Los carbohidratos refinados te suben la presión arterial


La epidemia de personas con alta presión esta completamente fuera de control, esa es la mina de oro de las farmacéuticas. Imagínese usted que se calcula, por lo menos en Estados Unidos que sobre el 70% de todas las personas que tiene 65 años o más padecen de alta presión, aproximadamente se calcula que el 48% de toda la población, estamos hablando de toda la población, tiene alta presión, o sea que la mina de oro de las compañías farmacéuticas, es pues los medicamentos, los bloqueadores ACE, los diuréticos, los medicamentos para forzar que la presión baje.

Entonces, la realidad es que no hay nada más peligroso para el corazón que la alta presión, pero también hay otra realidad y es que no hay realmente ninguna campaña de educación, para que una persona sepa como bajar la presión, me imagino porque no les conviene, realmente les conviene que la gente siga con la presión alta, porque entonces pueden seguir vendiendo los medicamentos. Entre los diabéticos por ejemplo y esto es algo que se explica en el libro de Diabetes Sin Problemas, entre los diabéticos el 78%, por lo menos en Estados Unidos, la estadística, el 78% de todos los diabéticos padecen de alta presión, muchos diabéticos no se mueren de diabetes, se mueren del corazón y se mueren del corazón precisamente por la alta presión que se le agrava con la diabetes.

Los carbohidratos refinados, estamos hablando del pan, de la harina, del dulce, de los chocolates, de la leche, de todo lo que nosotros llamamos carbohidratos refinados que son los que nosotros llamamos alimentos tipo E, los llamamos alimentos tipo E porque son alimentos enemigos del control de la diabetes y son E porque son alimentos que engordan, así está expresado en el libro El Poder del Metabolismo y también en el libro de Diabetes Sin Problemas.

Básicamente los alimentos tipo E que son E porque son enemigos del control de la diabetes o son E porque son los alimentos que engordan, son los que nos gustan mucho, son los que nos ponen adictos, estamos hablando de pan, de pasta, de harina, de arroz, de plátano, de papa, de tubérculos que serían de raíces que sería como yuca, yautía, añame, en distintos países le tienen como distintos nombres, como boniato que le dicen por allá en Colombia, cereales, azúcar, dulces, chocolates, la leche, los jugos de frutas y los jugos azucarados o los refrescos azucarados. Todos esos alimentos que nosotros llamamos alimentos tipo E, que en la dieta 3×1 los llamamos alimentos tipo E y los tratamos de reducir a no más de una cuarta parte de la totalidad, es el tipo de alimento que te sube la presión.

Si tu quisieras reducir la presión y tienes un ser querido que padece de alta presión, que por ahí se te puede morir por la alta presión, porque la alta presión les causa mucho daño al músculo del corazón hasta que finalmente lo raja y eso es lo que es un infarto, un músculo que se rajó, un músculo que básicamente se rompió y ahí deja de latir y ahí sobreviene la muerte, básicamente si quieres ayudar a una persona, tienes que conocer este dato.

Estamos hablando de que los alimentos tipo E que son los carbohidratos refinados, son los que suben la presión, fíjense, mire como es el mecanismo. El mecanismo es bastante fácil de entender y de hecho está en toda la literatura médica, se explica inclusive en los libros de fisiología, que es el estudio de cómo funciona el cuerpo humano, está explicado, desde que los médicos están estudiando en la escuela de medicina, ya se les está explicando cómo funciona esto internamente.

El sistema cardiovascular tiene pues unos conductos, son como unas tuberías, están compuestas de capilares, de arterias, de venas y demás y por ahí es que corre la sangre que lleva los nutrientes a la célula para poderlas mantener vivas y también le lleva las respiración a las células; cuando la presión arterial sube, se crean ciertas sustancias en el cuerpo que son sustancias como una hormona que se llama aldosterona, que es una hormona que se produce en los riñones, cada uno de nosotros tenemos 2 riñones, cuando aumenta la aldosterona, es una hormona que básicamente retiene sodio y retiene el sodio que es la sal.

Cuando retiene la sal, la aldosterona, automáticamente aumenta el flujo de líquido, o sea que como la sal retiene líquido, el sodio retiene líquido, pues automáticamente cuando sube la aldosterona retiene líquido, cuando retiene líquido aumenta el volumen de la sangre y aumenta la presión, porque ahora estamos tratando de meter como si fuera más agua dentro de una misma manguera, pues obviamente le sube la presión es lo que entonces le pone presión al corazón.

El mecanismo es, por ejemplo cuando usted come alimentos tipo E, estamos hablando de pan, de harina, de arroz, de dulces, de azúcar, de chocolates, todo ese tipo de alimentos son alimentos altos en carbohidratos refinados. Los carbohidratos refinados se convierten y esto ya todos lo saben, todos estos carbohidratos refinados se convierten en una sola cosa, se convierten en glucosa, glucosa es la azúcar de la sangre.

Cuando la glucosa esta excesiva y por ejemplo, en los diabéticos se habla de que el control de la diabetes es entre 70 miligramos por decilitro y 130 miligramos por decilitro. Cualquier persona normal diabética o no diabética, su azúcar, su glucosa en la sangre, tiene que estar, durante el día, fluctuando entre este rango de 70 a 130 miligramos por decilitro; si no está fluctuando dentro de este rango y está fluctuando por arriba de 130 va haber daños al cuerpo, porque el exceso de glucosa es lo que destruye las células, si esta fluctuando por abajo de 70 va haber hipoglucemia y también va haber problemas, pero hay más daño arriba que abajo, pero básicamente para uno poder mantener los niveles de glucosa en un rango normal que es de 70 a 130, sea diabético o no sea diabético, la salud está aquí entre 70 y 130 miligramos, cuando pasa de 130, ya la literatura científica nos enseña que la glucosa que pasa por arriba de 130 empieza a destruir las células, empieza a perder la vista, causa las amputaciones, causa la impotencia en los hombres, causa la frigidez en la mujer y causa cáncer también.

Todo lo que sea hiperglucemia que es azúcar alta por arriba de 130 va haber destrucción, pero el camino principal que está pasando es que cuando una persona consume exceso de alimentos tipo E, pan, harina, pasta, arroz, lo que sea, al haber exceso de glucosa que es que se va por acá arriba, ese exceso de glucosa fuerza al cuerpo, aquí está el páncreas, el páncreas es un órgano pequeñito, tiene como 7 pulgadas de largo y está aquí posicionado donde estaría el seno izquierdo de una mujer, el páncreas produce una hormona muy importante que se llama insulina.

Cuando la glucosa sube mucho, el páncreas se ve obligado a producir mucha insulina en respuesta al montón de glucosa que se creó por el exceso de carbohidratos refinados, cuando hay demasiada insulina, lo que pasa es que la insulina le da una orden a los riñones de que retengan el sodio y a la misma vez el exceso de insulina crea mucha aldosterona; así que entre la insulina ordenándoles a los riñones que no dejen ir el sodio, que lo retenga, eso aumenta la presión y como también el otro mensaje que viene automático con el exceso de insulina es el aumento de aldosterona, pues también se retiene más sodio y también aumenta más la presión.

Básicamente cualquier condición de alta presión si usted la quiere controlar y quiere evitarle la muerte o problemas de corazón a un ser querido, tiene que instruirlo para que use algo como la dieta 3×1, como las dietas que se explican en El Poder del Metabolismo, cómo se explican en Diabetes Sin Problemas, esa dieta 3×1 es una dieta que les permite comer de todo, pero les limita a no más de una cuarta parte de su plato el exceso de carbohidratos refinados y eso hace que entonces no haya exceso de glucosa y al no haber exceso de glucosa no va a ver tanta retención de sodio, no va haber tanta aldosterona y entonces la presión puede bajar a normal. Nosotros tenemos cientos y cientos de personas que lo han logrado y usted también lo puede lograr. Y esto se los comento pues, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo