Los Extremos Alarmistas

Hoy quiero hablarte de todo un montón de personas que están allá afuera, expertos en distintos temas, que trabajan en el tema de asustarte, de meterte miedo, de causarte un impacto, de que tu tengas temor de distintas cosas allá afuera y quiero hablarte de los extremos alarmistas. Me llegan constantemente comentarios a Metabolismo TV, al block de los videos, porque estamos en YouTube, donde pues tenemos cerca de mil videos, los ven como 1.3 millones de personas al mes y muchas personas escriben, desgraciadamente también estas personas cuando ven otro video en otro canal, pues a veces se tragan información que es alarmista y les voy a dar un ejemplo, pero quiero como sentar la pauta, para que ustedes que son videntes, televidentes, seguidores de MetabolismoTV, puedan también tener la información correcta sin alarmas innecesarias.

Fíjense, desde el libro “El Poder del Metabolismo”, vengo diciendo que hay ciertas sustancias que hacen daño a la tiroides. Por ejemplo, se sabe que el brócoli, que es algo saludable, contiene unas sustancias que se llaman goitrógenos. Se sabe también que la coliflor, principalmente el repollo, esa lechuga dura que se llama repollo, eso tiene goitrógenos. ¿Por qué se sabe que eso tienen goitrógenos?, los goitrógenos son sustancias que afectan la tiroides, se saben porque en una granja de cerdos, allá en Manila, en las Filipinas, los agricultores que estaban criando a los cerdos, los cerdo-cultores, descubrieron que si le alimentaban con repollo a sus cerdos, los cerdos engordaban.

Cuando la universidad se interesó en ver ¿Por qué engordaban tanto?, lo que descubrieron era que la tiroides del cerdo se estaba atrofiando, investigando más profundo vieron, obviamente de la misma forma que la persona que padece de hipotiroidismo, empieza a engordar y no puede adelgazar, pues cuando le hicieron la autopsia a esos cadáveres de cerdo, pues encontraron que las tiroides estaban llenas de nódulos, estaban deformes e investigando más profundo vieron que era que como que todos los días a esos cerdos les daban para comer repollo que tienen los goitrógenos, que son unas sustancias naturales que bloquean la producción de la glándula tiroides, pues entonces la glándula se recreció, hizo nódulos, dejo de producir la hormona que tenía que producir para manejar el metabolismo del cerdo y el cerdo termino gordo. Obviamente desde el punto de vista del que cría cerdos, es un buen negocio, porque tener un cerdo bien gordo y bien pesado pues, deja más, eso se vende por libra o por kilogramo, así que era buen negocio; pero no se vio bien que estos cerdos básicamente estaban empezando como a desarrollar un cáncer de la tiroides y por eso se descontinuo la práctica.

Entonces, han salido personas allá afuera, pues doctores y demás, que son expertos y comentan: ¡Evita el brócoli, evita el repollo, evita todo lo que tengan goitrógenos! Bueno quiero un momentito explicarles eso, porque ninguno de nosotros si tiene suficiente conocimiento tiene que ser, entrar en un estado de histeria, para evitar ningún alimento. La verdad es que de los alimentos que hay allá afuera, no hay ninguno que sea realmente sea  venenoso; no hay ninguno que intrínsecamente, el alimento como tal sea dañino; o sea la naturaleza realmente no es tan cruel, la naturaleza, lo que nos da, los alimentos y demás no es tan cruel.

Entonces hay que saber lo siguiente, por ejemplo, la tiroides que está en el cuello, es una glándula que produce, unas hormonas que se llaman T4, porque tiene 4 átomos de yodo y es una hormona de almacenamiento, esa no es de energía, pero esa hormona T4 se convierte en hormona T3 porque tiene 3 átomos de yodo y esta T3 es la que nos da energía. Cuando una persona tiene problemas con su tiroides, pues va encontrar el problema de que el cuerpo no convierte bien de T4 a T3, o está habiendo demasiado poca de la T3 que es la que da la energía y la forma en que la hormona T3 da energía, es porque es la hormona que controla la entrada de oxígeno a las células.

Mientras más oxigeno tengan las células, pues más combustión hay; más combustión, más energía. Así que básicamente la forma en que el cuerpo maneja el control de la energía que se produce es a través de la tiroides produciendo T4, que luego viene una enzima que se llama diodinase y la convierte a T3 y ahí controla todo eso.

Los goitrógenos son unas sustancias naturales que de forma natural contienen algunos alimentos como decir el brócoli, lo contiene también el repollo y hay varios otros alimentos que contienen también este goitrógenos, pero el tema aquí es que usted no se debe alarmar;  o sea, porque usted llegue a un restaurant y la ensalada tenga un poco de brócoli o algo de repollo, eso no significa que usted tenga que rechazarlo como si estuviera viendo al diablo en persona, porque el cuerpo humano no funciona así. Lo que le hizo daño a esos cerdos, que les logro crear un cáncer en la tiroides de los cerdos y ponerlos bien gordos y bien enfermos, fue que todos los días se les daba repollo; o sea, el cuerpo suyo es una obra maestra de la creación, es un cuerpo que tiene una cantidad de tolerancia.

Parte de lo que es tener un buen metabolismo, es que el cuerpo tiene tolerancia, o sea si usted de vez en cuando come un poco de brócoli o de repollo, eso no significa que su tiroides se va a atrofiar. No vaya a creer todas están noticias alarmistas, es como funciona la prensa. Fíjese, la prensa, cuando usted abre el periódico, le garantizo que usted solamente va a encontrar malas noticias; todos los periódicos solamente venden malas noticias.

De hecho si usted quiere estar más contento con la vida, evite las noticias, evite los noticieros, evite el periódico, porque allá afuera, desde que yo me acuerdo, tengo 66 años de edad, pero desde que yo tengo uso de razón me acuerdo que nunca he visto un periódico con buenas noticias, todas son malas noticias. Decapitaciones, abusos, problemas y demás; o sea que los periódicos y todos los medios de comunicación se dedican estrictamente a las malas noticias, de hecho como el estrés engorda, estar leyendo las noticias y viendo todo eso negativo, porque no se publica nada de lo bueno. Si usted hace algo bueno, definitivamente que no lo van a publicar. Y si lo publican va a salir en la última página, en una letrita pequeñita que casi nadie lo vea.

Entonces, básicamente, no se crea usted el cuento, de porque usted come un poco de brócoli o un poco de repollo, usted e va dañar la tiroides. ¡No es así!, el cuerpo humano bajo condiciones normales tiene un nivel de tolerancia; no hay ningún problema, a lo mejor usted llega a un sitio y le dicen ¡no!, le voy a dar un poco de splenda, que es sucralosa, pues yo no estoy a favor de la splenda ni de la sucrosa, pero tomarse un poquito, no significa que usted va a quedar muerto ahí, ni todo ese tipo de cosas, porque el cuerpo humano no funciona así. El hígado que está aquí, cuando esta saludable, pues eso desintoxica.

Claro, cuando usted empieza una sustancia que daña, que puede ser dañina y que puede ser goitrógenos y los usa todos los días, todos los días, todos los días, todos los días, pues automáticamente va a tener problemas, es como por ejemplo, se dice que los franceses tienen menos ataques al corazón que los americanos y eso está comprobado; menos de una tercera parte de los ataques al corazón de los franceses.

Hay investigadores que dicen, bueno, el francés tiene menos ataques al corazón, porque todos los días se toma una copita de vino, está bien, el vino tiene una cosa que se llama resveratrol, que es un antioxidante y puede ayudar a eso, pero, si un francés empieza todos los días a tomarse 2 botellas de vino, pues le da cirrosis; así que el problema no es el vino necesariamente, el problema es la cantidad. Y lo mismo pasa con esto, no crea en los alarmista. Simple y sencillamente ocúpese de mantener su cuerpo bien hidratado, de saber qué cosas son dañinas si usted las sigue repitiendo y las evita. Y así usted está en causa y no esta en medio ni en terror porque otro quiera ponerlo a usted en peligro. Y eso se los comento, porque la verdad siempre triunfa.

Frank Suárez

Especialista en Obesidad y Metabolismo