; pero después del 65 se descubrieron otras cosas que ayudaban como la metformina, los antioxidantes y otras cosas que ayudaban a que el cuerpo de un diabético durará más todavía y se logró subir por ejemplo, la vida de un diabético tipo 1 que son los que menos duran; ya mismo le voy a explicar por qué, se logró subir la expectativa a 68 años.

Así que nosotros hemos ido mejorando de menos de 40, 53 a 68 años de vida, de expectativa de vida por ejemplo en un diabético tipo 1 que siempre el diabético tipo 1 se sabe que dura menos que el diabético tipo 2. El diabético tipo 1 es el diabético que no produce insulina que se la tiene que inyectar todo el tiempo. El diabético tipo 2 todavía produce alguna insulina y tiene cierta capacidad de recuperarse aunque tenga que poner alguna insulina adicional. Pero los diabéticos que menos duran son los diabéticos tipo 1 porque inclusive hay un estudio que dice: “A los diabéticos tipo 1 que dependen de inyectarse insulina se les reduce la expectativa de vida unos 20 años”, al diabético tipo 1, que son los que tienen que inyectarse insulina. Esta fue la conclusión de un estudio que se hizo por 30 años de la universidad de Pittsburg que se publicó en el año 2012 el estudio se llama mejorando la expectativa de vida de los diabéticos tipo 1 y lo dirigió el Doctor Miller.

Ahora lo que podemos aprender de todo esto es que la insulina es muy útil porque extiende la vida, pero hay otra cosa que debe usted saber que hay un lado peligroso de la insulina y es que se ha descubierto que mientras más insulina tenga que usar un diabético menos años dura. Así que si bien es verdad que la insulina le extiende la vida al diabético porque ahora tiene una forma de reducir la glucosa que es muy dañina que es destructiva del cuerpo, también se ha descubierto que hay una relación inversa entre cuánta insulina se inyecta un diabético y cuánto dura.

En otras palabras que un diabético, por ejemplo yo tengo un hijo diabético tipo 1, mi hijo en un momento usaba 120 unidades de insulina al día entre Lantus y otras, diabético tipo 1, no produce su cuerpo insulina así que tiene que inyectarse. Logramos un momento bajando los carbohidratos haciendo una dieta tipo dieta 3×1 eliminando los alimentos agresores, ese es un tema que usted puede aprender en MetabolismoTV, hay ciertos alimentos que agreden al cuerpo y disparan la azúcar, como el maíz como el pan y demás, pero usted tiene que averiguarlo con un glucómetro. Logramos bajarlo de 120 a 12 unidades al día, de hecho su médico endocrinólogo le dice que nunca había visto un diabético tipo 1 que pudiera vivir con 12 unidades de insulina al día.

Pero ¿Qué pasa? Sabemos que al bajar esta cantidad de insulina le estamos extendiendo la vida a mi hijo. Si usted tiene diabetes y se está inyectando insulina ya sea tipo 1 o tipo 2 el juego verdadero debe ser tratar de reducir la necesidad de insulina ¿Cómo lo hace? Léase el libro El Poder del Metabolismo, sobre todo el libro Diabetes sin Problemas y si quiere completar Metabolismo Ultra Poderoso. Aquí le está explicando como usted lograr reducir la glucosa, porque si usted reduce la glucosa no necesita de la insulina o va a necesitar mucho menos de ella y así extiende la vida. Así que hay un lado bueno y hay un lado peligroso, extienda la vida haga la función de usted reducir la necesidad de insulina y tendrá una vida más larga más placentera más feliz y esto se los recomiendo porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo