Lombrices intestinales


Muchas veces nos atacan a nosotros, pero también muchas veces atacan a nuestros niños, así que es importante que sepamos que pueden haber infecciones de lombrices intestinales y ¿Qué soluciones hay para ello? Por aquí les voy a enseñar una foto, esta es una foto de lombrices, son bien, bien, bien, bien pequeñitas, cuando digo bien pequeñitas es que aquí están aumentadas como por fácil 50 veces su tamaño con un microscópico, son bien pequeñitas, de hecho un área donde se puede notar es en el área del ano de un niño.

Muchas veces usted tiene un niño que duerme bien y de momento empieza a no dormir bien, empieza a despertarse, irse a la cama suya de noche y demás, ¡Sospeche!, si cambio el sueño sospeche de las lombrices intestinales. Lo que tiene es que mamá ponerse bien observadora, observar el área del ano que es por donde salen de noche, porque salen de noche y si ve cositas por ahí moviéndose, pequeñitas, ya usted sabe que el niño está infectado de lombrices intestinales y es algo que se puede resolver.

Las lombrices intestinales ocurren en todos los países, no importa si usted vive en el mundo occidental y piensa que es moderno o lo que sea porque pueden venir huevos de lombrices en las frutas, pueden venir en vegetales, pueden venir en la carne, pueden venir en distintos sitios. El tema es que una vez que entran al cuerpo y como el cuerpo tiene una temperatura apropiada para la reproducción, una temperatura calientita, es húmedo, es oscuro, pues estas lombrices se apoderan y hacen de su hogar el intestino. Por las noches tienden a salir por el área del ano y ya por la mañana se meten otra vez para adentro, así que el momento de detectarlo es por la noche.

Si descubriera que usted tiene lombrices o uno de sus hijos tiene lombrices, es un tema que a veces los padres llegan a enviar niños al psiquiatra, he sabido de padres que llevaron niños al psiquiatra porque el niño no se estaba quieto, tenía déficit de atención ¡Supuestamente!, en verdad lo que tenía el pobre niño eran lombrices y las lombrices alteran el picor, alteran el sistema nervioso y el niño no se podía quedar quieto, entonces se lo pueden diagnosticar como una de esas tontería como déficit de atención para tratar de medicárselo cuando lo que tiene en realidad es una infección de lombrices.

En el cuerpo, hay que saber que en el área del ano es por donde más usted los puede ver de noche que salen. Si el niño se está quejando o usted observa que su niño se está rascando,  sospeche, observe porque a los niños hay que observarlos, ellos no pueden decidir por ellos mismos, depende que nosotros usemos nuestro propio juicio para ayudarlo, pero si el niño se empieza a rascar ya usted sabe por el área del ano, sospeche de que algo está pasando por ahí.

Aceite de Ricino

Lo que se ha descubierto natural más efectivo para el tema de las lombrices intestinales es una combinación de aceite de coco con aceite de ricino. El aceite de ricino en Estados Unidos le llaman aceite castor, los americanos le llaman “castor oíl”; se fabrica de una semilla, desde los tiempos Egipcios se utilizaba, un aceite que el 90% de ese aceite es ricinoide, ese aceite que es ácido ricinoide, pues tiene un efecto que mata las lombrices, tiene otros efectos, es usado por miles de años de forma medicinal, hay que saber usarlo porque tampoco se pueden usar unas grandes dosis.

Por ejemplo las dosis que se han visto que funcionan es:

  • En el caso de un adulto, las personas que saben de esto dicen que puede ser de 1 a 2 cucharadas al día, que podría ser una cucharada que sea combinación de mitad aceite de coco y mitad aceite de ricino. La ventaja de combinarlo con coco es que el aceite de coco contiene un compuesto que también mata parásitos, que también mata bacterias y que también mata hongos; el aceite de coco de por si tiene triglicéridos de cadena media, uno de ellos se llama el ácido láurico que es uno de esos aceites que realmente es súper beneficioso porque limpia bacterias, parásitos, hongos y demás y tiene un efecto también contra las lombrices intestinales. Usted mezcla mitad aceite de coco y mitad aceite de ricino y de esa mezcla le da 1 a 2 cucharadas a un adulto diaria, en 2 días o 3 días máximo usted va a ver el resultado, automáticamente se va el picor y demás.
  • En los niños hay que tener bastante más cuidado porque son cuerpos pequeños, se recomienda de 1 a 2 cucharitas. En realidad el aceite de coco o el aceite de ricino no tienen un sabor fuertísimo, así que no es una cosa tan difícil y se puede hasta mezclar con un juguito o cualquier otra cosa. Básicamente la mezcla esta de aceite de coco orgánico idealmente con aceite de ricino, mitad y mitad, pues hace el efecto que básicamente obliga a esas lombrices a morirse y abandonar el cuerpo.

 Esa es la solución más antigua, más comprobada, más de costumbre de generaciones que se ha ido aprendiendo de país en país, hoy en día todavía sigue funcionando, a veces yo tengo un poco de preocupación cuando hablan de que un niño tiene lombrices y quieren ir a la farmacia a buscar un medicamento, porque todos estos medicamentos pues son de origen químico y no es como esto que viene de la naturaleza. Así que esto se los comento pues, porque aunque no me gustan las lombrices, la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo