Los alimentos agresores, parte 2

Continuamos hablando del tema de los alimentos agresores y de qué es lo que es el control de la obesidad o el control de la diabetes cuando lo miramos desde el punto de vista de las medidas de glucosa del cuerpo, aunque usted no sea diabético, usted tiene derecho a ir a una farmacia, a cualquier sitio y usted se consigue un medidor de glucosa. Si usted se consigue un medidor de glucosa y tiene una obesidad resistente, esa obesidad que no se vence con nada y a lo mejor usted ya leyó el libro “El Poder del Metabolismo” y leyó el de “Diabetes Sin Problemas” y usted logro adelgazar, pero todavía no ha llegado a su meta, le toca usted ahora averiguar ¿Qué alimentos están siendo agresores a su cuerpo? los que hacen que la glucosa se trepe por arriba de 130 y empiece a producir grasa o los que hacen que la glucosa se trepe, suba por allá arriba y luego el cuerpo reacciona produciendo un exceso de insulina, cuando el cuerpo produce un exceso de insulina, mucha insulina, mucha insulina, entonces lo baja demasiado. Así que tan malo es no tener insulina, como tener exceso de ella, pero todo el problema empieza por el exceso de alimentos tipo E, si usted elimina ese problema, que es el elemento que descuadra todo el sistema, automáticamente usted tiene control de la diabetes y control de la obesidad.

Ahora, vamos hablar un momentito de los alimentos que se han descubierto que son alimentos que causan una subida de glucosa estrepitosa y no tienen mucho que ver con si usted come mucha cantidad o poca cantidad; son alimentos que son agresores, estoy hablando de alimentos agresores. Los alimentos agresores se les llaman en el libro de “Diabetes Sin Problema”, se le llama alimentos que obligan al sistema hormonal y al sistema inmune y al sistema nervioso a reaccionar violentamente. Si alguien le pone a usted un revolver en la cabeza, usted se va sentir impactado, si alguien le pone un puñal en el pecho, usted se va sentir impactado. Lo mismo le pasa al cuerpo cuando dentro del cuerpo penetra cierto alimentos, que el cuerpo no tolera, el cuerpo suyo no habla, no piensa, no decide; el que habla, piensa y decide es usted, pero el cuerpo suyo reacciona.

Entonces, dentro del cuerpo humano hay todos unos mecanismos de balance, de equilibro dentro del cuerpo hay unos niveles de glucosa que tienen que mantenerse entre 130 y 70mg/dl. Un diabético por ejemplo para controlar su diabetes, necesita que a las 2 horas después de haber comido, que es lo que llaman post pondría, la medida postprandial. Postprandial quiere decir, “post” que es después y “prandial” viene del latín pandrio que quiere decir comer; así que 2 horas después de comer. Entonces un diabético por ejemplo si come, digamos que era las 2pm de la tarde y comió, antes de comer su azúcar estaba por ejemplo en 90 que es una medida más que buena, que es una medida promedio, bien chévere, bien correcta, bien saludable, a las 2 horas; o sea a las 4 pm, cuando él se mida, esta medida no puede estar por arriba de 130. Si esta en 150, en 180, quiere decir que lo que comió aquí subió tanto que su cuerpo no lo pudo bajar y como no lo pudo bajar, ahora tiene los daños de la diabetes que son pérdida de la vista, o sea ceguera, perdida de los riñones, daño a los riñones, un ataque al corazón o amputaciones, o inclusive los hombres diabéticos se quedan impotentes y la mujer se queda frígida.

Entonces, básicamente para usted controlar la obesidad y la diabetes usted necesita mantener el rango de la glucosa en este nivel, una medida por ejemplo de 90 o de 100 es perfecta, eso sería la perfecta, pero no puede salir de ese rango. Los problemas de la diabetes y de la obesidad vienen cuando eso se va para arriba, que se yo 150, 200; mire lo que descubrí y esto se lo estoy compartiendo en el libro “Diabetes Sin Problemas” y usted lo puede utilizar. Si usted se consigue un medidor, usted se puede poner curioso, nada en la ley lo obliga a que usted no adquiera uno, usted va a una farmacia, lo adquiere y si se pone curioso, cuando se va tomar la medida aprenda a tomársela por el lado del dedo, por el ladito que es por donde no duele, si la da en la yema de los dedos le va a doler, usted se lo da por los lados.

Entonces básicamente saca una gotita, la mide, estos aparatitos no fallan y una vez que le da la medida usted puede decir; bueno, si yo me medí la glucosa aquí, por ejemplo yo y me medí la glucosa estaba en 100 y comí algo, pues a las 2 horas, a las 4 de la tarde, ¿en cuánto va estar?, si esa glucosa de 100 está más o menos en 125 algo así, a las dos horas, usted está perfectamente bien y lo que usted comió, nada está siendo un alimento agresor, pero mire lo que pasa y es algo que me paso a mí.

Por ejemplo yo me siento con mi esposa Elizabeth a tomar un café, yo le compré un aparatito de estos a mi esposa y me compré otro yo, porque ella siempre participa conmigo en los experimentos; todas las mañanas Elizabeth y yo tomamos café, cuando nos tomamos el café, lo tomamos con leche de almendra, que es leche de almendra sin endulzar, porque evitamos la leche de vaca como usted verá en el libro “El poder del Metabolismo” o en “Diabetes Sin Problemas”, no recomiendo la leche de vaca para nada, el queso está bien y demás, pero la leche de vaca para nada.

Ahora, Elizabeth y yo nos tomamos nuestro cafecito y una cosa que descubrimos es que si nos tomamos el café con leche de almendra, curiosamente yo me tomo mi medida de glucosa tempranito en la mañana, básicamente sin haber desayunado y mi glucosa sale como en 75 y la de Elizabeth salía como en 78, una cosa así, bien nítida, perfecto eso, eso es lo que llaman la medida en ayunas, estamos los dos midiéndonos nuestra azúcar, nos tomamos el azúcar y nos vamos a tomar el café, nos tomamos el café que es un ritual que hacemos todas las mañanas, hablamos de lo del día, de lo que paso, ahora es el momento como de nosotros y 2 horas después, en este caso estamos hablando a las 6 de la mañana, ya las 8 de la mañana decimos; vamos a tomarnos la glucosa, vamos a ver en cuanto esta.

Resulta que la mía de 75 pues estaba en 78 y Elizabeth estaba en 101; entonces, eso nos puso curiosos, porque dijimos; ¡Caramba!, ¿Por qué la mía está en 78 que es solamente 3mg/dl que subió y la de ella subió tanto ¡Uhm! Y al otro día lo que hicimos fue que en vez de tomar café con leche con almendras, nos tomamos café negro sin la leche de almendras, a ver si era el café o la leche de almendras y mire lo que pasó. La de Elizabeth volvió otra vez en la mañana con 74, la mía amaneció como en 77, porque esto cambia su poquito, tan pronto la tomamos y tomamos el café negro, a las dos horas la de Elizabeth estaba en 72, porque tomo café negro, la mia estaba en 76, quiere eso decir que la glucosa de ella, descubrimos que no subía si se evitaba la leche de almendra, todo el mundo pensaría que la leche de almendra es saludable, pero déjeme decirle que existe una cosa que se llama la individualidad bioquímica, que quiere decir que usted puede descubrir que hay alimentos saludables, que usted los está comiendo que le dispara la glucosa.

Eso le paso a un hijo que tengo, que es diabético, que descubrió que si come un poquito de cacahuates, de maní, como dicen allá en México cacahuates, se le dispara el azúcar y por 3 días se descontrola. Descubrió que si come cualquier cosa que tenga, esto que voy a decir le va doler a mis amigos mexicanos, si come cualquier cosa que tenga maíz o que venga del maíz, maltosa, dextrosa, lo que sea, se le descontrola la azúcar y mi hijo si come cualquier cosa que venga con gluten, que eso me pasa a mí, yo lo descubrí con mi cuerpo, cualquier cosa que yo coma, que tenga gluten me dispara la azúcar a mí. Sin embargo mi esposa Elizabeth come gluten y no le dispara la azúcar. O sea que usted empieza a distinguir, a diferenciar que alimentos son los que me disparan la azúcar a mí, esos son los que le engordan, esos son los que le descontrolan la diabetes. Y esto se los comento, pues porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo